www.elmundofinanciero.com

SERVICIO DE ESTUDIOS DE "EL MUNDO FINANCIERO”

Avance Pronóstico económico y contexto internacional para el año 2020

Avance Pronóstico económico y contexto internacional para el año 2020

· Nos alejamos de entornos estables, tanto en el ámbito nacional como en el internacional, por lo que conviene apostar por la previsión y planteamientos de futuro a largo plazo

sábado 11 de enero de 2020, 09:41h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

(Por el Servicio de Estudios de El Mundo Financiero).- Presentamos a continuación el Pronóstico Económico para 2020 elaborado por el Servicio de Estudios de El Mundo Financiero, que retoma así una tradición iniciada en 1947. Los Informes de prospección política y económica de El Mundo Financiero fueron tenidos en cuenta por Bancos y entidades públicas y privadas, numerosas embajadas y servicios de estudios nacionales e internacionales, y se basan en las proyecciones e informes de prestigiosas instituciones financieras tanto de España como de extranjero. Estos pronósticos de “El Mundo Financiero” fueron durante muchos años los únicos que se elaboraron en el panorama español, hasta la entrada en servicio de los diversos servicios de estudios de Bancos e instituciones nacionales bien entrados los años de la década de 1960. El Mundo Financiero cumple en 2020 73 años de vida ininterrumpida.

Se acaba el año 2019 y estamos ya en marcha hacia 2020, un año qiue nos deparará sorpresas e inquietudes de cara a la política nacional de España. Con cuatro años continuados en los que se han convocado cuatro Elecciones Generales, no es España precisamente un modelo para la estabilidad, lo que hace muy difícil que crezca su imagen exterior a la hora de captar inversiones extranjeras o lograr nuevos socios para empresas y corporaciones. Si 2018 ya fue un año aciago para las inversiones, con un 88% de los activos dando rentabilidades negativas, 2019 no ha cerrado de otra manera: se ha manifestado como un ejercicio de subidas, espectaculares en algunos casos, con varios índices de renta variable en máximos históricos, lo cual ha llevado a que se trate del mejor año desde 1990. España no se muestra como un país fiable ni económica ni políticamente, por lo que no va a resultar raro esperar que 2020 sea un año plagado de incertidumbres que no se despejarán, al menos, hasta traspasado el primer trimestre del año.

La incertidumbre de la dirección de la política nacional hará que España sea un país imprevisible que generará inseguridad y alejará las inversiones, panteando nuevas dudas para nuestros aliados y amigos de la diplomacia internacional.

La gran pregunta que podemos hacernos ante estas circunstancias es qué podemos esperar en 2020 y la primera respuesta es que debemos moderar las expectativas, ya que difícilmente se repetirán las rentabilidades obtenidas por muchos para 2019. Debe reinar la priudencia y la calma, y las previsiones a largo plazo.

En el año que está a punto de entrar estaremos de nuevo pendientes de diversos frentes:

