www.elmundofinanciero.com

ETA Y EXABRUPTOS

La plaga de los malos políticos desapercibidos

Enrique Calvet, eurodiputado.
Enrique Calvet, eurodiputado.

· Por Enrique Calvet, eurodiputado

lunes 02 de mayo de 2016, 19:39h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Quienes tengan la increíble paciencia de leerme de vez en cuando sabrán que repito a menudo que la política, por muy vilipendiada que esté, es fundamental para nuestras vidas y que muchas de las dichas y desventuras sociales que tenemos son consecuencia de políticas del pasado, inevitablemente. Es como la cirugía de bisturí, muy asquerosa, pero indispensable. Frivolizar y hacer chanzas está muy bien para la barra del café, pero quitarle seriedad e importancia a la política es inconciencia culpable en democracia, porque la política no pasará de nosotros y nos condicionará el futuro. Y otra idea que repito es que , a veces, lo de mayor repercusión para el futuro pasa desapercibido, o es ocultado, frente a aspectos muy morbosos o muy escandalosos.





En estos días, un par de acontecimientos vuelven a no quitarme la razón. El martes, el criminal convicto Otegui, ha paseado sus reales y su minimalista mensaje de odio, racismo y enfrentamiento disgregador por el Parlamento Europeo. Algunos hemos protestado al Presidente y hemos hecho un minuto de silencio por pura vergüenza. Se critica, por supuesto, el vomitivo apoyo del ex europarlamentario Pablo Iglesias al criminal convicto y sus maniobras malintencionadas. Pero repasemos un poco el pasado de políticos que tienen y tuvieron Gobierno y la reacción ciudadana.

¿Qué se podía esperar después de que un improbable jefe de Gobierno socialista dijera que Otegui es un hombre de paz? Así, con un abyecto par de narices. Ah! Que nos hemos olvidado… Pues yo me fui del PSOE al que pertenecía desde 1977, Rosa Díez también. ¿Quién más? Ahora hincha el pecho el Presidente Rajoy porque él sí condena la presencia del criminal convicto en el templo de la democracia europea. Muy bien. ¿Cuál Rajoy? ¿El de Bolinaga? ¿El que no recurrió la legalización de Bildu incumpliendo su promesa? Seamos serios. Esas decisiones son las que acarrean estos lodos, no el electoralismo de tertulia.

Y hablemos de lo que pasa desapercibido. Muy pocos sabrán que la semana pasada el Gobierno en funciones aprobó que no se despolitizara la propiedad y gestión de Kutxabank que seguirá siendo un instrumento financiero en manos del …PNV! Decisión que se ha tomado en contra de lo comprometido con “la troika” que exigía la despolitización de los bancos surgidos de la crisis de las Cajas de Ahorro, por mero interés politiquero a corto, y caso único en España. Con todas las demás regiones se cumplió con la despolitización. El papel de las autoridades españolas ha sido incluso rebajar la garantía de un fondo de reserva que se pedía en 700 millones a 239 millones para facilitar el regalo. Por si alguien no lo recuerda el PNV es un Partido que aspira a tener “relaciones bilaterales” con “España”, brutalidad anticonstitucional, a quitarnos a los demás el derecho democrático a decidir, a seguir trabajando desde posiciones de Estado contra una España de libres e iguales hacia la secesión. Un Partido supremacista (léase a Sabino Arana) que trabaja abiertamente para mantener españoles de distintas categorías con distintos derechos.

A ese Partido le han regalado un banco sin ningún motivo para el bien común pero para que haga política con él.Una manera de preparar futuros acuerdos poltroneros…. En el futuro esa gestión política fracasará como siempre en la historia, y habrá sido utilizado para la política secesionista y no casarán las cuentas y tendremos que volver a apoquinar todos para restablecer algo de sensatez… o para la salvación de otros nuevos malos políticos… Eso lo pagarán nuestros hijos o nuestros nietos. Pero se ha decidido ahora. Por un gobierno del PP en funciones. Igual que pagamos hoy la célula cancerígena de nuestra Constitución , que ha hecho metástasis, y que se llama concierto vasco-navarro. Eso lo hicimos antes y lo pagaremos mucho tiempo. Y es que los malos políticos y las malas políticas son como la malaria, no se nota cuando te pican, pero te persigue toda la vida. Y cuando en una Nación hay una proliferación intensa e inusual de malos políticos , se convierte en pandemia letal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (6)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.