www.elmundofinanciero.com

DESDE MI iPAD

Monarquía o República

Por Joaquín Abad

martes 21 de octubre de 2014, 14:31h
Joaquín Abad
Joaquín Abad
Parece que la siniestra, y también algunos de derechas y de centro, andan removiendo el patio de vecinos a cuenta de aprovechar la abdicación de Juan Carlos para cambiar el modelo de Estado. Para consultar mediante referéndum si los españoles queremos seguir con una monarquía instaurada por Franco o iniciar la III República. A lo mejor la pregunta es si los españoles estamos satisfechos con que un ciudadano, que no ha pasado por las urnas, que su mérito sea ser hijo de, tenga un cargo vitalicio, hereditario y blindado ante los tribunales. Reminiscencias de tiempos de absolutismo... Porque a todos nos jode que alguien sea nombrado a dedo, por ser hijo de, y pase por encima para ocupar el puesto de trabajo de otros infinitamente más preparados, pero sin el enchufe correspondiente.

Lo estamos viendo todos los días en los ayuntamientos, en las instituciones oficiales, como el gobernante de turno lo primero que hace es colocar a los suyos. Estén o no preparados, el puesto es para los suyos. En la Universidad, pues tres tantos de lo mismo... el puesto en muchas instituciones es hereditario, casi como la monarquía. Con la salvedad de que si el partido pierde, dejan de pisar moqueta miles de enchufados y se arma la de San Quintín.

Pues eso. En Chile, en Argentina, en Portugal, por poner ejemplos similares, se salió de una dictadura militar a una democracia presidencialista. Como la de Estados Unidos, el presidente del Gobierno es el Jefe del Estado. Lo de que haya un jefe del Estado con cargo vitalicio y sangre real, rechina en pleno siglo XXI. Pero hay quien defiende la institución monárquica con el argumento de que otros países europeos también mantienen esa figura, muy barata, según los cortesanos patrios.

Para los que dicen que gracias a Juan Carlos nuestras empresas están estupendamente situadas con contratos en el extranjero, habrá que aclararle que eso es propaganda de Zarzuela. El desierto de Mojabe en Estados Unidos está repleto de granjas solares, de molinos generadores de electricidad, fabricados por empresas españolas. Las obras del Canal de Panamá no fueron un favor a nuestro monarca... las empresas españolas ganan concursos por méritos propios. Pensar que la mano de Juan Carlos, aparte de llevarse su comisión, es la determinante es una simpleza. Los países contratan al mejor, no al amigo del amigo monarca. Eso en otros tiempos, pues a lo mejor. Ya no.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(6)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

1 comentarios