www.elmundofinanciero.com

EL CULEBRÓN DE NUNCA ACABAR

Viraje BBVA en la Operación Chamartín

Viraje BBVA en la Operación Chamartín

· Por Socha (Firma colectiva)

viernes 06 de septiembre de 2019, 16:56h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Viraje es la acción o efecto de virar. Cuando se produce hay cambio de orientación en ideas, intereses, conducta y actitudes. Desde 1993, la orientación de BBVA, socio mayoritario del adjudicatario del Concurso para hacer la Operación Chamartín, consistía en tratar de cumplir su contrato con RENFE, modificado varias veces, y lograr los beneficios por los que participó en la Unión Temporal de Empresas (UTE) que ganó el concurso: Desarrollos Urbanísticos de Chamartín (DUCH), que después tomó el nombre de Distrito Castellana Norte (DCN). Pero ahora en la orientación de BBVA se aprecia un viraje, descubierto por lo que se publica pero con motivos sólo intuidos e imprecisos por el oscurantismo y la complejidad de lo que se mueve en esta órbita. Porque es importante para el futuro de la Operación Chamartín, vamos a entrar en la situación de BBVA y lo que hay alrededor. Como hemos explicado, la orientación que marcaba BBVA en la UTE adjudicataria del concurso (DCN) era consecuencia de dos hechos: Presidencia de Francisco González en BBVA (2000-2018) ilusionado con lo que pondría broche de oro a su actividad de banquero. Y presidencia de Antonio Béjar en DCN.



Los dos, González y Béjar han sido los impulsores de los últimos episodios de la Operación Chamartín, los que han llenado páginas de periódicos e influido en los políticos que han tenido relación con ella. Pero ambos han desaparecido de la primera línea de acción y con su desaparición se inicia el viraje BBVA. Los motivos de su ostracismo no son del todo conocidos, pero sí controvertidos. Mucho. La controversia nace de lo que parece una estratagema, dibujada en DCN-BBVA o externa, que usa el Caso del excomisario Villarejo y la supuesta relación con él de González y Béjar para apartar a ambos.

Culpables o inocentes González y Béjar e investigándose los hechos en los que pudieran haber intervenido, en la Operación Chamartín ya no importanellos sino el viraje BBVA, que influye en DCN y lo que lleva unido: Quién decidió. Qué motivos hubo. Y efectos.

Aunque para analizarlo podría convenir hacerlo por partes y analizar uno a uno los episodios que se conocen, parece mejor opción advertir la complejidad del asunto sin dividir ni entrar en asuntos parciales, y pequeños, que llevan la atención a hechos de poco valor y hacen perder la perspectiva que interesa. Por eso, aunque reticentes, vamos a repasar los hechos publicados, algunas de las opiniones que han producido; y, sin darlo por bueno ni prescindir de ello, vamos a tratar de presentar todo (no encajarlo) en lo que parece una estratagema dibujada.

Los hechos publicados son: El 31 de diciembre de 2018, Francisco González cesa como presidente de BBVA y es sustituido por Torres Vila. En julio de 2019, el juez García-Castellón decidió investigar a directivos y
exdirectivos de BBVA. Después, el BBVA y la Comisión Nacional del Mercado de Valores abrieron investigaciones obre unos espionajes que supuestamente encargó Francisco González, en 2004-2005, al entonces comisario Villarejo para conocer las pretensiones de SACYR respecto al BBVA y la postura de algunos miembros del gobierno de Rodríguez Zapatero. El 14 de marzo de 2019, Francisco González dimitió temporalmente como Presidente de Honor de BBVA y dos meses después abandona su despacho en la Fundación BBVA. A finales de julio de 2019 DCN acordó cesar como presidente de la compañía a Antonio Béjar, investigado por la Audiencia Nacional tras declarar por su presunta implicación en el Caso Villarejo. IU y Podemos denuncian en anticorrupción a 28 responsables de la Operación Chamartín por supuesto quebranto de 2.780 millones. A comienzos de agosto de 2019 Álvaro Aresti Aldasoro es nombrado presidente no ejecutivo de DCN.

A la vez, se han producido informaciones parciales y algunas interpretaciones que merecen reseña y, para ponerlas en situación y contexto, comentario: - “El BBVA vendrá su participación en Operación Chamartín tras lograr luz verde. Antonio Béjar (expresidente de DCN), tenia avanzadas conversaciones con un inversor árabe, un fondo de Oriente Medio para comprar al banco” (El Confidencial-Ugalde). Apunta el viraje posible de BBVA que, cambiando trayectoria, busca un inversor. - “ADIF busca una fórmula para licitar junto a DCN la nueva Estación de Chamartín a partir de octubre” (Vozpópuli-Raúl Pozo). “ADIF acelera el macro concurso de 1.000 millones para ampliar Chamartín” (Expansión- C. Morán).

