www.elmundofinanciero.com

EL MAL TRAGO PARA EL BANCO QUE PILOTARA FRANCISCO GONZALEZ PUEDE HACER MELLA EN LA OPERACIÓN ESTRELLA DE LA CAPITAL

Ocaso del BBVA, ¡Pobre Operación Chamartín!

Ocaso del BBVA, ¡Pobre Operación Chamartín!

· Por Socha (firma colectiva)

sábado 13 de julio de 2019, 09:46h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Dudan los doctores. No tienen claro si su estado es grave o ha pasado a un estado vegetativo que no saben si tendrá marcha atrás. Hay muchos interrogantes. Y pocas respuestas. Porque con la llegada del verano se han activado unos virus que hace tiempo se estaban incubando en la llamada Operación Chamartín. La llegada del verano, o sea, el cambio de Ayuntamiento tras las elecciones municipales ha llevado a la Operación a la unidad de Cuidados Intensivos. Se ha complicado. Demasiado. Volvemos al principio y la duda es si intervenir o no al paciente Chamartín. Había dudas sobre su estabilidad y, al final, el Ayuntamiento decidió no aprobar la Operación ¿Por qué? Tuvo el apoyo del PP y Ciudadanos, y no se aprobó ¿Por qué? ¿Por qué el cambio de opinión de PP y C’s? Se opuso el PSOE ¿Por qué, habiendo sido socio toda la legislatura, el PSOE cambió de opinión y de estrategia? Muchas preguntas que nadie responde. Y, mientras negociaban los partidos, llegó el verano y empeoró de gravedad la parte más entera hasta entonces: Distrito Castellana Norte (DCN), el brazo ejecutor. El presidente, Antonio Béjar, ha sido imputado por el ‘caso Villarejo’ ¡Vaya! Éramos pocos y parió la abuela. Lo que faltaba para darle la cuchillada al enfermo en la mesa de despiece ¡Pobre Operación Chamartín!

Con lo que le ha caído a la Operación. Con las polémicas que ha tenido este desarrollo urbanístico. Con los intereses que hay a su alrededor. Con los más que intereses que hay en su interior, sube la fiebre y salpica el ‘caso Villarejo’. En la cabeza, en el cerebro. En el presidente y todopoderoso Béjar. Antiguo responsable de riesgos en BBVA. No va solo. La Audiencia ha decidido investigar también a otros ocho directivos y exdirectivos del BBVA, el inversor en la Operación Chamartín, el poseedor del 75% de DCN. Han tocado a la promotora. Al cerebro ¡Pobre Operación Chamartín!

La Operación Chamartín ya se había complicado. Demasiados intereses entrecruzados. Y nadie cedió para aprobarla y empezar de una puñetera vez la considerada mayor obra de Europa. La obra que Madrid necesita. En abril de 2018 parecía, salvo para los escépticos entre los que nos incluimos, que la obra iba a arrancar. Al año estamos como estamos. Nada nuevo, por otra parte. Se ha repetido muchas veces la jugada. Llegó mayo y se fue la alcaldesa. Los votos la echaron sin aprobar la Operación que era su estandarte. Le había puesto interés y ganas. Parecía al servicio de DCN (BBVA) y, de paso, había roto su partido al no cumplir el programa electoral. Nadie ha puesto más interés. Por eso en DCN sonreían ante las críticas, parecían creer que la alcaldesa estaba de su parte. Debían pensar: “criticar, criticar, que la Operación la vamos a hacer a nuestro modo”. Pues ni con esas se aprobó. Se supone que DCN y BBVA no tienen queja de la alcaldesa ¡Pobre Operación Chamartín!

Ya estaba complicada la Operación Chamartín en los meses anteriores a la casi aprobación de la misma. Porque había caído en desgracia el antiguo presidente del BBVA, Francisco González, que estuvo muy interesado en su realización. Hoy seguro que su interés ha disminuido. También llama la atención que la mano derecha de Béjar haya sido destituido. Llama la atención porque era el encargado de ‘conectar’ con el Ayuntamiento. Oficialmente se decía “negociar con Ayuntamiento”. Qué cosas hay que ver ¿Y la Comunidad de Madrid, qué dice? Hay 38 páginas de prescripciones que la Operación tiene que cumplir; y hay dudas sobre la legalidad de algunas.

