www.elmundofinanciero.com

LES ACUSAN DE TRES DELITOS DE PREVARICACIÓN, FALSEDAD DE DOCUMENTOS PÚBLICO Y OTRO CONTRA LA INTEGRIDAD MORAL

Imputan a una concejala del PP de Galapagar a la que acusan de perjudicar a un policía

· El Juzgado investiga a la entonces delegada de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Galapagar por firmar resoluciones para perjudicar a un policía local

La concejala María del Amor Santos (PP), acusada de 'mobbing' contra un policía en el Ayuntamiento de Galapagar.
La concejala María del Amor Santos (PP), acusada de "mobbing" contra un policía en el Ayuntamiento de Galapagar.
El Partido Popular de Galapagar se enfrenta a una nueva imputación en su equipo de gobierno. Un juez investiga a la concejala de Hacienda y Economía, María del Amor Santos, por tres presuntos delitos de prevaricación, falsedad de documentos públicos y otro contra la integridad moral. También está imputado el que fue jefe de Policía del mismo municipio, Juan Manuel González, por presuntos delitos de prevaricación y contra la integridad moral de un policía. “Estuve vigilando zonas que nunca se habían vigilado. A veces, a temperaturas de -7º C y -8º C. Tenía que ir anunciando y apuntando en cada momento mi situación, a veces cada cinco minutos. Todo ello, me dijeron, para que no protestara y se me oxigenara la cabeza”, denuncia el policía, que no quiere dar su nombre y que habría sufrido además "mobbing" o acoso laboral. El agente objeto de estos presuntos delitos pidió una segunda actividad al cumplir los 60 años, en 2011, pero le fue denegada. La segunda actividad, según la ley, está destinada para que policías que han cumplido determinada edad puedan permanecer en activo de acuerdo a sus aptitudes físicas y psicológicas. Se concede en la práctica totalidad de los casos, pero a él se la denegaron y continuó trabajando. Este policía denuncia que se le tuvo sometido a un trato “humillante y degradante, que deambulaba solo por la calle a temperaturas bajo cero, vigilando unas instalaciones que nunca se habían vigilado”, según la querella presentada.


Por todo ello, el juez ha decidido imputar a la concejala de Hacienda y Economía del Partido Popular de Galapagar, María del Amor Santos, que por entonces era delegada de recursos humanos y al exjefe de Policía de dicho municipio, que ahora ocupa el mismo puesto, pero en el distrito de Hortaleza, en Madrid. Algunos grupos políticos de la localidad ya han advertido que van a pedir la dimisión de la concejala, al menos, mientras esté imputada, y se esperan reacciones de Ciudadanos, que apoyó al Partido Popular para que Daniel Pérez (PP), renovara alcaldía.

Desde el Ayuntamiento, el grupo del Partido Popular no quiere reconocer los hechos y ha cerrado filas con su concejala, que forma parte del actual equipo de gobierno municipal, y argumentan que se trata solo de “una venganza” por parte del policía, del que dicen fue "sancionado en varias ocasiones", y que ha decidido llevar “un asunto puramente administrativo por la vía penal”, aunque el juez encargado del caso no solo ha abierto diligencia, sino que ha imputado a los acusados, que se enfrentan a sanciones, indemnizaciones e incluso la inhabilitación en el desempeño del cargo público, lo que podría llevar al Policía Juan Manuel González, que fue jefe en los años de los hechos, a perder su puesto de trabajo. En el caso de que la edil María del Amor Santos fuera condenada, a parte de tener que hacer frente a las cuantiosas indemnizaciones a abonar al Policía denunciante, tendría que abandonar el Consistorio y volver a su trabajo anterior, siempre que no fuera como funcionario público.






¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.