www.elmundofinanciero.com

¿DERECHO A LLEVAR EL BURKA?

Confusión

Confusión

Por Violeta Yangüela ([email protected])

By Violeta Yangüela
martes 21 de octubre de 2014, 14:31h
Es un asunto de tolerancia. Eso dicen. Hay que respetar la diversidad cultural. También eso dicen. Pero resulta que en las tierras del islam se prohíben por mandato divino los actos que no cumplen con Alá y su Profeta Mahoma y que se condenan de una u otra manera dependiendo del territorio o de las interpretaciones de los “jueces” del sistema coránico.

Marte Dalelv, arquitecta trabajando en una empresa sueca en los Emiratos, se le ocurrió la brillante idea de denunciar, en lo que se supone es una comisaría, haber sido violada y el resultado de su denuncia es que fue condenada a cuatro meses de prisión al ser sometida a un test de alcohol y a un año por haber mantenido relaciones sexuales con un varón.

De acuerdo a la ley coránica, la culpabilidad de la arquitecta no se cuestiona. El alcohol es prohibido (aún así, cuentan que en Arabia Saudita los alambiques secretos abundan por doquier) y por tener relaciones sexuales fuera de matrimonio. También en este caso funciona el dicho de que quien inventó la ley inventó la trampa. ¡Existen los matrimonios por horas o por días! Asunto de semántica.


Por suerte para la arquitecta, el gobierno noruego intervino en su rescate. Marte se refugia en un centro noruego en Abu Dabi. The One Total Home Experience, empresa inmobiliaria de dos empresarios islámicos asociados a un noruego para la cual trabajaba, la había despedido. Para su despido adujeron “conducta impropia”. También fue juzgada por la empresa. El Jeque del Emirato ha perdonado a la arquitecta. Dijo alguien una vez que los países no tienen amigos, tienen intereses. Por supuesto, el varón de la violación sigue campante que la culpabilidad es de la hembra por andar acompañada de un varón.

En abril de 2010 entró en vigor la prohibición de Francia del uso del burka en lugares públicos exponiendo a cualquiera que lo use en oficinas, hospitales y parques a una multa de 150 euros o una lección de ciudadanía obligatoria. Esa prohibición ha traído el debate de la tolerancia, de la diversidad cultural y del respeto a las creencias religiosas y también llegaron las protestas de la comunidad islámica por su derecho al uso del burka.

En días recientes en Francia volvieron las revueltas islámicas. Todo comenzó con la rutina de un policía al pedirle a una mujer que removiera su burka como requiere la ley francesa. El esposo de la mujer intentó estrangular al policía por lo que fue arrestado. Su defensa consistió en decir que solo “defendía” a su mujer. El ministro de Interior, Manuel Valls, afirma que solo se trata de cumplir con la ley.

Mientras los islámicos protestan en Francia por su derecho al burka, los occidentales, sobre todo los colectivos feministas globales, permanecen callados frente a la condena de Marte Dalelv en los Emiratos. O sea para los occidentales la condena a la arquitecta es un asunto “cultural” y para los islámicos franceses el uso del burka es un asunto de “derecho”.

¿Y no se supone que es al revés? Por la adopción en Rusia de medidas que sancionan la propaganda gay dice Barack Obama: "si se discrimina sobre la base de la raza, religión o la orientación sexual, se viola la moralidad básica que pienso debería trascender a cada país", en Londres los homosexuales protestan frente al Ministerio de Relaciones Exteriores y piden al gobierno que presione a Rusia para que derogue la reciente ley que prohíbe la expresión en público de afecto e identidad de los homosexuales, el Presidente Olímpico Jacques Rogge pidió a Rusia una explicación de cómo iba aplicar la ley en los Juegos Olímpicos de invierno a celebrarse en Rusia y por supuesto el número de las firmas de un documento en internet pidiendo la derogación de la ley sigue en aumento. Sin palabras y sin protestas para Marte Dalelv.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios