www.elmundofinanciero.com

DE VUELTAS AL CONSENSO DEL 92

El último enfrentamiento entre China y Taiwán agranda su distanciamiento y conduce a la suspensión de las comunicaciones

El último enfrentamiento entre China y Taiwán agranda su distanciamiento y conduce a la suspensión de las comunicaciones
Ampliar

· Por Joaquín Cañas, corresponsal el Taiwán

Los sucesos acaecidos el pasado 25 de junio, cuando Camboya detenía a 25 taiwaneses sospechoso de fraudes telefónicos y aceptaba su extradición directa a China -en vez de a Taiwán- han sido el detonante para un empeoramiento notable de las relaciones entre China y Taiwán. Desde entonces ambos países han suspendido las comunicaciones. Ambos bloques chocaron ya en abril por asuntos similares, cuando Kenia y Malasia hacían lo propio extraditando taiwaneses a china. En esta ocasión, la situación ha llegado más lejos, y además ha ocurrido todo en un momento en el que la presidenta taiwanesa se encuentra fuera de la isla, viajando por el continente americano en el que es su primer viaje al exterior.
El último enfrentamiento entre China y Taiwán agranda su distanciamiento y conduce a la suspensión de las comunicaciones



En realidad, el asunto viene de lejos y es de raíz profunda. Recordemos que en el tradicional imaginario Chino, el de China Continental, la isla de Formosa ha sido siempre una provincia más, y nada que no sea eso cabe ser considerado. Taiwán, sin embargo, alentado especialmente en los últimos tiempos por el sentimiento patriótico y nacionalista del nuevo gobierno -encabezado por Tsai Ing wen desde el pasado 20 de Mayo-, busca convencido los mecanismos para avanzar en el proceso independentista que lleve a la isla a la constitución de un país abiertamente reconocido por todos. Y ese es el imaginario para la gran mayoría taiwanesa.

Por lo tanto, aferrados a su particular forma de entender la realidad, pareciera que cualquier esfuerzo por considerar otra opción que pudiera agradar al contrario ya no entra en ningún escenario posible. En el tira y afloja de hermanos nadie quiere perder.

Para China y Taiwán el “Consenso de 1992” había guiado las políticas y la agenda política en los últimos años, era el pilar de contención, el comodín sobre el que ambos reconocían la integración de territorios en una gran “China”, cada cuál con su propia interpretación. Sin embargo, a día de hoy dicho consenso es papel mojado en manos del nuevo gobierno taiwanés, el cuál efectivamente reconoce el encuentro de 1992 como un hecho histórico pero parece no estar tan de acuerdo en su contenido.

Desde Pekín insisten al gobierno taiwanés en la consideración y aceptación de los términos del Consenso de 1992, de modo que puedan continuar con los lazos bilaterales propios de los últimos años.

Puede que los medios taiwaneses no reportaran de un modo destacado los sucesos ocurridos el sábado, desbordados por la situación vivida recientemente en Reino Unido, pero los hechos no dejan de ser menos importantes en la región y seguramente traerán nuevos escenarios –ciertamente impredecibles- en el futuro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.