www.elmundofinanciero.com

ERUPCIÓN VOLCÁNICA DE LA PALMA

Incertidumbre, ansiedad y miedo: cómo afrontar el impacto emocional de una catástrofe natural

Incertidumbre, ansiedad y miedo: cómo afrontar el impacto emocional de una catástrofe natural

  • El estrés postraumático por un desastre natural produce peores efectos que en otros casos, como atracos o incluso conflictos bélicos

miércoles 06 de octubre de 2021, 17:59h

La erupción volcánica en la isla de La Palma en la actualidad, el incendio de Sierra Bermeja en Málaga de hace unas semanas y la emergencia sanitaria por la Covid-19, que aún a día de hoy persiste, son tres claros ejemplos de desastres que afectan a miles de personas. En el caso de las tragedias naturales, muchas personas han visto como en cuestión de horas han perdido todo lo que les ha costado años conseguir y el hecho de que cuando estos sucesos se producen no se conozca cuánto tiempo durarán aumenta la incertidumbre y la ansiedad. Perder tu vivienda, y con ella los recuerdos de toda una vida, o tu trabajo supone una odisea personal pero también produce estrés postraumático en la persona que puede perdurar durante años. Desde la Fundación Salud y Persona nos explican que los desastres naturales como terremotos, lluvias torrenciales, incendios como el de Sierra Bermeja o erupciones volcánicas como la que está ocurriendo en La Palma, causan problemas psicológicos y producen cuadros de ansiedad, ataques de pánico y depresión secundaria.

“El estrés postraumático por un desastre natural produce peores efectos que en otros casos, como atracos o incluso conflictos bélicos, ya que nos marca con la idea de que estamos totalmente indefensos ante cualquier fenómeno natural y nos genera un estado de alerta permanente y angustia”, nos indican los expertos de la Fundación. Por ello, estos expertos recomiendan que los afectados no escondan "el trauma ni intenten evitarlo" porque hacerlo agrava el trastorno y "crea un fantasma de dimensiones increíbles" que, finalmente, acarrea importantes consecuencias que permanencen en el tiempo.

En este sentido, animan a los afectados a acudir a los psicólogos y recuerdan que desde la Fundación Salud y Persona han puesto a disposición de la ciudadanía dos servicios de apoyo psicológico, el primero gracias a una donación de UNESPA y a través del teléfono gratuito 900 293 162 y con un horario de atención de 24 horas al día, los siete días de la semana y que ayuda a los profesionales de centros sanitarios y residencias españolas, para aliviar el estrés emocional provocado por la COVID-19. Y el segundo, conjuntamente con DKV Seguros se ha puesto marcha un número de teléfono gratuito (900 314 016) atendido por psicólogos que dan soporte a todas las personas de La Palma. Un shock tras la COVID-19 La terrible situación que está sufriendo la isla de La Palma tras la devastadora erupción del volcán de Cumbre Vieja está siendo una tragedia de unas dimensiones aún desconocidas y que implica, directa o indirectamente, a muchísimas personas. Quienes se han sido afectados ven cómo tienen que abandonar sus casas, vivir en otro lugar de forma provisional, sin saber si quiera si podrán volver a su hogar, ya que desconocen qué es lo que puede pasar con sus viviendas, cultivos o animales.

La particularidad que estos fenómenos tienen actualmente, es que se están produciendo después de un momento particularmente duro, como el que ha marcado la pandemia del coronavirus. “En este caso, a la crisis sanitaria que llevamos viviendo desde aproximadamente año y medio, hay que añadir a los habitantes de La Palma y sus allegados el impacto de una catastrofe natural de unas repercusiones impresionantes”, apuntan los expertos de la Fundación Salud y Persona.

Ambas situaciones comparten además características similares por tratarse de fenómenos naturales que se escapan de nuestro control y que generan esa sensación de indefensión y de incertidumbre de la que hablábamos, que a su vez desembocan en el padecimiento de emociones desagradables y pensamientos negativos, por no mencionar el impacto para la salud, el trabajo, la economía, etc., que comparten ambas situaciones críticas.

