www.elmundofinanciero.com

UNA BODEGA RECIENTE PARA UN VINO ACTUAL

El gitano pelirrojo esperando sólo en la sala de urgencias

El gitano pelirrojo esperando sólo en la sala de urgencias

Los resultados de experiencia, buen hacer y toda nuestra ilusión están haciendo de Viña Santa Marina una importante bodega en el mundo

martes 21 de octubre de 2014, 14:31h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Este vino es fruto de una idea hecha realidad con muchas ganas e ilusión. Buscando un vino atípico pero a la vez sencillo, el chef Fernando Limón (de La Sopa Boba), buscó entre sus raíces para volver a la tierra de Extremadura, y en este caso a una pequeña bodega cerca de Mérida fundada en 1999. Con la ayuda de sus enólogas dio con el caldo que buscaba, y con la de nuestra creativa, con una imagen diferente y actual, muy alejada de Chateaux y Marqueses, en busca de nuevas generaciones. Viña Santa Marina fue fundada en el año 1999. Fueron las raíces extremeñas de sus propietarios las que hicieron creer que Extremadura, y concretamente a 8 Km. de Mérida, era, sin lugar a dudas, el sitio idóneo para desarrollar un nuevo y singular proyecto.
El gitano pelirrojo esperando sólo en la sala de urgencias

La elección de la finca, una extensión de 200 ha., arrastradas a los pies de una sierra, Lamoneda, donde se extienden 80 ha. de bosque mediterráneo perfectamente conservado: encinas, alcornoques, madroños, acebuches, jaras y una enorme variedad de arbustos que embellecen, alegran con sus colores y envuelven con sus aromas. Es un paisaje de una gran belleza: sierra, bosque, bodega y viñedo, que realmente no dejan indiferentes a nuestros visitantes. Si realzan y embellecen las encinas y alcornoques, las 61 ha. de viñedo dan frescor, rodeando y arropando nuestra bodega, casa de campo, cortijo grande, sencillo, austero, extremeño. Los resultados de experiencia, buen hacer y toda nuestra ilusión están haciendo de Viña Santa Marina una importante bodega en el mundo. Creciendo continuamente hacia la calidad y a hacerse un sitio en el mercado del vino.

Para llevar a cabo este proyecto, se eligió un paraje espectacular a los pies de la Sierra de Lamoneda y precisamente en donde, según investigaciones recientes, estuvo ubicada la finca de la familia del General romano Máximus. Allí se elaboraban vinos que estuvieron de moda en Roma. Veinte siglos después, partiendo de un viñedo singular, combinando la técnica más moderna y los métodos artesanales más adecuados, se elaboran y obtienen unos vinos excepcionales, en la bodega que está situada entre los viñedos.

Las viñas

Se entra en un área rica y se recorre siguiendo la Vía de la Plata (A-66) todo el viñedo de Viña Santa Marina. Se tiene la sensación de ir cruzando entre sus calles desde el norte al sur de la finca. Dividida en numerosas parcelas, hasta 32, según el tipo de suelo y su situación en la finca, se busca con ello tipificar uvas y, por tanto, caracterizar nuestros vinos. Una original elección de variedades, Petit Verdot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Syrah, algo de Merlot y Viognier, para marcar diferencias. Con ellas elaboramos tanto monovarietales como buenas combinaciones que hacen que nuestros vinos sean tan atractivos.

El suelo de origen granítico, es de estructura arenoarcillosa, de profundidad moderada con zonas de abundante canto que favorecen el drenaje. En la finca se diferencian hasta tres zonas, que tipifican los vinos y que son complementarias: una zona de ladera con predominio de canto, otra ladera con menos canto y las zonas bajas. El clima es típico mediterráneo, temperaturas frías en invierno y veranos largos y cálidos. En cuanto a las lluvias, abundantes en primavera y otoño, veranos secos que alejan las enfermedades del viñedo.

La plantación: las 61 ha. de viñedo están conducidas en espaldera. Cambiamos las distancias entre plantas y calles, y así tenemos diferente ventilación, luminosidad, densidades de plantación, etc… y todo esto, cada elección, afecta a las plantas desde su brotación pasando por su desarrollo hasta llegar a la vendimia y, consecuentemente, a la diferenciación de los vinos. La viña no es “una gran bebedora”, sin embargo, necesita una justa cantidad de agua. Por eso, cuando las lluvias no son suficientes, se apoya con suaves riegos. Con la idea en nuestro pensamiento de un buen vino, aplicamos modernas técnicas de viticultura, buenos cuidados y, esta tierra, nuestra tierra, que, por su climatología, mantiene sana la viña, hace el resto.
  • FICHA TÉCNICA:
  • Denominación: Vino de la tierra de Extremadura
  • Variedades: Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Syrah
  • Enólogas: Yolanda Piñero y Mª Ángeles Castilla
  • Orientación del viñedo: Norte-Sur
  • Temperatura media: 6/8º en invierno y 25º en verano
  • Tipo de terreno: areno-arcilloso
  • Irrigación: riego por goteo de apoyo
  • Densidad vid/ha: 3.300 plantas
  • Edad del viñedo: 13 años variedades francesas y 30 Tempranillo
  • Rendimiento por ha: 48-50 hl/ha
  • Vendimia: manual y mecánica, mediados de septiembre
  • Tipo de poda: cordón doble
  • Elaboración: maceración pre-fermentativa y después hasta 26º la fermentación alcohólica de uvas despalilladas y remontados manuales en depósitos de acero inoxidable, filtración por tierras diatomeas cuando sale de la estabilización por frío.
  • Envejecimiento: 9 meses en barrica de roble francés y americano de tres años
  • Contenido de alcohol: 13/14% vol.
  • Temperatura recomendada: 16-18ºC
  • Notas de cata: vivo, brillante, impetuosas frutas, de rica textura y un sutil recuerdo final de vainilla y torrefactos.



El gitano pelirrojo esperando sólo en la sala de urgencias
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (8)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

1 comentarios