www.elmundofinanciero.com

OBJETIVO: CONTROLAR LA INFLACIÓN

«Subida de tipos» ¿Cuáles son las consecuencias para la renta variable?

Para el mercado de renta variable, utilizamos los datos de Shiller, para los tipos a largo americanos, utilizamos los datos del NBER y de la Fed.
Ampliar
Para el mercado de renta variable, utilizamos los datos de Shiller, para los tipos a largo americanos, utilizamos los datos del NBER y de la Fed.

· ¿En qué medida esta subida de tipos esperada tendrá un impacto diferente en función del tipo de valores?

domingo 22 de noviembre de 2015, 07:59h
El informe sobre el empleo del mes de octubre confirma el vigor de la economía americana e incrementa la probabilidad de una subida de tipos en diciembre. Bajo este contexto, Lazard Frères Gestion reflexiona desde dos ángulos distintos en cuanto a las consecuencias de una subida de tipos en el mercado de renta variable. En este primer trabajo, Julien-Pierre Nouen, economista y estratega de Lazard Frères Gestion, muestra su análisis desde un punto de vista macroeconómico.
«Subida de tipos» ¿Cuáles son las consecuencias para la renta variable?
El análisis de los datos históricos desde 19191 muestra que una variación de un punto del tipo de interés en un mes, corresponde a una variación media del -2% en el mercado de renta variable. La influencia de la inflación Históricamente, constatamos que la correlación entre los tipos y la renta variable no es estable (Gráfico 3). Fue positiva a principios de los años 30, entre 1955 y 1965 y desde el 2000. Estas etapas corresponden a periodos de deflación o baja inflación. Inversamente, es negativa cuando la inflación es elevada.
  • En un contexto de alta inflación, la política monetaria tiende principalmente a cargar sobre el crecimiento para desacelerar una inflación demasiado fuerte, lo que supone una mala señal para la renta variable.
  • En periodos de baja inflación (como es el caso actual), los tipos a largo están más influenciados por las evoluciones de la actividad económica que por la inflación. Por lo tanto, una subida de tipos corresponde a una mejora de la coyuntura, lo que es positivo para la renta variable, mientras que una bajada de tipos corresponde a un momento de desaceleración económica, que penaliza los resultados de las empresas.

Desde mediados de los años 80, las subidas de tipos de la Fed han venido seguidas de alzas en la renta variable Con el fin de frenar la espiral inflacionista de los años 70, Paul Volcker, presidente de la Fed, tuvo que subir bruscamente los tipos para provocar una recesión. En cuanto la perspectiva de fuerte inflación desaparece, la política monetaria ha reaccionado más ante el ciclo económico que ante las sorpresas de la inflación. En este contexto, si el banco central sube sus tipos, significa que la coyuntura mejora: del mismo modo, los beneficios de las empresas también. Los ciclos alcistas de tipos han correspondido principalmente con avances en los mercados de renta variable (Gráfico 4). Sin embargo, dicho esto, la fase actual podría ser algo diferente en la medida en que la subida de tipos de la Fed interviene relativamente tarde en el ciclo económico.

Conclusión

En resumen, la subida de tipos, mientras no sea una reacción a un aumento de la inflación no supone una amenaza para los mercados de renta variable. En esta parte, nuestro estudio se ha centrado sobre todo en los datos americanos que permiten analizar un periodo de tiempo mayor. Las conclusiones no deberían diferir para la renta variable de la zona euro. Aunque la política monetaria seguirá siendo muy acomodaticia de este lado del Atlántico, la subida de tipos a largo americanos, que acompañará el ciclo alcista de los tipos de la Fed, debería tener un impacto en los tipos a largo europeos. Este contexto de incremento de tipos puede conllevar una importante rotación de los valores en el mercado de renta variable.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios