www.elmundofinanciero.com

CRISIS EN EL CÁUCASO

Preocupación por inestabilidad en el Cáucaso sur provocada por Armenia en la frontera con Azerbaiyán: el diálogo hoy es más urgente que nunca
Ampliar

Preocupación por inestabilidad en el Cáucaso sur provocada por Armenia en la frontera con Azerbaiyán: el diálogo hoy es más urgente que nunca

· Por Carlos Uriarte Sánchez, Profesor de Derecho y Relaciones Internacionales en la Universidad Rey Juan Carlos

sábado 01 de agosto de 2020, 11:25h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Desde el 12 de julio de 2020, las fuerzas armadas de Armenia han violado el régimen del cese al fuego mediante el uso de artillería bombardeando las posiciones del ejército azerbaiyano en el Distrito de Tovuz a lo largo de la frontera entre ambos países. Tal acto puede considerarse desde un punto de vista del derecho internacional como una agresión catalogada como uso ilegítimo de la fuerza, puesto que, no supone un acto de autodefensa. Además, es una acción que no contribuye a la estabilidad ni a la paz en la región que sufre un conflicto enquistado desde hace casi treinta años como es la ocupación por parte de Armenia de la región de Nagorno Karabaj.

Otras noticias :::>>>

¿Quién quiere ser empresario?

https://www.elmundofinanciero.com/quien-quiere-ser-empresario-by-didac-sanchez

Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán repelieron el ataque iniciando una contra ofensiva que impidió el avance armenio. Así mismo, tropas de la guardia fronteriza azerbaiyana fue desplegada a lo largo de la frontera entre ambos países en los distritos de Gazaj y Tovuz. La tensión entre ambas partes continua y al menos esta nueva escalada en el conflicto ha provocado 14 muertos entre ellos también civiles.

Armenia ha intentado involucrar durante este conflicto a la Organización del Tratado de Defensa Colectiva (OTDC) (organización integrada por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán y que cuenta con Afganistán y Serbia como observadores), pero Rusia ha preferido ofrecerse como mediador en el conflicto en lugar de justificar las acciones de Armenia.

Así mismo, podemos afirmar, que un momento actual en el que el secretario general de las Naciones Unidas Antonio Gutierres ha realizado un llamamiento a la comunidad internacional para alcanzar un alto el fuego humanitario global para concentrar todos los esfuerzos internacionales en vencer conjuntamente un enemigo común como es el Covid-19. Sin duda alguna, parece, que no es el momento más oportuno para que Armenia intente internacionalizar un conflicto en un momento en el que existen otros problemas muchos más urgentes en la agenda mundial.

Debemos de recordar que este conflicto entre Armenia y Azerbaiyán lleva congelado casi treinta años y que en el ámbito del derecho internacional se ha producido una flagrante vulneración del artículo 2.4 de la Carta de San Francisco de las Naciones Unidas: “Los miembros de la Organización, en sus relaciones internacionales, se abstendrán de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o independencia política de cualquier Estado, o en cualquier otra forma incompatible con los Propósitos de las Naciones Unidas “. Armenia sigue llevando a cabo una política de agresión militar contra Azerbaiyán, ocupando la región azerbaiyana de Nagorno Karabaj y siete distritos adyacentes. Las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas 822, 853, 874 y 884 exhortan a la retirada total e incondicional de las fuerzas armadas armenias de los territorios ocupados de Azerbaiyán.

Armenia debe demostrar un interés leal y verdadero en encontrar una solución pacífica dentro de los límites establecidos por el derecho internacional y no mediante una política de ocupación basada en los hechos consumados. Sólo así se contribuirá a la paz, la estabilidad y la prosperidad regionales y se podrá alcanzar una solución duradera a esta situación.

La Unión Europea ha manifestado estar a favor de la adopción de medidas urgentes para prevenir la tensión en la región y apoya los esfuerzos de mediación de los copresidentes (Estados Unidos, Francia y Rusia) del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Después del alto el fuego alcanzado en 1993, este grupo de la OSCE ha intentado lograr una solución conforme a los Principios Básicos de Madrid que fueron alcanzados en 2007 en la Conferencia Ministerial de la OSCE celebrada en Madrid, presentados a las partes y actualizados en 2009. Así como utilizando el mecanismo de diálogo acordado por Armenia y Azerbaiyán en Viena el 29 de marzo de 2019 con el objetivo de: “crear un entorno propicio para la paz y adoptar medidas concretas y tangibles en el proceso de negociación para encontrar una solución pacífica al conflicto”.

En 2016 se produjo también una situación de escalada de tensión entre ambos países en el sur oeste y oeste de Azerbaiyán, en la región de Nagorno Karabaj, con el resultado de una liberación de algunos territorios de Azerbaiyán ocupados por Armenia. En este caso actual, la situación es diferente por ocurrir en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán en territorio azerbaiyano, que es zona de paso de los gaseoductos y oleoductos, así como del corredor de transportes de Azerbaiyán a Europa.

Los hechos actuales, los más graves ocurridos en el Cáucaso Sur desde los acontecidos de 2016, suponen un grave riesgo para la estabilidad regional. Por tanto, ambas partes deben de continuar el diálogo para alcanzar una solución duradera manteniendo el cese al fuego entre ambas partes. Sin duda alguna, esta actitud contribuirá a la paz, estabilidad y prosperidad regionales en un momento de incertidumbre provocado por el Coronavirus.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios