www.elmundofinanciero.com

UN MUSICAL DE TODOS LOS TIEMPOS

¡Quiero vivir en América!

¡Quiero vivir en América!
Ampliar

· West Side Story: un espléndido musical de los de antes para los millenials de hoy

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
(Por Mariano Velasco).- Reconocido como uno de los mejores musicales de todos los tiempos - si no como el mejor - una rejuvenecido West Side Story llega al Teatro Calderón de Madrid en una versión que, por primera vez en España, respeta íntegramente la original que se estrenó en Broadway hace la friolera de sesenta años. Con unas letras, eso sí, muy acertadamente traducidas al castellano, de canciones míticas como “María”, América” o “Tonight”, brillantemente interpretadas y en su caso, espectacularmente coreografiadas. Ayudado por el trasfondo de una historia que desgraciadamente es tan de antes como de ahora, y que pudiera resumirse en algo tan simple y visceral como el odio al diferente, este Romeo y Julieta trasladado a las calles de Manhattan acaba siendo válido también para este siglo XXI, y no es de sorprender que entusiasme como está entusiasmando en Madrid a las nuevas generaciones de millenials, tan alejados en cuanto a gustos musicales de un espectáculo con un aroma tan de los años 50 ¡del siglo pasado!
¡Quiero vivir en América!

Es muy de agradecer la fidelidad que esta versión española mantiene a la partitura original de Leonard Bernstein, espléndida por lo que tiene de fusión de música latina, ópera, jazz y comedia musical norteamericana, y que se haya evitado la siempre jugosa y tentadora alternativa de la adaptación a la modernidad. El resultado es un musical sublime que no cojea por ninguna de las tres patas básicas en todo espectáculo de este complicado género teatral: su partitura, su coreografía y su interpretación.

El punto de partida es, para quienes no lo recuerden o sean insultantemente jóvenes, la rivalidad entre dos bandas: los Sharks, primeros emigrantes puertorriqueños asentados en Manhattan que, citando la letra de la canción, quieren “vivir en América”; y los Jets, que se creen con derecho a decidir quién puede vivir en ese país y quién no por el hecho de haber nacido allí, aunque sean al final descendientes de emigrantes polacos. Mientras unos y otros se disputan un territorio - las calles de Manhattan - que creen adquirido por derecho propio, en medio de la violenta tensión más o menos contenida entre ambas bandas, excelentemente reflejada en los bailes y las coreografías, acabará surgiendo la esperanza del amor, lo que no evitará, no obstante, la esperada tragedia que se avecina.

Con un equipo magnífico de bailarines en el que lo que más brilla es precisamente el trabajo de grupo en todas y cada una de las coreografías, esta versión española de West Side Stoy despunta también por la sobresaliente voz de su pareja de protagonistas, Javier Ariano (Tony) y Talía del Val (María), y por la presencia de una tercera en discordia, Silvia Álvarez (Anita), que brilla con luz propia con un descaro interpretativo digno de admiración. Si los dos primeros destacan por su excelente técnica vocal, la tercera deslumbra con una actuación completísima en todas las facetas, ocupando por derecho propio el primer plano de la escena junto a la pareja de protagonistas.

Especialmente destacable en el conjunto de la obra es la espectacular coreografía del mambo (The dance at the Gym), con una veintena de bailarines y bailarinas luciendo su llamativo vestuario al ritmo de la orquesta del foso, acompañada por la sección de vientos situada por encima del escenario, formando toda la escena un cuadro perfecto de colorido, música y ritmo que merece la pena disfrutar por sí solo.

En cuanto a la archiconocida América, la escena está aquí interpretada por las chicas con especial simpatía, y el combate entre partidarias y defensoras de volver a San Juan o quedarse en Manhattan se resume en diálogos tan graciosamente traducidos como quiero volver a sus playas/te robarán la toalla o quiero bailar en sus bares/siempre que no te disparen.

Gustará especialmente de West Side Story que no se ciñe a contarnos una dulce y facilona historia de amor de príncipes heroicos y princesas entregadas, sino que arriesga al llevar a escena una mucho más cruda realidad, con personajes llenos de inseguridades, errores, dudas y continuas meteduras de pata, pero que, cargados de humanidad, también son conducidos por el deseo de amar. Ya sea en América o donde quiera que finalmente les dejen sobrevivir.

https://www.westsidestory.es/

¡Quiero vivir en América!
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.