www.elmundofinanciero.com

FRACASO DE BRUSELAS

COVID-19: Visegrado reacciónó más rápido que Bruselas

COVID-19: Visegrado reacciónó más rápido que Bruselas

· Por Oliver Bault

jueves 26 de marzo de 2020, 16:12h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Dado que el coronavirus chino llegó a su territorio a principios de marzo, tendremos que esperar al menos unas semanas antes de poder evaluar la efectividad de las medidas tomadas en una etapa temprana de la epidemia por los cuatro países del Grupo de Visegrado (V4): Polonia, la República Checa, Eslovaquia y Hungría. Ante ellos, Italia, Alemania, Francia, España y el Reino Unido optaron por retrasar el mayor tiempo posible medidas como el cierre de escuelas y otros lugares de posible contaminación, o el cierre de las fronteras nacionales.

Hasta el 17 de marzo, con más de 1500 pacientes diagnosticados con COVID-19, el Reino Unido aún no había tomado ninguna de estas medidas. Francia solo cerró sus escuelas desde el 16 de marzo, cuando ya tenía más de 5000 casos conocidos de la enfermedad. Alemania tenía casi la misma cantidad de personas diagnosticadas con COVID-19 cuando decidió cerrar sus fronteras el mismo día, y España tomó medidas de contención a nivel nacional a partir del 16 de marzo, cuando se sabía que casi 8.000 personas estaban infectadas con el virus. Italia aplicó medidas similares el 10 de marzo, con más de 9.000 pacientes ya diagnosticados con COVID-19.

Después de haber sido el primer país del V4 en informar de casos de COVID-19 en su territorio, con tres pacientes infectados el 1 de marzo a su regreso de Italia (su diagnóstico se confirmó finalmente el 3 de marzo), la República Checa es el país más afectado del bloque a fecha de 18 de marzo, con 434 casos (pero aún sin muertes). El 12 de marzo, con 94 casos, el gobierno checo declaró el estado de emergencia y cerró sus escuelas y universidades, imponiendo la cuarentena obligatoria para todas las personas que regresaban de Italia. Todos los eventos deportivos, culturales y religiosos ya habían sido prohibidos el 10 de marzo. Para el 14 de marzo, la mayoría de las tiendas estaban cerradas (excluyendo las esenciales como las tiendas de alimentación y farmacias) y todas las reuniones estaban prohibidas. Desde el 16 de marzo, las fronteras del país se cerraron en ambos sentidos y Praga ha impuesto una contención generalizada de la población con limitaciones a la libertad de movimiento, como en Italia.

El segundo país más afectado del bloque, con 246 casos diagnosticados y 5 muertes a fecha de 18 de marzo, fue Polonia, donde el primer paciente infectado con COVID-19, procedente de Alemania, fue informado el 4 de marzo. Polonia cerró sus escuelas, universidades, centros culturales, centros comerciales, piscinas, etc, a partir del 11 de marzo (con 22 casos diagnosticados) y sus fronteras el 15 de marzo (con 111 casos diagnosticados). Al igual que en los países restantes del V4, el rápido aumento en la cantidad de pruebas realizadas de COVID-19 condujo naturalmente a un aumento en los casos detectados, y el ministro de sanidad indicó que sería necesario esperar de diez a catorce días para observar el efecto de las medidas aplicadas para contrarrestar el crecimiento exponencial en el número de diagnósticos de COVID-19.

Eslovaquia fue el último del V4 en informar de su primer caso de COVID-19, el 7 de marzo (Hungría informó de su primer caso el 5 de marzo), pero ocupa el tercer lugar en la cantidad de pacientes que se sabe que tienen el COVID-19, 97 casos (y aún sin muertes) el 18 de marzo. Bratislava cerró las fronteras del país el 13 de marzo, con solo 21 casos. Las escuelas, piscinas, centros comerciales y estaciones de esquí también han estado cerrados desde esa fecha. El Gobierno declaró el estado de emergencia desde el jueves 12 de marzo.

Por último, Hungría, con 58 casos (y una muerte) a fecha de 18 de marzo, había cerrado sus escuelas dos días antes, después de declarar el estado de emergencia. Desde el 17 de marzo, las fronteras del país se han cerrado a los extranjeros no residentes, como en los otros países del Grupo de Visegrado.

Aunque registraron sus primeros casos una semana después del comienzo de la epidemia en el Reino Unido, Alemania, Francia y España, los miembros de Visegrado fueron los primeros en reaccionar con fuertes medidas, prefiriendo seguir el ejemplo de los países del sudeste asiático, que, por el momento, parecen haber logrado frenar la epidemia, en lugar del ejemplo de Europa Occidental, donde a partir del 19 de marzo los Gobiernos parecían haber perdido el control de la situación. Será muy interesante comparar la evolución de la enfermedad en las próximas semanas. Si los países del V4 tienen son más eficaces y rápidos para evitar la epidemia, con menos víctimas a pesar de sus sistemas de salud más pobres, arrojarán una luz muy desfavorable sobre las capitales de Europa Occidental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.