www.elmundofinanciero.com

UNA HORA EN LIBERTAD

Hacia el totalitarismo democrático: yo voto, yo Dicto

Pedro Sánchez enalteció a los reyezuelos déspotas de Marruecos Mohamed V y Hassan II en su mausoleo.
Ampliar
Pedro Sánchez enalteció a los reyezuelos déspotas de Marruecos Mohamed V y Hassan II en su mausoleo.

· Por Javier García Isac, director de la emisora RadioYa.es

sábado 01 de febrero de 2020, 10:16h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
El gobierno continua con su rodillo totalitario. Aquellos que pensaron que con la profanación del cuerpo de Franco se terminaba todo, que los corruptos del PSOE se olvidarían de ajustar cuentas, se volvieron a equivocar. Pedro Sánchez está aquí para culminar la obra iniciada por Jose Luis Rodríguez Zapatero en el 2007. La pasada semana, los socialistas registraron en el congreso, una proposición de ley de Memoria Histórica y Democrática que amplia y reforma con creces, la Ley de Memoria Histórica de Zapatero del 2007.

Esa Ley que el partido popular, a pesar de sus promesas, no quiso recurrir ante el Tribunal Constitucional. La moderación para el PP es la cobardía y el asumir gustosos todas las leyes de carácter ideológico impuestas por la izquierda. Los Alfonso Alonso, las Ana Pastor o los Feijoo de turno, no pueden estar tranquilos. Piensan que esto no va con ellos, también se equivocan. Esto ataca la libertad de todos nosotros. Una Ley totalitaria que por decreto pretende decirnos lo que tenemos que pensar, bajo el pretexto de que si no lo haces, serás multado, encarcelado o ilegalizado. Entre las atribuciones de la nueva ley, estaría la de suprimir los títulos nobiliarios y condecoraciones otorgadas por el franquismo entre 1948 y 1977 o posterior “que representen la exaltación de la Guerra Civil y la dictadura”. Por supuesto, esta medida incluiría la destitución del título Ducado de Franco, que actualmente ostentan sus herederos y también la medalla concedida a Antonio González Pacheco, conocido como “Billy el Niño”, medalla por otro lado, que le fue concedida por su lucha antiterrorista, dos años después de muerto Franco. El motivo de extender la nueva Ley de Memoria Histórica, es para cumplir con los deseos del vicepresidente comunista Pablo Iglesias, que tiene obsesión por todo aquel que luchara contra el terrorismo y especialmente contra Antonio González. Sospecho que es una cuenta pendiente o una promesa realizada a su padre, de cuando este militaba en la organización terrorista FRAP.

El Partido Socialista Obrero Español, es una organización criminal que desea blanquear su pasado de terror, odio y crimen. La sociedad española fue extremadamente generosa, permitiendo su legalización en 1977, con las mismas siglas que habían sembrado de cadáveres España y así es como el PSOE nos devuelve nuestra generosidad. Esto nos debería hacer aprender y sobre todo reflexionar, y no volver a cometer los mismos errores. Criminales reescribiendo la historia, verdugos enaltecidos y victimas doblemente humilladas y doblemente asesinadas.

Si el actual Jefe de Estado, el monarca Felipe VI firma esta ley, estará firmando su propia sentencia de muerte, su ilegalización, la suya y la de su familia. La legitimidad del Rey viene de Franco y la legitimidad de esta democracia, viene del franquismo. Negar esto, es negar la verdad, es negar la historia, que es lo que pretende la izquierda española. Esta nueva reforma de la ley de memoria histórica, ya habla abiertamente de ilegalizaciones, prohibiciones, multas y penas de cárcel a los que no acepten la nueva verdad que se nos desea imponer. Se trata de una vía peligrosísima que daría pie a ilegalizar, cerrar o multar a partidos políticos, fundaciones, asociaciones, sindicatos, medios de comunicación o cualquier otro organismo que se atrevan a tener una visión de la historia, más ajustada a la realidad que la que nos vende la izquierda. La izquierda no cree ni en la libertad ni en la democracia, por eso persigue a todo el que no piense como ellos. Franco es la excusa de hoy, la del mañana será la ideología de género, el feminismo o el cambio climático. Se prohibirá todo debate y toda disidencia, toda discrepancia al pensamiento único.

Por mi conciencia y por mi honor, Juro ante Dios que no obedeceré ni cumpliré una ley injusta, totalitaria y criminal, una ley que atenta contra las libertades más básicas como es la de pensamiento. Les invito a todos ustedes a sumarse a la rebelión cívica, a este juramento que trata de criminalizar a nuestros héroes, a nuestras victimas y a todos aquellos que entregaron su vida por Dios y por España y por el futuro de la nación que hoy disfrutamos. No traicionemos a nuestros muertos, no veamos como normal, leyes que no lo son. No miremos a otro lado. Hoy somos nosotros, mañana serán ustedes y entonces, será demasiado tarde.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

1 comentarios