www.elmundofinanciero.com

UNA HORA EN LIBERTAD

El presidente y la condición humana

El presidente y la condición humana

· Por Javier García Isac, director de www.radioya.es

sábado 01 de diciembre de 2018, 10:54h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
La condición humana no debería llevar aparejada la gilipollez de la misma, pero a menudo ambas se confunden con cierta facilidad. La izquierda española se queja y con razón, por el bochornoso espectáculo ofrecido por el Tribunal Supremo, anulando su propia sentencia que condenaba a los bancos a pagar los actos jurídicos documentados a la hora de formalizar una hipoteca. Incluso el gobierno del socialista Pedro Sánchez escenifica su malestar y hace un decreto ley para obligar a que sean los bancos los que paguen este impuesto.

Pedro Sánchez lo tenía más fácil, bastaba con suprimir un impuesto creado por ellos mismos en el año 1993, para dar financiación a las comunidades autónomas. Un impuesto socialista que parece llegado por ciencia infusa y que fueron otros los que lo “inventaron”.

Los socialistas son muy amigos de los impuestos, muy amigos de la banca de este país y muy amigos del dinero ajeno. La banca española nunca ha estado tan cómoda como cuando gobiernan los socialistas. Los mismos socialistas que siempre amagan con impuestos extraordinarios a la banca que nunca llegan, y si lo hacen, los paganos de la fiesta ajena son los clientes, somos los usuarios, que por otro lado, se nos obliga a trabajar con bancos, aunque no queramos. Se nos obliga a tener una nomina domiciliada, se nos obliga a tener tarjetas de crédito, se nos obliga a no tener efectivo, se nos obliga a realizar transferencias, se nos obliga a tener un cuenta corriente para hacer frente a los pagos domésticos, en definitiva se nos obliga a trabajar con bancos y se nos obliga a pagar por todo ello aunque este no sea nuestro deseo.

El que Sánchez diga que obligara a sus amigos de la banca a pagar el impuesto que ellos crearon es mentira, solo creíbles para gilipollas de salón convencidos. Sánchez no obligara a nada, y mucho menos a aquellos de los que depende para su subsistencia, aquellos que condonan créditos y deudas a su partido y aquellos que los apoyan y los mantienen.

Sánchez es una “pose” eterna, una farsa continuada, un fraude andante. Lo más grave es como la oposición se deja robar la cartera, como cede el mensaje de lo social como si nada tuviera que ver con ellos, como caen en la trampa y siguen haciendo el juego a una banca siempre próxima a los intereses socialistas. La oposición con su tibieza se vuelve a posicionarse al lado de las elites y “los poderosos” olvidando las necesidades de aquellos que lo pasan mal, de los más necesitados y dando imagen de estar siempre apoyando a todo aquel que nos machaca, y sobre todo, perdiendo una oportunidad única de desenmascarar a la izquierda. Una izquierda que es la que da cobertura a la banca sin mancharse las manos y permitiendo que la oposición les haga el trabajo sucio. Menudos “liberales de pacotilla” están hechos estos de la oposición. Tienen tal “cacao ideológico” y mental, que ni siquiera son capaces de aprovechar la coyuntura y exigir la eliminación de un impuesto injusto creado por socialistas, que una vez más se marcharan de “rositas” y volverán a enarbolar la bandera de los social, una bandera que no les corresponde, pero que queda muy estética en la foto.

España, ese país de contrastes y contradicciones, donde socialistas inventan impuestos como si fueran otros los causantes, y los liberales los mantienen y apoyan con resignación cristiana. Menuda tropa. Y todo esto con la pasividad de casi todos y la indignación de unos cuantos que ponemos en duda el actual estado de derecho, y denunciamos la sumisión del poder judicial a la conveniencia coyuntural del momento y a los intereses de los que manejan los hilos de este bochornoso y decrepito país. Se modifican resoluciones judiciales por la llamada de “alguien” al que no le gustaba la sentencia y políticos y medios de comunicación felices por el riesgo que existía de poner en peligro el actual modelo económico y financiero. Como para creer en la independencia del poder judicial. Lo que no creo han valorado lo suficiente, es que con este tipo de comportamientos, en un futuro próximo, no necesitaran enemigos externos que se carguen el actual modelo, el actual estatus quo, serán ellos mismos con sus cacicadas los que pongan en riesgo su sistema político y judicial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.