www.elmundofinanciero.com

LOS MICROCRÉDITOS, FINANCIACIÓN A PEQUEÑA ESCALA

Crea un imperio desde un pequeño crédito

Crea un imperio desde un pequeño crédito

· El primer paso para crecer, establecer el contacto con empresas

viernes 18 de marzo de 2016, 11:16h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
En el presente artículo se aborda un tema de máximo interés para los jóvenes emprendedores, que es el cómo conseguir crear una empresa de gran tamaño y altos rendimientos partiendo de cero… ¡E incluso partiendo desde una deuda! Lo primero que tienes que tener en cuenta es que, a la hora de financiarte, hay diferentes métodos, los cuales pueden ayudarte a conseguir más o menos cantidad de dinero para iniciar tu negocio. Si tu objetivo es empezar con poco, y no necesitas una gran inversión, puedes optar por los microcréditos online. Estos microcréditos rápidos te servirán para realizar pequeñas inversiones en herramientas y útiles que, en poco tiempo, te permitan generar una rentabilidad.





En el artículo de hoy, vamos a tratar un tema de máximo interés para los jóvenes emprendedores, que es el cómo conseguir crear una empresa de gran tamaño y altos rendimientos partiendo de cero… ¡E incluso partiendo desde una deuda!

Financiación a pequeña escala: Los microcréditos

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que, a la hora de financiarte, hay diferentes métodos, los cuales pueden ayudarte a conseguir más o menos cantidad de dinero para iniciar tu negocio. Si tu objetivo es empezar con poco, y no necesitas una gran inversión, puedes optar por los microcréditos online.

Estos microcréditos rápidos te servirán para realizar pequeñas inversiones en herramientas y útiles que, en poco tiempo, te permitan generar una rentabilidad.

A partir de ese momento, cuando la rentabilidad que obtengas te haya permitido pagar la deuda y los intereses, los beneficios que vayas consiguiendo los puedes ir reinvirtiendo en tu negocio y, de ese modo, hacer que crezca.

Los microcréditos no son para cualquier negocio, ya que son pequeñas cantidades de dinero, no superiores a 3000 o 4000€, y que cuentan con tasas de interés algo más elevadas de lo que es habitual mediante otros métodos de financiación.

Por lo tanto, si tu idea es empezar a rentabilizar la inversión a un año vista, puede que te interese más otro método de financiación, de los que hablaremos en el siguiente apartado. Los microcréditos son para obtener una rentabilidad rápida.

¿Cuáles son esos negocios en los que puedes obtener una rentabilidad rápida? Por ejemplo, todos aquellos que hacen referencia a una profesión concreta que no requiere mucha maquinaria ni mucha inversión para empezar.

Piensa en jardineros, fontaneros, albañiles, lampistas, o casi cualquier profesión del ámbito tecnológico. Estas profesiones, siempre que tengan una cartera de clientes, pueden invertir en las herramientas necesarias, empezar a trabajar, y, en uno o dos meses, devolver el dinero.

Tras esto, pueden ir ganando dinero y reinvirtiéndolo en su negocio, haciendo que éste crezca a buen ritmo.

Otras alternativas de financiación

Pero, en el caso de que necesites otro tipo de financiación porque tu negocio no cuenta con esas perspectivas de rápido crecimiento, también puedes acudir a las alternativas existentes. A continuación, te mencionamos algunas de ellas:

1. Préstamos personales: Los préstamos personales online están pensados para que cualquier persona con un mínimo de credibilidad financiera pueda acceder a cierto capital para hacer realidad sus proyectos. No únicamente se utilizan para emprender negocios, pero sí resultan muy útiles en este ámbito. Además, la financiación que obtendrás será mayor, y los intereses, menores, por lo que puedes utilizar ese crédito para planes de negocio que tardarán más en ser rentabilizados (montar un restaurante, por ejemplo).

2. Capital riesgo: El capital riego, y todo lo que rodea a este tipo de financiación, tiene como característica principal el hecho de que las personas que prestan el dinero incurren en altos riesgos (como el nombre indica), pero obtienen una gran rentabilidad cuando aciertan. Se orientan a proyectos que, a priori, parece que no van a generar una gran rentabilidad hasta alcanzar cierto punto de crecimiento y, a partir de ahí, explotarán en grandes beneficios. Es el caso de las startups tecnológicas, fundamentalmente.

3. Crowdfunding: Aunque el crowdfunding, por sus características de método de financiación eminentemente tecnológico, parece que solo se oriente a empresas tecnológicas, lo cierto es que puede servir para financiar cualquier proyecto. La ventaja del crowdfunding es que la cuantía que puedes conseguir es variable, y no tendrás que devolver intereses, sino piezas de tu producto o servicio (y otro tipo de regalos). Es una forma interesante de financiar cualquier proyecto, aunque tienes que tratar de convencer a la gente de que te den su dinero, lo cual no es fácil.

El primer paso para crecer: Contacto con empresas

Ahora bien, supongamos que ya has conseguido financiación y, o bien ya has devuelto el crédito, o los estás devolviendo sin demasiados problemas. ¿Cuál es el siguiente paso para crecer y conseguir unos resultados que permitan que avances en el mundo de la empresa?

En la mayoría de casos, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con empresas ya establecidas, que no sean competencia directa, sino que puedan resultar complementarias en tu modelo de negocio. No hablamos de que, necesariamente, tengas que buscar empresas a las que vender tu producto (aunque también), sino de que contactes con empresas con las que poder crear sinergias interesantes. En este sentido, te interesarán empresas que puedan ser tus proveedores, clientes o que, simplemente, estén dispuestas a promocionar tu producto a cambio de que tú promociones el suyo. Para conseguir alcanzar a la mayor cantidad de empresas, debes utilizar alguna de las bases de datos de empresas existentes, de forma que puedas tener localizadas a la mayor cantidad posible a la mayor brevedad posible y con el menor esfuerzo posible.

Gestiona tu tiempo para el mayor éxito

A medida que vayas creciendo, te irás encontrando con el hecho de que no puedes ser un hombre-orquesta. Si intentas serlo, fracasarás. Debes ser capaz de gestionar tu tiempo, delegar, y dedicarte a lo que te debes dedicar, que es hacer crecer tu negocio. El resto de aspectos, deben hacerlo tus empleados.

Para gestionar tu tiempo, existen multitud de herramientas, como Evernote, y muchas estrategias, como la creación de listas para saber qué hacer en las jornadas. Pero recuerda que el verdadero ahorro de tiempo se encuentra en las pequeñas cosas.

Por ejemplo, puedes ahorrar muchísimo tiempo al hablar por el auricular, mediante un manos libres bluetooth, mientras haces otros trabajos. Así, no perderás tu tiempo estando pegado al teléfono, y podrás duplicar el número de horas que tiene tu jornada… ¡Algo necesario para alcanzar el éxito!

Como ves, a día de hoy es posible emprender un negocio sin tener dinero, algo que, en otros tiempos, habría resultado mucho más difícil. Eso sí, en el momento de hacer crecer tu negocio, deberás optimizar al máximo tu tiempo y gestionar tus estrategias de forma óptima.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.