Ambos medios, Vozpópuli y Expansión, muestran una confluencia ADIF-DCN que evita el gasto que supone para DCN (participada al 75% por BBVA) construir la nueva estación. -”Madrid pierde el Norte: De lo que se trataba es de priorizar los intereses privados de un banco (hoy imputado por corrupción) frente a las necesidades y aspiraciones más urgentes de los madrileños” (El Confidencial- Eduardo Mangada). Es la protesta del arquitecto Mangada por lo que entiende como trato de favor a BBVA.

- “El BCE obliga al BBVA a salir de la Operación Chamartín” (ElConfidencial Digital.com). Muestra un hecho importante que acaso deba figurar en la ‘Relación de Hechos relevantes’ sobre los que entiende la CNMV: La oposición del Banco Central Europeo a una exposición elevada del BBVA en la Operación Chamartín usando como motivo la cualidad de entidad sistémica.

- “El futuro del BBVA se cuela en la investidura: El BBVA quiere que lo presida Goirigolzarri” (Vozpópuli-Gabriel Sanz). Relaciona al BBVA con la posible formación de un gobierno de Pedro Sánchez. En consecuencia, aunque no formalmente, Sánchez entra en conexión con la cúpula de BBVA y, de alguna forma, puede convertirse en rehén de lo que ésta decida sobre la Operación Chamartín.

-”¿Pretenden entregar el BBVA al Santander por 1 euro?... Por lo tanto, pretender colocar a Ángel Corcóstegui al frente del BBVA, ¿sería el primer paso para que el banco cántabro se haga con el control de la segunda entidad financiera de España? ¿Pretenderán quedárselo por 1€? Ya lo hicieron con el Banesto y con el Banco Popular y, como dice el refrán, “no hay dos sin tres” (Diario 16-Claudia Moreno). Presenta a Corcóstegui, con orígenes en Banco de Santander, como sucesor de Torres Vila tras una posible fusión BBVA-Banco de Santander y, por ello, en situación para decidir operaciones del posible futuro conglomerado bancario.

Con ello visto, antes de entrar en lo que parece una estratagema dibujada y sin averiguar si se ha concebido desde la dirección del banco, pasada o actual, o desde fuera, conviene ver el equilibrio de intereses que se ventilan e influyen en el banco (de accionistas aislados, grupos de inversores o familias bancarias antiguas, remodeladas o nuevas) desde la situación que surge con el cese de González, el vacío que deja y las apetencias de poder que aparecen. Para hacerlo, conviene volver a la situación que hubo en BBVA al llegar González, que ha quedado latente en los dieciocho años que ha durado su presidencia: BBVA surgía por la fusión del potente Banco Bilbao Vizcaya (BBV) con el débil Argentaria, de origen público. En él confluían las familias bancarias vizcaínas, o Clan de Neguri, con Argentaria, que encabezaba González y tutelaba el gobierno de Aznar. Se acordó una presidencia bicéfala Emilio Ybarra-Francisco González. Pero el 15 de diciembre de 2001 Ybarra tuvo que dimitir quedando González como presidente único.

Aquella dimisión fue consecuencia, lógica, de la aparición de unos fondos en el paraíso fiscal de Jersey para beneficio de las pensiones de los altos cargos del BBV, estando en la presidencia entonces González. El escándalo produjo la Adimisión de Ybarra y la postergación del equipo director del banco vasco.

Aquello supuso el ostracismo del Clan Neguri, pero no su desaparición, ni la dispersión de sus intereses e influencias que han seguido. Y que, publicado está y recordamos, no aparecen en la relación de los hechos relevantes que interesan a la CNMV, pero que influyen, ya, en BBVA con efectos tan notables como los que vimos: Elección de sustituto de Torres Vila. Posible fusión BBVA-BANKIA con presidencia para Goirigolzarri. Aresti presidente no ejecutivo de DCN. E, incluso, el apunte de fusión Banco de Santander-BBVA.

