Diario actualizado de economía y finanzas - International Journal of Economics & Finance
21 de septiembre de 2020, 10:43:56
LIbros recomendados

¿QUÉ ES REALMENTE EL ISBN?


ISBN: ¿por qué aparece en los libros?

By Redacción

¿A la hora de adquirir un libro son muchas las personas que preguntan por él a partir de su ISBN, especialmente cuando se trata de libros de texto; por eso, a continuación te vamos a mostrar qué son y por qué aparecen en este tipo de publicaciones.


¿Qué es el ISBN?

El ISBN es el código internacional para la publicación de libros (International Standard Book Number). Su función es servir como identificador único para las publicaciones, ayuda a sistematizar la producción editorial y a identificar rápidamente un libro en concreto.

Este código facilita la gestión de las distribuidoras y las librerías; además, este identificador no se asocia con una obra en concreto, sino con la edición de la misma. También es importante señalar que, aunque no es obligatorio, muchas librerías no aceptan publicaciones que no lo tengan.

En la actualidad, el coste del ISBN en los libros suele ser de unos 45 euros. Es muy recomendable tenerlo porque, si no, el ejemplar no va a estar en las bases de datos de las librerías y su localización va a ser mucho más difícil, o imposible, de manera que tu publicación no se va a comercializar.

También es importante recordar que este identificador lo tiene que solicitar el editor del libro.

Elementos de un ISBN

Antiguamente, hasta 2006, los códigos ISBN tenían un total de 10 dígitos. A partir de 2007 pasaron a tener 13, utilizando una fórmula matemática específica para calcularlos e incluyendo un dígito final de control que sirve para validar todo el código.

Normalmente, 5 de estos dígitos están separados por un espacio o un guion; además, 3 de estos 5 suelen tener una longitud diferente. A continuación, te mostramos los distintos elementos que siempre componen un código ISBN:

  • Prefijo: 3 dígitos de longitud que solo pueden ser 978 o 979.
  • Elementos de grupo de registro: ayudan a identificar la zona geográfica o área lingüística; pueden tener entre 1 y 5 dígitos.
  • Elemento del titular: permite identificar al editor o la editorial; puede tener hasta 7 dígitos.
  • Elemento de publicación: identifica una determinada edición y el formato de la obra. Pueden ser de hasta 6 dígitos.
  • Dígito de control: último y único; sirve para validar al resto de los números.

Dónde se coloca

El ISBN se coloca junto al código de barras, en el interior del propio libro, al lado de los derechos de autor, los créditos y el copyright. También puedes encontrarlo en la cubierta trasera, en la parte inferior; de esta forma, se facilita el escáner; lo más habitual es que aparecen en los dos sitios, en el interior y en el exterior de la publicación.

¿Para qué sirve?

El código ISBN se utiliza, principalmente, para identificar los libros; además, permite llevar un control del almacén, en relación a las ventas y la cantidad de existencias que hay en él. Este elemento aparece en los libros ya que facilita mucho la gestión y es de mucha utilidad para buscar un ejemplar en concreto.

¿Qué tipo de publicaciones lo usan?

Cualquier libro que esté disponible para el público, gratuito o no, puede utilizar un código ISBN. Además, las publicaciones seriadas, los artículos o los capítulos de las revistas también pueden hacer uso de él.

En el caso de los ebooks, al igual que las publicaciones en papel, su uso no es obligatorio, pero es muy recomendable. ¿Quieres saber qué productos pueden llevar el código ISBN? A continuación, te los mostramos:

  • Libros.
  • Folletos impresos.
  • Publicaciones en braille.
  • Artículos o números
  • Mapas.
  • Películas, vídeos y transparencias
  • Audiolibros en CD o DVD.
  • Publicaciones electrónicas: en soporte físico y en archivo digital.
  • Programas educativos o formativos de ordenador.
  • Publicaciones multimedia.

Ventajas del ISBN

Aunque no es obligatorio, el código ISBN es muy recomendable porque permite sustituir interminables registros y agilizar la localización y venta de los libros. Además, garantiza la recepción inequívoca del ejemplar solicitado y facilita la recogida y actualización de las bases de datos del almacén. A continuación, te mostramos otras de las ventajas de los códigos ISBN:

  • Agiliza la tramitación y el pedido de los ejemplares.
  • Permite su lectura a través del código de barras EAN-13.
  • Permite el seguimiento detallado de ventas y devoluciones y la comparativa entre las distintas ediciones y editoriales.
  • Facilita la recogida y actualización de los directorios y bases de datos.
  • Permite contabilizar los préstamos de las bibliotecas públicas.

En definitiva, el código ISBN sirve, principalmente, para identificar los ejemplares y localizarlos, lo que permite agilizar los trámites de búsqueda y compra; por eso, muchas librerías no aceptan libros que no posean su código ISBN.

EL MUNDO FINANCIERO.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elmundofinanciero.com