Diario actualizado de economía y finanzas - International Journal of Economics & Finance
5 de julio de 2020, 23:04:10
Análisis y Opinión

ANALISIS DE MONEX EUROPE


La FED y el BCE no reaccionan aún ante potencial impacto económico del coronavirus

  • Por Olivia Álvarez, analista de Monex Europe

By Redacción

El BCE y la Fed trazaron otra línea roja sobre la potencial adición de soporte monetario. Aunque en ambas economías, los riesgos al panorama económico permanecen sesgados a la baja a raíz del potencial impacto económico del coronavirus a nivel global, ambas instituciones se mantienen en defensa de una postura neutral de la política monetaria por el momento.


En el caso de la Fed, el contrapeso de mayor relevancia para una posible reducción adicional de los tipos se refiere a la favorable dinámica del mercado laboral norteamericano. A pesar del bajo registro de desempleo en el país, el volumen de negocios en la economía continúa absorbiendo fuerza de trabajo a un ritmo considerable, lo que se traduce a mayores presiones salariales e inflacionarias. Con expectativas de un repunte en la evolución de los precios a la meta anual de 2% en los próximos meses, la Fed congela las perspectivas de reducción de los tipos por el momento mientras se mantiene vigilante de los potenciales efectos del coronavirus.

Por su parte, Christine Lagarde afianza la preocupación sobre los riesgos asociados a una política monetaria acomodaticia excesivamente prolongada, al tiempo que reitera el llamado a otras políticas activistas y reformas estructurales para estimular el crecimiento económico en la Eurozona. Aunque el BCE ha declarado anteriormente que cuenta con suficiente armamento para rescatar a la economía, entre las líneas de Lagarde se escapa un sesgo a evitar mayor estímulo. Este comunicado, sin embargo, no emana necesariamente de reducidos riesgos sobre el panorama económico de la Eurozona, sino de la reducida efectividad de una política monetaria aún más laxa después de varios años de tipos de interés negativos y amplios programas de expansión cuantitativa.

Los mercados aún juzgan de manera asimétrica las perspectivas de acomodación monetaria de ambas instituciones. Mientras se descuenta al menos un recorte adicional de los tipos de la Fed para mediados de año, para su par europeo las expectativas se mantienen alineadas con la posición actual del BCE. Sin embargo, el par EURUSD se mantiene muy próximo a sus mínimos de más de dos años, y el comunicado de Lagarde añade apenas un soporte marginal a la divisa.

EL MUNDO FINANCIERO.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundofinanciero.com