Con ello presente, en un ambiente enrarecido con noticias que vamos a soslayar, es momento de entrar en la estratagema dibujada desde las dos perspectivas posibles: Concebida desde dentro: Aunque la dirección de BBVA pueda variar, DCN lleva mucho tiempo (desde 1993) invirtiendo en una operación en la que, sin mover un ladrillo, ha gastado 168 millones de euros (pueden superar los 180) y en la que, como consecuencia del contrato con RENFE, va a implicar, al menos, otros 6.000 millones de euros. Comprometidos los cánones Fijo y Variable por los que se adjudicó el contrato, e imprecisos calendario y dinámica de la operación, la treta es lógica. Ya que, por una parte, con un nuevo inversor disminuyen responsabilidades y gastos; y, por otra y en función del porcentaje de accionariado DCN vendido, BBVA puede mantener su cuota mayoritaria en
DCN y los privilegios que conlleva sin gastos por ampliaciones de capital ni forzar al socio minoritario, Construcciones San José. Desde esta traza, el viraje permite la redistribución de poder en BBVA y las dinámicas posibles que se apuntan (Fusión BBVA-Banco de Santander con unión previa o no con BANKIA).

Diseñada desde fuera: Si la maniobra es ajena a DCN y BBVA, como cuestión previa, conviene considera el concepto ‘entidad sistémica’. Fue la cualidad que en tiempos buscó Miguel Blesa para caja Madrid, semilla de la BANKIA de hoy. Creía Blesa que la cualidad sistémica robustecía la entidad bancaria porque se hacía acreedora de la protección del Estado. Esto era y es así, a los estados les preocupa la situación de las entidades sistémicas que operan en ellos, pero hay que considerar lo que suponen: Los estados vigilan a las entidades que pueden afectar al sistema. Ése es el motivo para que el BCE, órgano de control bancario europeo supraestatal, tome cartas en la Operación Chamartín. No sabemos la forma en que BCE puede actuar o estar actuando.

Pero sí conocemos el efecto primero: Anuncio de oposición a exposición elevada de BBVA en la Operación Chamartín. Consecuentemente, el efecto puede expandirse, lo está haciendo y en todos los ámbitos, entre instituciones, entidades y afectados por la operación. Con ello, la estratagema diseñada fuera de DCN-BBVA - puede no ser única y, a la vez, confluencia de varias debidas a la preocupación de los afectados, uno a uno o en grupo - reúne la pericia de todos en defensa de intereses individuales y comunes. Surge así unabanico de interesados en procurar que la estrategia favorezca sus intereses: BCE. Banco de España. Otras instituciones económicas o bancarias europeas europeas o supraeuropeas. Y, particulares no oficiales, los interesados en las fusiones que se han anunciado (¿filtrado?) con BANKIA y Banco de Santander; también las que sabemos que existen y se tratan en silencio.

Ambos diseños conducen a una conclusión común: La Operación Chamartín afecta hoy a BBVA, una entidad sistémica europea que conviene proteger. Una forma de protección, no única, es el viraje BBVA.
osteriormente hemos visto que el BBVA ha puesto a la venta su parte de la Operación ¡Lo que faltaba! Puede comprarla un chiringuito de capital-riesgo bajo el control de un árabe, o lo que sea. A la vez, surge una denuncia contra parte de los que han tenido contacto con la Operación, incluidos todos los ministros de Fomento, hasta el actual, Ábalos, y el primero en organizar la Operación, Borrell. Además de los González, exalcaldes como Gallardón y Botella o la expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. Están todos, o casi todos. Pero faltan más de 2.700 millones de euros ¡Por Dios! Que no haya otro ‘caso’. Porque los casos nunca terminan de aclararse.

Pues ya está en marcha la rebautizada en la pasada legislatura como Madrid Nuevo Norte. Da igual el nombre. El resultado es que, tras el empujón de la anterior corporación municipal, se ha aprobado. Y por unanimidad. Para no creerlo, pero ha sido así. Se va a hacer la operación urbanística, deseada por todos y denunciada por algunos, en parte sobre suelos públicos del ministerio de Fomento. Suelo conseguido a bajo precio en beneficio de un banco, BBVA, y de una constructora, San José. Para beneficio del capital, ricos y empresarios madrileños. Porque esta Operación sólo beneficia a parte de Madrid y a empresarios madrileños. Nada al resto de España. Todo para las grandes ciudades. El desarrollo fabrica megalópolis. Es la confirmación: Madrid como gran centro financiero a cambio de sacrificar los barrios. Con cuatro parques se cumple con los ciudadanos. Eso sí, a la sombra de sus torres.

