www.elmundofinanciero.com

BIENES RAÍCES EN MIAMI

Invertir en Miami, refugio seguro para los que buscan alternativas

Invertir en Miami, refugio seguro para los que buscan alternativas
Ampliar

· La ciudad de Miami, en Florida, EE.UU. es una de las zonas más privilegiadas en lo que se refiere a inversión de bienes raíces

miércoles 07 de septiembre de 2022, 15:52h

Las estrategias para invertir en Miami Florida posibilitan una inversión segura gracias a rentabilidad en el mercado. Estadísticamente, es una de las áreas que mejor mantiene el valor a mediano y largo plazo, por lo que todo lo que se compra y retiene un tiempo en forma de propiedad o inmueble, para después venderlo, cumplirá con su meta monetaria y de retorno de inversión, debido a la alta demanda que se muestra constantemente en Miami. Eso sí, resultará muy conveniente estar asesorados por expertos inmobiliarios en ese país.

Si hay algo que preocupa a los inversores es precisamente la seguridad de sus inversiones. No tanto la seguridad de obtener un rendimiento elevado, a veces se trata tanto solo de no perder dinero. Muchos inversores tampoco buscan que los rendimientos sean rápidos, sino a largo plazo.

Es por ello que el sector inmobiliario mundial es uno de los “cajones refugio” para muchos inversores que solo buscan asegurar su dinero con una propiedad, ya sea en su propio país o, más bien, en otros países como Tailandia, Italia, Grecia, Chipre o, más recientemente, los Estados Unidos de Norteamérica, entre cuyos destinos de inversión sobresalen Miami, en el Estado de Florida.

Para invertir en Miami, no necesariamente hay que ser residente o ciudadano, pueden ser extranjeros de cualquier parte del mundo cumpliendo con algunos requisitos, y comprar a través de una corporación o figura jurídica, que cumpla con las reglas federales del país. La corporación lo adquiere, pero la persona es la dueña del inmueble y existen otras fórmulas como el condominio, cada vez más extendidas en todo el mundo para este tipo de operaciones con extranjeros.

Todos los destinos foco de la inversión extranjera en el sector inmobiliario se han lanzado a depurar sus activos de comercialización, creando no solo nuevas promociones aptas para ese tipo de consumo, sino organizando la fuerza comercial con un apoyo que no solo conoce los idiomas o preferencias de cada uno de los extranjeros que llegan, dependiendo del país de origen, sino fortaleciendo los componentes de los agentes que forman parte de los equipos inmobiliarios. Entre esos componentes están los del cosas que prepara este tipo de fuerza comercial especializada, la centralización de sistemas con webs enfocadas al éxito en varios idiomas, la compensación justa de dichos equipos incluso formando parte del accionariado de las compañías, favorecer entornos que fomentan el desarrollo de las capacidades de los agentes comerciales, su confianza, creatividad, conexiones, credibilidad y, últimamente, productividad y fomentando un ambiente de compromiso y crecimiento hacia el futuro.

Con este entramado, no es de extrañar que este tipo de destinos estén enfocados al éxito de las operaciones y a la satisfacción total del cliente, que busca tener una propiedad fuera de su país con la posibilidad de disfrutarla en el medio o largo plazo o también alquilarla para obtener un rendimiento inmediato que reduce el choque en las finanzas personales.

Existen muchos tipos de estrategias, pero Florida, especialmente Miami, se ha convertido en un gran atractor de inversiones externas en los Estados Unidos, por ser Florida un propio hub internacional de conexiones con el resto del país pero también por su clima, su amplia oferta de ocio y disfrute durante todo el año, y por las facilidades fiscales y administrativas que ofrece este Estado norteamericano.

Muchas personas se lanzan a una amplia diversidad de estrategias de inversión en Florida, desde la compra de promociones nuevas sobre plano, aún sin construir, con un precio más reducido que cuando el edificio está terminado porque lo está finan ciando el propio comprador con su compra fiada a futuro. El promotor se ahorra los intereses del préstamo a la construcción y la financiación del proyecto pidiendo préstamos. Miami adoptó hace unos años el modelo de preconstrucción, el cual consiste en pagar aproximadamente el 50 por ciento antes de iniciar el proyecto, para que en el momento en el que este empiece a ser construido, el 75 y 90 por ciento, ya haya sido vendido, consolidando la venta total, reduciendo las deudas, lo que permite que la economía sea estable.

Otras opciones muy interesantes son las de la compra y restauración de una propiedad, ya sea una casa independiente, un apartamento, o cualquier otra propiedad, transformando en habitables y funcionales propiedades que estaban perdidas. La ventaja es que uno crea a su gusto el ambiente de su preferencia, y rehabilita y recalifica una propiedad que compró por mucho menos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios