www.elmundofinanciero.com

POPULISMO Y DESCONEXIÓN CIUDADANA

La política debe conectar con el pueblo

La política debe conectar con el pueblo

· Por Enrique Miguel Sánchez Motos, Administrador Civil del Estado

By Enrique Sánchez Motos
sábado 12 de noviembre de 2016, 07:57h
Los resultados de las elecciones en Estados Unidos han sorprendido a muchos. Las previsiones más frecuentes en los medios de comunicación indicaban una ventaja creciente para Hillary Clinton la cual tan sólo en las dos últimas empezó a ser recortada por Donald Trump quien, de todas maneras, parecía el claro perdedor. La sorpresa ha sido grande cuando Trump ha resultado elegido como futuro Presidente de Estados Unidos aunque el total de votos recibidos, 59,6 millones, haya sido algo inferior a los 59,8 de Clinton. ¿Cómo ha podido pasar esto, se preguntan los analistas? ¿Cómo un candidato aparentemente un tanto excéntrico, poco presentable y rudo ha podido derrotar a la preparada candidata del establishment, de la política, de la “casta”? El pueblo americano no está constituido por una mayoría de desfavorecidos que viven en usa sociedad subdesarrollada. Es además un pueblo con una cultura centrada en el mercado, el esfuerzo personal, la libertad y el valor de la verdad (ni a los acusados les está permitido mentir en sus declaraciones). Aun con todas las deficiencias que pudieran señalarse respecto a la escasa protección social en materia de sanidad y en otras áreas, el pueblo americano tiene un paro del 4,9% frente al 19,3% de España, datos de septiembre de 2016, y una cultura democrática consolidada. Por tanto ¿por qué han votado a Trump?




La realidad es que la casta política muchas veces se aleja del pueblo y evita los temas políticamente incorrectos. No quiere desgastarse analizándolos. Prefiere adoptar un perfil bajo sin mojarse demasiado y, si posible, mirar para otro lado. En nuestra España, se sabe que tenemos un grave problema de déficit público, gastamos más que recaudamos, sobre el cual Bruselas nos ha dado un ultimátum pero ¿qué partido se atreve a proponer que se intente un pacto nacional sobre este tema? ¿Y las pensiones, cómo garantizar su futuro? Tenemos 9,5 millones de pensiones (jubilación, viudedad, orfandad, incapacidad permanente, otras) y 8,6 millones de pensionistas que son 8,6 millones de votantes y que reaccionarán cada día con más intensidad ante los partidos que no las garanticen.

¿Y el desempleo? Tenemos 4,3 millones de parados. ¿Cómo crear empleo para ellos? El sector privado es el que aporta el 83% del empleo total y debe ser el principal creador de puestos de trabajo. Pretender que sea el sector público el que lo haga implicaría retroceder a tiempos de Franco, a la época del Instituto Nacional de Industria en el que se integraban muchas de las grandes empresas (SEAT, Endesa, siderúrgicas, petroquímicas y otras), estructura empresarial que fue en gran medida privatizada en tiempos del PSOE para adaptarse a modelos más eficientes habituales en Europa.

Ahora bien ¿cómo hacer que las empresas creen empleo? Lo primero es tener en cuenta la estructura empresarial española: 3.150.000 empresas de las cuales 1.700.000 tienen un solo trabajador, el autónomo, 1.300.000 entre 2 y 9 trabajadores, 70.000 entre 10 y 19 y 60.000 más de 20 trabajadores. ¿Qué tipo de marco laboral debe existir para promover la creación de empleo por el sector privado? ¿Cuáles son los modelos europeos más eficaces? ¿Cómo compaginar la protección social con el estímulo al emprendimiento y a la creación de empleo?

Si se desea que el pueblo verdaderamente tome partido hay que explicar todos estos temas y sugerir soluciones realistas y adecuadas. ¿No se habla de transparencia? Pues pongan los partidos cada uno sus ideas sobre la mesa, también el populista Podemos. ¿O queremos que Bruselas nos recete la amarga medicina que las acciones de Varufakis y Syriza propiciaron para Grecia?

Hay muchos temas que al pueblo le gustaría que le fueran explicados con sentido común. Los tratados europeos de libre circulación de personas no fueron creados para que grupos de personas acampen en los parques públicos y agoten los recursos de protección social sin mostrar deseo alguno de integrarse. No importa el país del que procedan ni la etnia a que pertenezcan en su caso. Lo que el sentido común del pueblo dice es que eso no puede seguir así ¿O sí?

¿Cabe, igualmente, decir que somos españoles y que la soberanía reside en el pueblo español y que, sin embargo, en territorios de nuestro país se esté activamente marginando a nuestra lengua común? ¿Debería el PSOE recrear al PSOE en Cataluña y separarse del PSC? ¿Es tolerable que, en nuestras calles, puedan circular personas con la cara totalmente cubierta? Etc. En suma, hay muchos temas sobre los cuales los partidos no sólo evitan pronunciarse sino que tampoco son capaces de promover un gran debate nacional para forzar a que cada partido diga al pueblo lo que piensa.

En lugar de asumir ese compromiso, los partidos políticos frecuentemente pretenden rellenar su existencia política, y su imagen en los medios, centrando sus debates en la crítica destructiva al adversario, pretendiendo ignorar lo que hay en el lado propio y evitando entrar en el terreno movedizo de formular propuestas concretas. Y esa actitud de casta poco comprometida es cada día más percibida por el pueblo.

Política y Pueblo. Suena a PP y desde luego, en Política, el PP de Rajoy está jugando muy bien sus bazas y toma en cuenta temas económicos claves, pero le queda mucho por hacer para acercarse al Pueblo. Una cosa es que los votantes antes la incertidumbre económica, los problemas del nacionalismo y otros opten, en muchos casos, por el llamado voto útil pero otra cosa es que el PP conecte realmente con el pueblo.

Ahora bien esa desconexión del pueblo no es monopolio del PP. Todos los partidos en España deberían aprender de la sorpresa que ha dado el populismo en las elecciones de Estados Unidos, y en otros países, y desarrollar una acción política en la que el pueblo pueda ver que se abordan los grandes problemas, que se ponen a debate y que se formulan propuestas. El tiempo social parece cada día más veloz y sólo la claridad y el realismo son antídotos adecuados para la confusión y el populismo.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(1)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios