www.elmundofinanciero.com

GIDE INDUSTRIAL

Después de los ICO: Las empresas industriales necesitarán seguir buscando fuentes de financiación

Después de los ICO: Las empresas industriales necesitarán seguir buscando fuentes de financiación

  • Tras el respiro que han dado los ICO, las empresas industriales se encuentran en una situación complicada por el elevado coste que requieren las inversiones

miércoles 21 de julio de 2021, 10:28h
Los préstamos avalados por el Instituto Oficial de Crédito (ICO) han salvado a las pymes españolas. Una vez consumados, y con la actividad económica retomándose debido al avance de vacunación, el mundo de las pequeñas y medianas empresas industriales se enfrentan a un periodo en el que “deberán seguir financiándose para sobrevivir”, de acuerdo a Jordi Solé Tuyá, socio y director ejecutivo de la empresa de financiación Kreedit. Esta empresa es la creadora del holding GIDE Industrial, una empresa que ayuda a pymes industriales, principalmente familiares. Una financiación que, según Solé, deberá buscarse en función del perfil que tenga la empresa. De este modo, el experto advierte de que se debe apreciar “con una cierta claridad que el negocio es viable a medio y largo plazo”, para acudir a la financiación, ya que, según señala, “a menudo una empresa no es viable precisamente por la falta de financiación”.
Por lo tanto, “una aportación de capital puede ayudar a salvar la empresa porque le ofrece el oxígeno necesario para poder centrarse en una reestructuración profunda o porque le permite reestructurar el calendario de devolución de la deuda haciéndolo más digerible”, opina Solé.

“En estos casos”, prosigue, “la empresa debe valorar la posibilidad de dar entrada en el accionariado a socios inversores que aporten capital, pero que también pueden aportar experiencia en la gestión, conocimiento del sector o contactos para abrir nuevos mercados”.

Unas inversiones complicadas

Solé apunta a que el sector industrial requiere “una enorme inversión” para evolucionar, unas inversiones que serán necesarias para afrontar el escenario post-pandémico. “Una industria debe financiar el parque de maquinaria, el inventario de materia prima y producto acabado, las compras, las ventas, etc.”, señala el experto.

Además, el experto advierte de que “si dejamos de lado los grandes conglomerados industriales”, en España existe un tejido industrial formado por empresas de tamaño pequeño y mediano que, con carácter general, “ofrecen una baja productividad y una baja rentabilidad”.

Esta baja rentabilidad hace que tradicionalmente no se haya considerado un sector tan atractivo para la inversión. “Al invertir en estas empresas se esté asumiendo un riesgo importante y existe la posibilidad de que cualquier traspiés pueda echarlo todo al traste”, apunta Solé.

Sin embargo, “la diversificación de las nuevas fuentes de financiación” que ofrece el mercado, como family offices, o fondos de inversión, hace que sea “más sencillo” acceder a esta inversión, de acuerdo con Solé.

“Además, las empresas tienen que cambiar su mentalidad. La financiación ya no es algo que solo te concede el banco, sino que se puede buscar en múltiples espacios y de múltiples formas o abriendo las empresas para captar inversores como socios”, señala el experto.

Ayuda profesional: GIDE industrial

Para afrontar esta complicada situación, a menudo la mejor opción es acudir a profesionales de la financiación de empresas. Por ello, desde la empresa de financiación Kreedit se impulsó el holding GIDE Industrial, una empresa que ayuda a pymes industriales, principalmente familiares, en situaciones especiales, que tengan problemas de viabilidad, ya sea por pérdida de actividad o por falta de sucesión.

“La aportación de GIDE se concreta en un equipo profesional especializado en reestructuración y reflotamiento de empresas, que, si es necesario, interviene acompañado de inversores que aportan el capital necesario para reflotar la empresa”, señala Solé.

Además del propio Jordi Solé, este equipo está integrado por economistas con décadas de experiencia como Juan Rojas Graell, reconocido experto en reflotamiento de empresas, con más 200 intervenciones en concursos de acreedores o Joan F. Pont, especializado en diseñar y ejecutar planes de viabilidad.

Desde que el holding iniciara su actividad a mediados de 2020, en plena pandemia, ha asesorado a media docena de empresas industriales, para asesorar y reflotar sus negocios en cualquier tipo de sector industrial: ganadería, manufactura, medioambiental o lanzamiento de productos.

Además, la empresa se dedica a elaborar planes de viabilidad e impulso de nuevas empresas con ideas innovadoras, así como gestiones relacionadas con la fusión y el relanzamiento de empresas industriales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios