www.elmundofinanciero.com

UN MERCADO LOCAL ESCASO

Cuatro motivos por los que los 'family officers' españoles ignoran la inversión en arte

Jorge Llopis es perito judicial en arte y antigüedades y CEO de ArsTasante.
Ampliar
Jorge Llopis es perito judicial en arte y antigüedades y CEO de ArsTasante.

· Por Jorge Llopis, CEO de www.arstasante.com

jueves 02 de abril de 2020, 10:37h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

No es la primera vez, ni será la última, que desde estas páginas, me he referido al escaso interés por parte de los Asesores de Patrimonio Familiar locales, también conocidos como Family Officers, por el arte como bien de inversión.

Las causas son variadas:

  1. La procedencia y Know How del Family Officer español.

Nuestros Family Officers suelen proceder del sector banca ( comercial y banca privada) o del ámbito legal. Son sectores muy conservadores y tradicionalmente de carácter reservado, lo que puede provocar en algunos casos una cierta reticencia a colaborar con otros expertos. Hay que reconocer que nuestra cultura adolece de los comportamientos éticos y de confidencialidad, respecto a las culturas sajonas que emplean estrictos contratos de colaboración y confidencialidad y no elusión penalizados que algunos profesionales ya empleamos regularmente en nuestra actividad.

  1. Desconfianza tradicional y generalizada en este tipo de activos.

Las experiencias del pasado en nuestro mercado han generado una desconfianza generalizada hacia el arte como elemento de inversión. Durante mucho tiempo y en demasiadas ocasiones el Segundo Mercado ha mercadeado impunemente con copias y falsificaciones. En el extranjero igualmente han habido problemas. Un amigo e importante director de banca privada en Suiza me comentaba recientemente que el riesgo de falsificación, fraude y blanqueo ha sido el principal motivo de rechazo para desestimar este tipo de productos a pesar del interés que despierta el arte como elemento de inversión también a nivel internacional: “Los vendedores y galerías españolas tiene muy mala fama, pero franceses o italianos son iguales o peor…declaraba. Unos cardan la lana y otros nos llevamos la fama. ¿La Leyenda Negra Española ha llegado también al arte? De nuevo se reclaman profesionales serios y fiables. De nuevo se reclama la independencia del Asesor de Arte.

Por otro lado es importante indicar que nuestro mercado local, no ofrece oportunidades (obras) de importancia. En España se han coleccionado tradicionalmente estilos propios y autores con un interés desigual en los mercados internacionales. Las inversiones de arte rentables se centran en autores cuya cotización es alta, en mi opinión obras de más de 500.000 €. Obviamente una apuesta arriesgada si se desconoce el mercado, pero que queda garantizada con un conocimiento y experiencia específicas sobre esta cuestiones como la que ofrece un Asesor de Arte (Art Advisor), que garantice de manera fehaciente la veracidad de la obra y sus documentos.

  1. La Legislación restrictiva sobre Patrimonio Artístico en nuestro país.

Recientemente hemos comprobado que España tiene una legislación muy estricta con los bienes artísticos que forman parte del denominado Patrimonio Artístico español. No hay que confundir el caso de delito de contrabando tipificado y cometido recientemente por Jaime Botín con una obra considerada BIC (Bien de Interés Cultural) y por tanto inexportable. Ha sido una mamarrachada sin paliativos, comparable con el trasiego de “bolsas de basura” de Julián Muñoz en Marbella…

Se pueden hacer inversiones y compras de arte en el extranjero, donde estarán exentas de este requisito español. Para ello, el conocimiento y las relaciones del Asesor de Arte será inestimable para encontrar y facilitar estas oportunidades de manera absolutamente legal y transparente

  1. Preferencia por productos financieros tradicionales o inmediatos.

Nuestro Family Officer procede de la banca que tradicionalmente ha comercializado los productos de inversión propios como fondos, bursátiles y del sector inmobiliario. Su compra es inmediata con un “clic” en sus pantallas y tablets, pero estamos viendo que estos valores en apariencia sólidos, no lo son tanto… Tradicionalmente se recomienda una diversificación de riesgos en paquetes de producto de inversión flexibles y a medida. Se ha hablado muchas veces de los Fondos de Inversión de Arte. Créanme que a estas alturas de la feria ni me fío ni me creo su funcionamiento y realidad

Es cierto. El arte necesita su tiempo: adecuar la pieza dentro del presupuesto, verificar su estado legal y originalidad, negociar la transacción. La diferencia con el coleccionismo es obvia, ya que en caso de inversión, lo que importa es el precio y valor de la obra, más que el deleite estético.

El arte es un valor muy interesante a medio y especialmente largo plazo (5-10 años). Es una inversión muy indicada para garantizar a los herederos un producto tan sólido y tangible como el oro. El asesor de patrimonio muchas veces desconoce que la rentabilidad de una pieza de arte importante puede incrementar muchas veces el 30% como mínimo en menos de 3 años. Tampoco tiene en cuenta que no sufre depreciaciones por una cuestión muy simple: El arte importante es escaso y por tanto codiciado. Es cierto, puede “estancarse”, pero raramente bajará su precio.

Estamos en un momento convulso, no cabe la menor duda. La recesión que vamos a sufrir, estaba anunciada desde hacía meses, con Covid19 o sin él, simplemente hemos entrado en ella de manera abrupta. Esto pasará y nos servirá para aprender y valorar nuestras opciones de futuro, pero como siempre recomiendo: Con el arte no se precipite, huya de las gangas y falsas “oportunidades” y si duda, consulte con un experto contrastado. Estamos para eso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios