www.elmundofinanciero.com

SEGÚN UNA ENCUESTA

Cerca del 70% de los empleados oculta a su jefe su actividad en redes sociales

Cerca del 70% de los empleados oculta a su jefe su actividad en redes sociales

  • El 96% de los españoles accede a Internet varias veces al día, una realidad que muchas veces dificulta mantener separadas la vida privada y profesional

martes 14 de mayo de 2019, 17:31h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Un trabajador dedica un tiempo medio equivalente a 13 años y dos meses en su lugar de trabajo. Sin embargo, no todo este tiempo lo dedica precisamente al trabajo o a buscar una promoción; nueve de cada diez empleados españoles confiesa acceder a páginas web con fines personales desde su lugar de trabajo Por esta razón, no sorprende que el 34 % de los trabajadores españoles se oponga a que su empleador sepa qué páginas visita. Sin embargo, un porcentaje aún mayor (63 %) prefiere que ni siquiera sus compañeros de equipo tengan conocimiento de su actividad online, un hecho que puede deberse a que se trata de personas con las que colaboran en el día a día, y que, por tanto, podrían tener algo más que decir si se dan cuenta de que cuando ellos se están esforzando, otro empleado del equipo está dedicado a otros menesteres.

Por otro lado, parece que muchos consideran la actividad en redes sociales menos privada a la hora de compartirla con colegas; aunque no con el jefe. Esto puede deberse al temor de perjudicar la imagen pública de la empresa o a que la reducción de la productividad de los empleados motive a las compañías a monitorizar la actividad en redes sociales y a tomar decisiones que influyan en su futuro profesional en base a esta información. Debido en parte a estas políticas, el 69% de los participantes españoles en la encuesta afirma que no quiere revelar su actividad en redes sociales a su jefe y el 43 % ni siquiera quiere revelarlo a los compañeros.

Un 39% de los encuestados en nuestro país también se opone a que su empleador lea el contenido de sus mensajes y emails, aunque tan solo el 1 % de los españoles llegó a afirmar que alguna vez su información personal se había filtrado causando un perjuicio para su carrera profesional. Sobre este punto en concreto, el estudio revela algunas discrepancias ante la actitud de los trabajadores de los diferentes países que participaron en la encuesta. El 48 % de los franceses y el 43 % de los italianos se oponen a que su empleador tenga acceso a sus comunicaciones vía email frente a tan solo el 26 % de los participantes de la República Checa o el 32 % de los británicos.

Kaspersky Lab ha desarrollado una serie de recomendaciones para que los trabajadores no se vean perjudicados por su propia actividad online durante la jornada laboral:


  • No publique nada que pueda considerarse ofensivo, obsceno, de índole privado o calumnioso.
  • Sea consciente de que los administradores de sistemas deben al menos en teoría estar informados sobre su patrón de búsqueda en Internet.
  • No acose, amenace, discrimine o denigre a un compañero, socio, competidor o cliente. Ni en redes sociales, ni en mensajes, correos electrónicos o por cualquier otra vía.
  • No publique fotos de otros empleados, clientes, proveedores o productos de la empresa sin haber recibido previamente la autorización por escrito.
Utilice Kaspersky Password Manager para minimizar el riesgo de que otros puedan acceder a sus cuentas personales o redes sociales sin autorizació. Instale una solución de seguridad fiable, por ejemplo, Kaspersky Security Cloud, para proteger sus dispositivos personales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.