  • Guerra comercial entre EEUU y China. Aunque Trump no solo ha arremetido contra el gigante asiático, lo cierto es que de todas sus batallas es la que más ha preocupado al mercado. El escenario parece un poco más benigno, ya que se ha firmado un acuerdo Fase 1, en la que ambas partes parecen estar dispuestas a entenderse, aunque tampoco hay que dar nada por cerrado. En este contexto, cabe esperar que Estados Unidos agudice aún más sus respuestas al expansionismo chino con otro tipo de medidas, como las alianzas con otros estados del área Asia-Pacífico, como Taiwán, Vietnam o Tailandia, asegurando allí sus posiciones comerciales y estratégicas.
  • Del mismo modo, la holgada victoria de Johnson en las elecciones han dado esperanzas para que el Brexit transcurra por cauces más moderados, lo cual evitaría una salida desordenada y abrupta de la Unión Europea, que era lo que le faltaba ya a Europa para rematar su delicada situación. No obstante, el Brexit se producirá ahora con mayor claridad, y cabe esperar una UE más debilitada y con menor peso e influencia. Cabe pensar que se aplicarán cambios desde la estructura de la UE, cambios drásticos que conllevarán un importante presencia en medios de comunicación con la aplicación de grandes campañas de comunicación y publicidad.
  • Las elecciones en EEUU son, sin un duda, otro foco de incertidumbre, aunque en este caso podemos mirarlo con ojos optimistas. Si Trump quiere llegar a la reelección con una economía en buen estado de salud, a buen seguro que hará todo lo que esté en su mano para cuidarla de cualquier resfriado. Y esto podría ser un soporte para los mercados, aunque su EEUU inclina la rodilla ante cambios en los resultados electorales, eso puede hacer perder el ritmo a la economía USA y llevarnos a todos ante un nuevo precipicio. ¿Qué ocurrirá con el Impeachment?, que se estancará en el trámite y su resultado desprestigiará a los Demócratas justo en el momento más importante: la convocatoria electoral.
  • Preocupan también, y mucho las tensiones sociales que se viven en muchos países, y que podría hacer saltar por los aires la estabilidad que necesitan los mercados para reestablecerse, especialmente en el área de los países Hispanoamericanos.
  • La política monetaria de los bancos centrales también será seguida de cerca. En EEUU no se esperan cambios en los tipos de interés, pero hay que tener atención en que en 2019 se vaticinaban 2 subidas y hemos vivido finalmente 3 bajadas, mientras que en Europa preocupa pensar cómo se las arreglara el BCE y su recién llegada Lagarde si las cosas se ponen feas: los tipos en Europa no tienen ya mucho margen para continuas bajadas, y los Bancos europeos se han resentido en sus márgenes, haciendo inviable la sostenibilidad de un sistema bancario vetusto que ha costado ya el hundimiento de numerosas enseñas históricas tanto en Grecia como en Italia o Espaa. Con toda la munición aparentemente gastada por Draghi, Lagarde tendrá que ser muy imaginativa o conseguir lo que no consiguió su antecesor: la implicación en la política fiscal de los estados miembros, aunque este es un campo donde los limones no dan más de si: en muchos países no hay margen fiscal para exprimir más al contribuyente, como es el caso de España.
  • Hemos oído muchas veces en los últimos años “que viene la recesión, que viene la recesión”, lo que nos recuerda en cierto modo al cuento de Pedro y el lobo. Pero, ¿se hará realidad en 2020 y el lobo se comerá a las ovejas? Nadie tiene la bola de cristal pero, con los datos que tenemos hoy, parece complicado que ello ocurra, al menos en la primera parte del año. Nos encontramos a EEUU y a Alemania con unas tasas irrisorias de paro, y las previsiones es que haya crecimiento en todas las partes del mundo. Más moderado, sí, pero crecimiento a fin de cuentas. El de EEUU podría rondar el 2%, un poco por encima del crecimiento que se espera para España, y el de Europa acomodarse más en el entorno del 1%. Los emergentes crecerían más de un 4% y el mundo, en su conjunto, cerca de un 3%. En este contexto, pues, resultaría una sorpresa encontrarnos con una recesión a la vuelta de la esquina, aunque el enfriamiento de los randes emergentes, como China, la India o Brasil, lastrará al final del año la media del crecimiento global.

CONSEJOS PARA LOS INVERSORES

La renta fija se encuentra en un momento complicado, y éste es un cuento que nos suena de años anteriores, pero que se va a seguir repitiendo. Los inversores más conservadores se chocan de frente con los bajos tipos de interés y algunas categorías de activos se encuentran claramente caras. En este contexto, recomendaríamos infraponderar la deuda gubernamental de la eurozona y sobreponderar la de EEUU, mientras que estaríamos positivos en crédito en las dos partes del mundo.

La renta fija emergente es la que, aparentemente, se encuentra más atractiva por valoración, a la vez que los fundamentales de algunos países se muestran sólidos, pero aun así ya sabemos que esta inversión no es apta para todos los corazones.

En renta variable, nos toca lidiar con las dudas. ¿EEUU o Europa? Aunque EEUU se encuentra más cara por valoración, la economía al otro lado del Atlántico parece más afianzada, por lo que sobreponderaríamos esa región, si bien siendo cuidadosos con los sectores que más han crecido este año. En el caso de Europa, se encuentra más barata y podríamos tenerla en cartera, siendo igualmente muy selectivos; en caso de que se despeguen las dudas sobre el Brexit, podríamos ver una recuperación en algunos sectores y regiones.

Nuestra cautela con la renta variable nos hace mirar con cariño a los valores más defensivos. Así, podríamos decantarnos por valores sólidos, con buen dividendo, visibilidad en sus resultados, ventajas competitivas o barreras de entrada en su sector… En definitiva, compañías que nos puedan ayudar a aguantar el tirón si finalmente el escenario se torna más gris de lo que inicialmente pensamos. Tengamos el paraguas a mano.

Con una perspectiva de más largo plazo, somos firmes convencidos de la posibilidad de encontrar valor en las megatendencias, que nos permiten invertir en los grandes cambios que van a marcar el futuro y que redefinirán los estilos de vida. Son la base de los nuevos motores de crecimiento económico que tienen su origen en cambios sociales, políticos, económicos y tecnológicos, con un impacto económico a largo plazo. Con ellas, podemos intentar esquivar el posible fin del ciclo económico, dado que invertimos en empresas que se benefician de un crecimiento secular y sostenible a largo plazo. Así, ideas como el envejecimiento de la población, el cuidado del medio ambiente o las inversiones en ciudades inteligentes, por poner algunos ejemplos, pueden ser excelentes diversificadores para nuestras carteras. Los nuevos campos tecnológicos como los que se aplican a las energías alternativas o el Big Data pueden ser escenarios atractivos para la inversión a medio o largo plazo, y también todo aquello que tenga que ver con el tratamiento de las aguas o las tecnologías de la alimentación, en un planeta que demanda cada vez un mayor consumo rápido, preparado y seguro.

