Diario actualizado de economía y finanzas - International Journal of Economics & Finance
14 de noviembre de 2019, 13:33:19
Análisis y Opinión

TRAS LA CUMBR DEL G7


Aproximación a los resultados del G7: más inquietudes que certezas

· Por Stephanie Kelly, economista política de Aberdeen Standard Investments


El G7 de este año ha reforzado la preocupación de que la búsqueda del consenso multilateral de la década anterior está falleciendo. Mientras que en la crisis financiera estas reuniones fueron una oportunidad para que los principales líderes mundiales se reunieran y fomentaran la confianza en la economía mundial y en las normas políticas liberales, los últimos años han representado todo lo contrario. Hoy, en lo que respecta a los inversores, el G7 de 2019 se centraba principalmente en dos países que se encontraban en el centro de una posible ruptura del consenso comercial mundial: el Reino Unido y Estados Unidos. Para aquellos que ven la primera incursión de Boris Johnson en la esfera internacional como Primer Ministro, se requiere cierta lógica. Aunque la atención se ha desplazado hacia un acuerdo comercial entre el Reino Unido y Estados Unidos, nos sentimos escépticos sobre la magnitud y la rapidez de dicho acuerdo; este fin de semana hemos reafirmado que, como ha admitido Johnson, que cualquier acuerdo entre el Reino Unido y Estados Unidos se demoraría un cierto tiempo.


Mientras tanto, la preocupación por un brexit sin acuerdo va en aumento y con razón: los comentarios de Johnson de que un trato era posible pero incierto no hicieron más que reforzar este temor este fin de semana. Sin embargo, el centro de atención de la economía mundial es Estados Unidos. El presidente Trump entró en el G7 tras una tormenta de twitter, en la que aumentó las tensiones con China y criticó al presidente de la Reserva Federal, Powell. Añada a esto sus demandas para que Rusia vuelva a la mesa del G7 y sus comentarios que califican la pertenencia a la UE de "ancla" para el Reino Unido, y una cosa está clara: Trump no está interesado en la construcción del consenso multilateral del pasado. Para los inversores, la historia subyacente es la del proteccionismo entre las dos economías más grandes, que pesa sobre el ánimo y crea volatilidad en los activos de riesgo.

EL MUNDO FINANCIERO.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elmundofinanciero.com