Hay más: ¿Quién pagará la Nueva Estación? ¿Las plusvalías de la Operación o los ciudadanos con sus impuestos? ¿No iba a pagarse con los beneficios que se preveían? Fue el acuerdo de principio. Ya lo analizamos en capítulos anteriores y ahora se confirma. ADIF tiene prisa por poner en marcha la licitación para hacer la nueva Estación de Chamartín ¿Por qué? Ahora está ahí DCN. Sí, se necesita estación nueva. Claro. Para el desarrollo de la red de Alta Velocidad. Se hará en terrenos públicos, de todos. Y DCN es una empresa privada. Pero ahí está Adif y su presidenta, Pardo de Vera, con el visto bueno de Fomento y su ministro Ábalos, para hacer lo necesario, acaso una sociedad mixta para licitar la nueva estación. Cosas veremos para no salir de asombro. Porque el coste, dicen, de momento se aproxima a 1.000 millones de euros. Luego habrá que ampliar presupuesto, como siempre. Hay prisa. Debe hacerse para octubre, que el Gobierno está en funciones. Es negocio ¿La legalidad y el ‘paso por el forro’? Veremos.

Arrancó ¿Por qué no con Carmena? ¿Miedo? Los suyos no estaban de acuerdo. Tres concejales de IU y seis del grupo anticapitalista no estaban por la labor. Una derrota en campaña electoral habría sido algo duro.

Fue lo mismo, porque perdió la alcaldía. Puede encontrar consuelo en que se haya aprobado, incluso por la derecha. Ya sorprende: Todos los contrarios se han puesto de acuerdo. Hasta el nuevo partido en el ayuntamiento, Vox, se ha subido al carro. El PSOE, contrario en la última reunión municipal, ha votado a favor. Sorpresa grande y gato encerrado. Cuando se abra la puerta, veremos a quién no araña. Atentos ¿Y Ciudadanos?: Ha hecho concejal de Urbanismo a Mariano Fuentes, el más enterado de la Operación. Los demás del grupo se oponían por rutina, no por conocimiento. Ahora presumen de ser la cabeza promotora. Aprovechan para salir en pantalla y hacerse ver. Pero de control de la Operación, poco. Atentos, porque en otoño la temperatura municipal se va a desbordar. La Operación Chamartín también va a rebosar. Y puede aparecer más de lo que se supone. Hay gente de izquierdas que apoya sin exigencia, aunque las grandes infraestructuras se financien con dinero público, de todos,
en beneficio de negocios privados. Atentos.

No importa el ‘cabreo’ del ministro de Fomento, Ábalos, porque le incluyan en la denuncia que presentaron Podemos e IU. La dejación de funciones también tiene pena; aunque sea política, la puede pagar Ábalos.

La denuncia sigue adelante. Como la presentada por los ecologistas y las asociaciones de vecinos, a quien nadie escucha ¡Horror! A los vecinos que van a sufrir las consecuencias, y de qué manera, nadie les ha escuchado. Nunca han contado, ni cuentan. Que se vayan si no les gusta, o si no pueden vivir entre torres codeándose con financieros. Habrá 10.000 viviendas, pero para ricos. Queda una esperanza muy débil: Tiene que aprobarlo la Comunidad de Madrid. Pero, como serán los mismos que en el municipio, no parece que se niegue. Aunque hay un ejemplo. Ya se vino abajo la aprobación de la Operación. Cuando la alcaldesa era Ana Botella y todos los estamentos de poder pertenecían al mismo partido, al PP, no se aprobó ¿Por qué? Le echan la culpa al atentado del 11M. Pero un ‘conocedor’ asegura que “la causa fue porque uno de los sobres no estaba lo suficientemente lleno ¿Cuál? ¡Ah! Intocable. Pasemos a otro tema”. Todo dicho ¿Y ahora? ¿Habrá habido sobres? ¿Llenos o sólo a medias? Eso se teme. Total, para el monto millonario, unos sobres son migajas.

Pero leyendo a profesionales entendidos, como Eduardo Mangada, se alimenta el recelo: “Su concepción y su diseño es muy pobre”, dice. Y abunda: Acentuará la desigualdad de la ciudad de Madrid entre el norte y el sur. Es pecado mortal transformar el suelo público en mercancía y, encima, dárselo a un banco. La Operación Chamartín será un gran escándalo urbano, incluso a nivel europeo. Una parte del norte de Madrid pasará a ser propiedad de un banco. Será más que una vergüenza: ¡Oh vergüenza!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro asociado a esta noticia:

  • Viraje BBVa en la Operación Chamartín

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    2916 | Aguatín Ledesma - 06/09/2019 @ 10:12:05 (GMT+1)
    Vaya que artículo mas imparcial. Se diría que el autor sabe más que los propios implicados.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.