www.elmundofinanciero.com

LA VERDAD POR DELANTE

Enrique Calvet es eurodiputado.
Enrique Calvet es eurodiputado.

De solidaritatis…

· Por Enrique Calvet, eurodiputado

domingo 26 de mayo de 2019, 09:07h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Dice una expresión latina muy poco controvertible “opus solidaritatis pax”. La paz es fruto de la solidaridad. Si tomamos una visión socio/política podremos admitir que lo que hoy llamamos, políticamente , solidaridad, se corresponde al valor republicano de “fraternité”. Y eso nos recuerda que no basta con la libertad e igualdad política de los ciudadanos para constituir una patria, una nación o una democracia constitucional. La solidaridad, en su sentido más social y al servicio de una convivencia de ciudadanos integrados en un proyecto común es indispensable. No hablamos, claro está, (o no sólo) de la virtud humana ni de sentimientos, sino de la solidaridad establecida por Ley, estructurada legalmente por las Instituciones, amparada y reclamable por la Justicia e incentivada y desarrollada por las Instituciones.

Como através de la Educación por ejemplo. Recordemos, además , que ena sociedad dónde la soberanía reposa en los ciudadanos, y no en territorios ni en ungidos por la gracia divina o la raza superior, la solidaridad es individual y personal, y no caciquil o territorial. Dicha solidaridad , por ejemplo, en la aportación individual a la defensa del territorio o de los derechos comunes, a la aportación individual, vía impuestos personales, a la cohesión social y a la reducción de desigualdades, a la puesta en común de los recursos propios o cercanos para mejor satisfacción del bien común, y un largo etc…Nada que ver con la caridad, por supuesto, pero menos aún con una solidaridad “ territorial”, que supone un reparto entre caciques a la medieval usanza o como los nobles entregaban al Rey Sol lo que les imponía.

Me dirán Uds. que todo muy bonito, pero que cuál mentira desenmascaramos esta semana. Sencillo, igual que la semana pasada apuntábamos la letal pérdida de igualdad en España y entre españoles, hoy toca afirmar que quién diga que la democracia española se basa, o tiene , la solidaridad estructural necesaria, o no se entera, o miente. Déjenme tres ejemplos: el obsceno cálculo de los cupos forales, la intolerable financiación regional hecha de espaldas a la solidaridad entre ciudadanos ( lo del FLA es de juzgado de guardia), la imposibilidad de los españoles de disfrutar de la mejor asistencia pública española por no residir en la región dónde esa se halla. Excuso decirles que las políticas de “nación de naciones”, “mejora de financiación autonómica a las oligarquías separatistas”, “más autogobierno” y otras hierbas no son más que un ataque a esa solidaridad conceptual indispensable.

La falta de sentido de convivencia común, de participación justa y fraterna en un proyecto político común sometido a siglos de Historia, siempre genera odios y envidias, esfuerzos destructivos, energías en contraposición, injusticias.. Y recuerden “Opus solidaritatis pax”…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.