MAGNITUDES MÁS DESTACADAS

La economía mundial no podrá crecer por encima del 2,5%, siendo los paíss emergentes los más afectados por el frenazo del crecimiento, que estancará las medias de los crecimientos globales..

El Euribor se estanca.

Continúa un leve incremento e la deuda pública española aunque mostrando deterioros en deuda pública y estancamiento en las inversiones exteriores.

Se incrementa el déficit de España, que incumple los compromisos con la UE y BCE.

Exploran nuevos yacimientos de petróleo y gas en el Golfo de Guinea que se extienden en las prospecciones hasta las costas de Mauritania.

Las empresas invierten más en adquisiciones en Tecnologías de la Información.

Japón sigue sin recuperar su consumo interno, amenazado aún por los altos impuestos.

Riesgos de retrocesos o de prolongados períodos de débil crecimiento generalizado en el PIB a escala global del planeta.

Crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) cercano al 3 por ciento para Estados Unidos, que roza el pleno empleo.

Pequeño incremento del Producto Interno Bruto (PIB) en Europa Occidental, que mantiene aún varios miembros amenazados por la recesión.

La Unión Europea (UE) no crecerá por encima del 2%, aunque la proyección para los países del sudeste de Europa, es mejor, en torno a un 3,0%.

Brasil estanca el crecimiento de su PIB en el 1%.

Quiebra en una importante institución financiera estadounidense que se une a la tambaleante situación de un gran banco alemán.

Intenso repunte del comercio electrónico.

Crecen los pagos mediante dispositivos móviles haciendo uso de novedosas aplicaciones tecnológicas.

Se complica la situación de Bankia, que no termina de reprivatizarse.

CIENCIA

Se desvela parte del enigma de a materia oscura del Universo.

Los premios Nobel de Física o matemáticas pueden recaer sobre un chino.

Crecen inmensamente los servicios de cloud, que acaparan gran parte de la custordia de los datos globales de empresas y organismos públicos.

Se avanza en el descubrimiento de una nueva manera de confinamiento de la energía de fusión.

Nobel de medicina relacionado con el campo de la investigación del ADN.

Trascendental descubrimiento en la exploración de la genética humana.

POLÍTICA

Se inician cambios trascendentales en la organización de la Unión Europea.

Recesión del Euro, especialmente ante el dólar.

España pierde reputación ante los países de Hispanoamérica, sus grandes aliados de antaño.

China se convierte en el principal inversor de varios paises hispanoamericanos.

Estados Unidos busca nuevas alianzas con Vietnam, Tailandia y Malasia, en interés en ampliar su influencia en el área Asia-Pacífico frente a China.

India se alía con Rusia en un nuevo proyecto espacial.

Cambios drásticos en algún país centroafricano e inestabilidad en Angola, Nigeria y Camerún.

Estalla nueva revuelta en país norteafricano.

Rusia logra nuevas alianzas políticas e incrementa su fortaleza y liderazgo mundial.

CULTURA

Se descubrieran nuevos vestigios de trascendental importancia en Egipto, relacionados con tumbas reales.

Desvelan un asombroso descubrimiento arqueológico en el fondo del Océano.

Se inician pasos para nuevas exploraciones submarinas de restos de civilizaciones.

China descubre importantes yacimientos arqueológicos en el Centro de Asia.

__________________________________________________

Este Pronóstico ha sido posible gracias a los datos obtenidos en numeroso Informes, dossiers y evaluaciones obtenidas de diversos Departamentos, Instituciones y Organismos públicos y privados:

  • Organización de Naciones Unidas (ONU), Banco Mundial, Condo Monetario Internacional (FMI), Banco Central Europeo, Banco Europeo de Inversiones BEI), Instituto de Crédito Oficial (IC), Instituto de Estudios Económicos (IEE), Banco Asiático de Inversión (AIIB), Instituto Europeo de Estudios Sociales y Políticos (IEESP), Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo.
  • Agencias mundiales de noticias: Agencia China de Noticias Xinhua y Servimedia.
  • Servicios de Estudios de Bancos europeos y mundiales: Citi Group, Citi Corp, Banco de Santander y Caixabank.
  • Prospecciones de multinacionales: Telefónica, Veeam, Hays, AIS, Comarch.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.