www.elmundofinanciero.com

NUESTRO SISTEMA MONSTRUO

Corruptio aceptantes

Corruptio aceptantes
Ampliar

· Por Lorenzo Soriano

domingo 23 de enero de 2022, 09:30h

En la línea de desaprender que inició hace años Facundo Cabral, recordado amigo, y que ahora aprovecha alguna marca comercial, está la de desprogramar. Los desprogramadores, estuvieron de moda en los años 70 para tratar de sacar de las sectas que “secuestraban” a jóvenes y mayores de todo el planeta, para usarlos a sus fines. Fines estos de todo tipo. Económicos siempre, pero sexual, terrorista o delincuencial también. Si se observa que prácticamente se han extinguido las sectas, aunque queden algunas, quizás menos peligrosas, puede que se pregunten por la razón.

Yo no siento cátedra pero tras un minucioso análisis en el que incluyo experiencias personales cercanas, llego a la conclusión de que, como en otras muchas actividades mayormente perniciosas, la política y los políticos incluyendo sus asimilados, asociados o brazos articulados, han dejado sin espacio a los clanes, gánsteres, asaltacaminos, desfalcadores, carteristas y ladrones varios. Si haber logrado eso es un mérito, que se les reconozca pido. Al menos han concentrado en una actividad , la política, la mayoría de las miserias humanas. Lamentaría herir sensibilidades de los que se sientan exceptuados, que los hay sin duda, y a algunos conozco. Sin embargo, como en el caso de la Jefatura del Estado, los delitos o malas prácticas políticas, son perpetrados, la minoría, por comisión directa de los mismos, pero una inmensa mayoría por omisión. Estar junto al corrupto y callar, o pertenecer a su cuerda y no apartárlo o apartarse, es, para mí, la misma cosa.

Hemos creado un Sistema - Monstruo que horrorizaría al mismísimo Dr. Frankenstein. Bajo la fina capa de barata y ligera purpurina democrática que les permite perpetuarse y les “legitima” para asaltar nuestros bolsillos, ahogarnos fiscal, social, y económicamente, surge el Leviatán insaciable formado por la clase dirigente “elegida” por sus favorecidos. Estamos sedados y atrapados por Leyes incumplibles pero que solo nos son obligadas a nosotros. Y lo peor es que nadie legisla acerca de la devolución de lo que se roba a manos llenas. Que aceptamos la corrupción violenta, despiadada y propiciadora de tragedias humanas, al absorber los recursos destinados a los débiles, desfavorecidos, dependientes y necesitados. Y nos parece un “peaje obligatorio” que hay que pagar por o para ser dizque demócratas, garantistas de delincuentes y protectores de verdugos. Aceptamos todo esto resignados y como irresoluble.

Necesitamos desprogramadores urgentemente, que nos hagan ver que aceptar males “menores” solo incita a que los corruptos Institucionales se multipliquen en el ambiente óptimo de la impunidad y de la inmunidad.Despierten y….

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios