www.elmundofinanciero.com

NUESTRO PAPEL EN TODO ESTE FOLLÓN

¿Qué puede hacer un español de a pie?
Ampliar

¿Qué puede hacer un español de a pie?

· Por Enrique Miguel Sánchez Motos, Administrador Civil del Estado

Ante el proceso independentista hay unos hechos recientes innegables: el referéndum del 1.O y la, última, Declaración de Independencia del 27.O. Asimismo en ese mismo día, unas horas más tarde, el Senado, en el marco del 155, dio autorización al Presidente Rajoy para aplicar unas potentes medidas en defensa del interés general. Inmediatamente después, tras un rápido Consejo de Ministros, el Presidente Rajoy hizo una declaración pública en la que comunicaba el cese del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y de todos los Consellers miembros de su Gobierno, de cuyas competencias se ocuparán a partir de ahora los Ministerios de cada área para poner en marcha la ejecución de las medidas que autorizó el Senado. Además, comunicó la disolución del Parlament catalán y la convocatoria de elecciones autonómicas en Cataluña para el próximo 21 de diciembre.

De todos estos hechos, el que más revuelo ha provocado ha sido, sin duda, la celeridad de la convocatoria de elecciones que nos ha pillado a todos por sorpresa. Por un lado, parece ser que PSOE y Ciudadanos las deseaban para finales de enero de 2018 por lo que su anticipación no parece ser debida a presiones de ninguno de estos partidos. Por otro, el sentir general, el sentido común parece coincidir en que, tras una situación tan grave, tras un golpe de Estado, en el que se cree se han cometido delitos de desobediencia, prevaricación, malversación, sedición y rebelión, habría que haber esperado al menos los seis meses de plazo que concedió el Senado a fin de poder plantear y avanzar en la resolución de las querellas por esos delitos tan graves en los cuales hay un gran número de autoridades implicadas. Si la democracia sólo cabe bajo el imperio de la ley es obvio que recuperar la legalidad constitucional exige identificar los presuntos delitos cometidos y urgir y apoyar la actuación de la Justicia.

Además el golpismo independentista ha puesto en evidencia lo que ya se percibía: el odio a lo español, manifestado en la voluntad de eliminarlo de la educación, de la administración pública y, si posible, de la calle. El “procés” no ha sido otra cosa que la gota que ha colmado el vaso del veneno antiespañol. Sin embargo, el intento fracasado de golpe de estado ha sido al final una oportunidad para que los españoles catalanes y no catalanes se revuelvan contra una situación en la cual cada vez son más numerosas las voces que denuncian la marginación, la coacción a que son sometidos en la Cataluña actual.

El 155 ha permitido unas potentes medidas pero ¿qué se pretende hacer con las mismas en el periodo electoral que se tiene por delante? Se ha dado la orden de extinción de las “embajadas catalanas en el extranjero pero ¿se va a implementar de forma inmediata? ¿Se va a colocar en sus puertas un cartel que diga “cerrada por orden del Gobierno español”? ¿Se va a dar orden de que se cumplan de inmediato las STJC y del TS en materia de educación en castellano? ¿Se van a revisar y modificar de inmediato todas las órdenes, circulares internas y prácticas que permitan o promuevan el adoctrinamiento antiespañol? ¿Van a ser identificados y expedientados en su caso los directores de colegios que colaboraron con el 1.O? ¿Se va a suspender, en tanto no se acuerda su supresión definitiva, la imposición de multas por rotular sólo en castellano? ¿Se va a dar orden de que las calles se rotulen en su lado derecho en catalán y en su lado izquierdo en castellano o viceversa? ¿Se va a dar orden que se aplique de inmediato la ley de banderas y que la bandera española se ubique en el lugar preferente que le corresponde? ¿Se va a bloquear el pago de todo gasto ilegal que haya promovido el independentismo? ¿Se van a revisar las subvenciones concedidas para garantizar que se usan con diligencia y que contribuyen a la convivencia de democrática que establece el preámbulo de nuestra constitución? ¿Se van a realizar actos de desagravio a las FCSE y de reconciliación y colaboración entre ellas y los Mossos? ¿Se van a organizar patrullas conjuntas para que esa colaboración se ponga de manifiesto? Etc.etc

En suma ¿qué podemos hacer los españoles de a pie? Bastantes cosas están en nuestra mano. Os sugiero algunas. En primer lugar, plantear interrogantes similares a los anteriores para orientar a la acción del Gobierno en Cataluña. En segundo lugar, difundirlos por las redes a todos los ciudadanos independentistas y no independentistas; hoy las redes tienen mucho poder y los políticos son muy sensibles a ellas. En tercer lugar, reclamar la unidad de acción entre los partidos políticos e instituciones no independentistas pues la unidad de España no es negociable y, finalmente, en cuarto lugar, resaltar nuestra profunda creencia en la solidaridad entre todos los ciudadanos y territorios de España; resaltar que compartimos una realidad histórica, con sus luces y sus sombras, que nos ha traído hasta aquí y que nos da la oportunidad de demostrar que a pesar de la gravedad de las tensiones que podemos superarlas y recomenzar. Como decía Celaya “somos turbia y fresca un agua que atropella en sus comienzos”

En la redacción de este medio disponen de mi email personal en el que estoy a disposición de todo el que lo desee.

¡Viva Cataluña y Visca Espanya!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.