www.elmundofinanciero.com

LA VERDAD POR DELANTE

Enrique Calvet
Enrique Calvet

Análisis epidérmico

· Por Enrique Calvet

domingo 21 de julio de 2019, 03:29h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
A mi juicio, y con la verdad por delante, eso es una conclusión fruto de un análisis epidérmico, tal vez promovido por una política intoxicante cortoplacista. O por amor al morbo. Entiéndasenos bien, los votantes tienen todo el derecho y el deber de preocuparse por su bienestar y el de los suyos, sus libertades, sus pensiones, la educación de sus hijos, etc… Y su sagrado voto deberá ir al programa que, a su entender, mejor encarrilará la solución a sus problemas “reales”, o al líder que más capacidad tenga (si es que hay alguno).




El problema viene del hecho de que debe entender bien que la solución de sus cuitas, la mejora de la vida propia y de los suyos está fuertemente supeditada a la resolución del problema separatista y de su gran problema asociado: el destructivo desarrollo del invento, actualmente confederalista, del Estado de las Autonomías. Es decir, hay que pasar de la epidermis en el análisis.

En este breve espacio sólo ilustraremos con tres ejemplos lo afirmado. Centrémonos, para empezar, en el problema del paro. En nuestro Reino es endémico y sistemáticamente uno de los más altos de Europa y de occidente. Es decir una singularidad dramática, como lo es, qué casualidad, que España sea el único país de envergadura de Europa que se enfrenta al desguace y a un problema secesionista impune. Pues bien conviene saber que hasta que España no recupere su unidad de mercado y su gobernabilidad económica, este problema “real” no se acercará a la solución. Hablemos ahora de la educación. Su problema está en la calidad y el nivel de preparación que procura a los jóvenes para convertirlos en ciudadanos democráticos y para dotarles de los mejores conocimientos de cara a su vida profesional. No es problema de dinero ni de espacio ni de materiales. ¿De verdad se puede conseguir un sistema educativo digno con 17 sistemas educativos distintos, con la proliferación costosa de universidades y títulos de inevitable baja calidad, con 12000 enseñantes exiliados de la Cataluña hispana, con la desaparición de facto de la alta inspección, con la endogamia autonomista universitaria, con curricula que mienten sobre la Historia o sobre la democracia…? O arreglamos eso o sólo estará preparada una reducida élite, lo que aumentará las desigualdades. Finalmente, mentemos las pensiones. Su problema es, como en todas partes, tener suficiente dinero para pagar unos retiros dignos. Como en todas partes, pero siendo en nuestro Reino menos “generosas” que en muchos países de la UE. Pues bien, España, país no rico y frágil financieramente, no tendrá nunca dinero suficiente para pagar cinco niveles de administración enfrentados en diecisiete taifas, para pagar las felonas embajadas secesionistas, para pagar caprichosos aeropuertos autonómicos redundantes, para pagar un instituto meteorológico en cada pueblo, para… y, a la vez, pagar unas pensiones dignas.

Podríamos platicar sobre desigualdades, reducción de libertades y muchas cosas que son problemas “reales”. Todos pasan, en su raíz, por resolver debidamente el problema secesionista y su metástasis.

Por eso muchos, muchísimos, de los que luchamos por una España de libres, iguales y solidarios, no nos desgañitamos por románticas banderas, ni por unidades de destino en lo universal, ni por mitos eternos. Queremos una España que sobre los valores democráticos de libertad, igualdad y fraternidad, sea la más eficiente y decente para mejorar, de verdad, la vida “real” de los ciudadanos. O mejor aún, para darle una Nación y unos instrumentos colectivos que les permitan mejorar ellos mismos su vida cotidiana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.