www.elmundofinanciero.com

UN HOMBRE BRILLANTE Y OPTIMISTA

Un adios a Punset

Eduardo Punset junto a Gonzalo Barceló, Jefe de Redacción y Asesor Jurídico de 'El Mundo Financiero'.
Ampliar
Eduardo Punset junto a Gonzalo Barceló, Jefe de Redacción y Asesor Jurídico de "El Mundo Financiero".

· Por Jose Luis Barceló

sábado 01 de junio de 2019, 10:30h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Conocí a Eduardo Punset en Madrid a principios de los años 90, creo que poco después de fallecer mi padre de un cáncer de pulmón en 1991, lo mismo que se ha llevado a Punset, así que sería un poco después. Fui a visitarle a un despacho que tenía cerca de Gran Vía, donde esaba instalada la flamante sede de su nuevo proyecto político, el Foro para la Innovación Social. Punset era en aquella época eurodiputado, junto a otro buen compañero suyo, el ex ministro de Trabajo de la UCD Rafael Calvo Ortega. Ambos fueron eurodiputaos, y amigos, hasta 1994, en que perdieron el escaño. Punset andaba por aquel tiempo dinamizando su nuevo pryecto, este Foo para la Innovación Social, que se coaligó con el CDS que presidía Rafael Calvo Ortega para concurrir juntos a las Elecciones al Parlamento Europeo. No salió ninguno de los dos, y se disolvió la inquietud política del proyecto, al menos para Punset, que atravesó una dura crisis personal o existencial, pues toda su vida graba entonces en torno a la política. Calvo Ortega se refugió en su CDS que intentó después reconducir con el apoyo de buenos compañeros hacia mejor puerto, con escaso éxito en los años siguientes. Pero quedémonos en la figura de Eduardo Punset, que es la que quiero recordar aquí.

A partir de aquella visita a su despacho, los acontecimientos se sucedieron muy rápidamente. Nos hicimos amigos, tanto, que ante la falta de fondos del Foro para la Innovación Social, le invité a que instalara las oficinas en el piso de mis abuelos, a lo que se acogió sin pensarlo mucho. Alí se desplegó en pocos días toda la frenética actividad de campaña y su estructura humana, entre la que destacó la figura de una persona a la que también me une profunda amistad aún hoy en día, Fernando Ribes. O Abel Cádiz, otro gran prohombre del liberalismo en España. O Bernardo Rabassa. O Fernando Lanzaco, recientemente fallecido. O Juan Antonio Zuriarraín, que fue diputado autonómico del CDS en Madrid, y a quien mantengo como amigo, así como al propio Rafael Calvo Ortega, con quien me unió acción política durante unos largos años. No en balde fueron ellos los que apoyaron mi candidatura con la coalición Foro Verde al ayuntamiento de Galapagar, mi pueblo, donde fui concejal durante 12 años. A todos ellos los conocí a raíz de aquella mi primera visita a Punset a sus oficinas. El Foro para la Innovación Social se mantuvo en el piso de mis abuelos, en la madrileña calle Hermosilla esquina a Conde de Peñalver, hasta bastante tiempo después de fracasar en las Europeas, ya que el Foro se reconvirtió en una Fundación con actividades muy positivas, y casi todas de corte muy intelectual.

Punset era un tipo brillante, siempre destilaba optimismo. Percibí en el una cierta depresión al fracasar su proyecto político, que era absolutamente novedoso, y muy girado hacia el liberalismo. Es verdad que en el Foro había muy buenos amigos liberales. Le costó a Punset asumir aquel fracaso, y pronto comenzó a darle la vuelta a la tortilla, buscando una manera de reinventarse, y es así como surge la figura del Eduardo Punset televisivo, que no existía con anterioridad. Y es probable que ésta nueva vida de libros, conferencias, divulgación científica y televisión, le fuera mucho más provechosa y satisfactoria que su anterior etapa política, que le llevó caso 40 años de su vida.

Puset correspondía a un tipo de catalán culto y refinado, del que se encuentran muchos en la sociedad barcelonesa, profundamente elitista y aburguesada.

¿Como es posible que el carácter de una persona defina su destino? Pues la prueba la tenemos en Eduardo Punset, una persona bastante acertada en sus planteamientos de tolerancia y respeto hacia el prójimo, una persona inquieta, con virtudes y defectos, como todos, pero alegre y optimista, siempre positiva hasta en sus momentos más oscuros.

No era un cietífico, era un divulgador amable, que se había licenciado en Derecho en la Univesidad Complutense de Madrid. Luego realizó un postgrado en Económicas en París.

En Punset había muchas cosas que destacaban. Era una persona humilde y ciertamente sencilla, que llamaba pronto la atención, Casi siempre estaba sonriente y atento a lo que le contaban, no tenía por costmbre interrumpir mucho, aunque si ofrecía su opinión. Es dificil hacer un semblante riguroso y objetivo, yo simplemente pretendo recordar de él lo que me ha quedado de su amistad y de tantas horas juntos. No cabe duda que era una persona muy brillante, inquieta, casi juguetona, elegante y discreta. Y muy educado y muy culto, algo de lo que escasea en la política actual.

Ante el panorama que tenemos en el patio politico, no cabe si no pensar que se echan de menos personas y perfiles como el de Punset. Va a ser dificil encontrar "punsets" que se quieran arrimar al estilo zafio e intolerante de la politica actual. Me imagino a Punset dándose la vuelta por el largo pasillo del piso de mis abuelos, callado y discreto, como solía hacer cuando las cosas no salían como él quería o pretendía, en silencio y a meditar. Un poco al estilo de los monjes de la escolástica.

En fin, Eduardo, viejo amigo, gracias por tus horas y tus desvelos, por tu tesón en hacer una sociedad mas justa y refinada, y por tu tiempo dedicado a los demás.

Vayan estas palabras como un testimonio de gratitud a su amistad y de reconocimiento tu alegría vital, siempre tan positiva.

Que Dios te haya acogido en su Santo Seno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.