El Proyecto 2018 tiene mucho que examinar; y que corregir, por más que lo promovieran juntos DCN, ADIF y Ayuntamiento. Tanto el PP como C’s prometieron en campaña aprobar la Operación. No pecará el nuevo Concejal de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes Sedano, que sí conoce el tema y era el enterado de la Operación en Ciudadanos en la pasada legislatura. Debe evitar casos como ‘Madrid Central’. Eso para el nuevo alcalde Martínez-Almeida. Esperamos que Fuentes no se deje presionar por DCN ni por ADIF, que quieren empezar. El Proyecto necesita un nuevo estudio profundo; y una revisión total. Puestos a esperar, un año más tiene poca importancia. De lo contrario la aprobación será recurrida ante los tribunales. Y eso sí que llevará meses y años, tal vez ¡Pobre Operación Chamartín!

Así que como éramos pocos… están investigando al presidente de DCN Antonio Béjar. Inocente, de momento. Pero tocado, aunque cierren filas a su alrededor. Desde BBVA se ha optado por “no prejuzgar y actuar, en su caso, siempre con base en hechos contratados y con la información suficiente”. Lo lógico. Pero empieza a repetirse. Lo de imputar. El anterior presidente de ADIF, Juan Bravo, está imputado por el ‘caso Lezo’ por el juez García Castellón; y la Fiscalía pide siete años de cárcel. Bravo y Béjar, los negociadores del pasado. Para ponerse en guardia por cómo hayan negociado la Operación. Atentos.

El BBVA está tocado con las imputaciones de sus directivos. Ni más ni menos, son ocho. A la cabeza el Consejero Delegado con Francisco González, Ángel Cano. Éste sabe sobre la Operación. Antonio Béjar, actual presidente de DCN, antes fue directivo del banco. Francisco González, expresidente del BBVA, jubilado, pretendía irse este año 2019. Le han adelantado la ida. Pero su huella en al Operación Chamartín es profunda. Era el máximo defensor de la Operación. Porque siempre la vio como el negocio urbanístico más suculento de España. Pero en su pasado hay interrogantes. En sus empresas siempre hubo silencio. Nadie sabía nada. Vendió en 1996, antes de llegar a Argentaria de la mano de Aznar, su empresa FG Inversiones a Merrill Lynch. Había ‘asuntos contables’, pero se fueron al limbo con el incendio del edificio Windsor donde estaban los datos de la auditora Deloitte. El misterio del incendio sigue sin despejarse. Y seguirá.

“No hay proyecto de este nivel en todo el mundo” dijo, en cierta ocasión, Francisco González. A renglón seguido señaló la razón del compromiso de la entidad financiera: “No sé si va a ser rentable para el banco, pero sí para Madrid” ¡Qué cosas! Una historia de 25 años. En esa historia hay una fecha crucial: 11 de marzo de 2004. Era el día en que el Ejecutivo municipal pensaba dar luz verde al Plan Parcial del proyecto. Pero los atentados de Atocha lo impidieron. Eso dicen. Tres días después de llegar Zapatero a la Moncloa, el nuevo equipo gubernamental solicitó una moratoria. A partir de ahí, el diseño de la Operación Chamartín sufrió una reforma. Un vuelco, a peor, para los intereses madrileños.

En la etapa del nuevo titular de Fomento, José Blanco, se alteraron a favor de DCN las condiciones contractuales. Mientras las cláusulas pactadas con su antecesor del PP, Álvarez Cascos, preveían un beneficio para el Estado del 26% y que las indemnizaciones a los propietarios corrieran a cargo de la adjudicataria, el retocado “contrato socialista” fijaba los beneficios en un 0% y repercutía las indemnizaciones sobre el Estado. También admitía la posibilidad de quitar la prohibición de reventa. Unas condiciones que se han mantenido hasta ahora. Con Manuela Carmena en el Ayuntamiento y José Luis Ábalos en Fomento lo único que ha cambiado es la superficie objeto de venta, reducida a 1,2 millones de metros cuadrados.

Estamos de nuevo en el principio. La historia es conocida y está contada ¿Cuál es el futuro? ¿Cuándo y cómo se hará la Operación Chamartín? Vuelta a empezar. Esperemos que con más claridad. Con un ojo en los ciudadanos y no con los dos en el negocio. De lo contrario no veremos empezar la Operación. ¡Pobre Operación Chamartín!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.