¿Cómo reaccionar ante una catástrofe? Esta es la pregunta del millón, cómo deberiamos reaccionar antes una situación como la que ocurre en La Palma. Las reacciones cognitivas, emocionales y conductuales ante una situación tan crítica son tan impredecibles y distintas entre sí como distintos somos los humanos unos de otros.

Según los expertos de la Fundación Salud y Persona, a escala fisiológica se pueden producir desde palpitaciones, taquicardia y disnea, a tensión muscular, espasmos, y sudoración, pasando por opresión torácica, sequedad de boca y alteraciones gastrointestinales. “En lo referente a las emociones, las más comunes son ira, estupor, pánico, inseguridad, culpa, tristeza, irritabilidad, ansiedad, vacío...”, continúan.

Aunque no es menos cierto que este tipo de respuestas serán provisionales, ya que de forma normal, la mayoría de las personas, comenzarán un proceso normal de duelo ante las pérdidas. Sin embargo, otro grupo más limitado puede iniciar un proceso de recuperación más paulatino o verse afectado por un cuadro que va más allá de una reacción a una crisis.

“Es muy relevante establecer un contacto psicológico con los afectados, conocer las dimensiones de la crisis y del suceso, así como el impacto personal, social y contextual. Y comunicar apoyo tanto al individuo como a la comunidad para fortalecer las estrategias de afrontamiento”, afirman desde Salud y Persona. 4 consejos útiles para enfrentar una crisis
Teniendo todo esto claro, desde la Fundación Salud y Persona nos plantean algunos consejos. “Lo primero que hay que entender y asumir es que esta es una situación desagradable y estresante. No por la catastrofe en sí misma, sino por las consecuencias que ha traído a los afectados”, nos dicen. Y añaden, las siguientes recomendaciones:

Maneja la desinformación

Inmediatamente después de cualquier desastre, independientemente de si es natural o humano, asistimos a cómo las redes sociales se inundan con multitud de opiniones y valoraciones, que solo generan desinformación y estres. Por ello desde Salud y Persona nos recomiendan acudir solo a cuentas oficiales para evitar hacer circular o enviar información, videos o fotografías que puedan generar confusión e incluso contribuir a agravar la situación.

Acepta la ayuda

Sufrir un desalojo, perder casi todo lo que se posee (de sus medios de vida a sus recuerdos más personales), es algo realmente traumático que tiene un impacto brutal en la salud mental de quienes lo están padeciendo. Como nos explican desde la Fundación Salud y Persona: “Es imprescindible admitir que el desastre nos afecta. No ser consciente de ello puede llevarnos al colapso y a estar expuestos a un ataque de pánico o ansiedad, tras mantener la tensión durante muchas horas y no poder descansar adecuadamente”.

Respeta a las personas

Diferentes personas se enfrentan de manera diferente a estas situaciones, por lo que escuchar es «comprender lo que alguien está diciendo, sin juzgar ni esperar». Esto significa que cuando lo haces, te aseguras de demostrar que te preocupas, tienes paciencia cuando sientes que la persona no está preparada para abrirse, y usas preguntas que le permiten a la persona reflexionar e intentar afrontar, con sus propias herramientas, lo que está viviendo.

Primeros auxilios psicológicos

De acuerdo con el manual de Primeros auxilios psicológicos de la OMS son tres los principios básicos:

Observar. Significa verificar la seguridad y las personas que necesitan atención de urgencia. Debemos prestar atención a las personas que tienen más probabilidades de necesitar atención especial (niños, personas con discapacidad o mujeres embarazadas).

Escuchar. Ayudar a la víctima a comprender que estamos ahí para ayudarle y que el riesgo ya ha pasado. Acompañar a la víctima y orientarla en la toma de decisiones y la ejecución de las acciones más urgentes para afrontar la situación.

Vincular. Esto ayuda a las personas a recuperar el control de la situación, es importante conectarlos a lugares donde puedan obtener necesidades básicas y compartir con ellos información sobre el estado de la crisis para que se sientan bien informados sobre lo que está sucediendo.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios