www.elmundofinanciero.com

HAY TARJETAS DE CRÉDITO SIN COSTE

Tarjetas de crédito vs préstamos rápidos

Tarjetas de crédito vs préstamos rápidos

· La mejor forma de conseguir una tarjeta de crédito gratuita es ser titular de una de las cuentas que otorgan este derecho, normalmente las cuentas que implican la domiciliación de la nómina

viernes 17 de agosto de 2018, 11:46h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
En pleno apogeo de los préstamos rápidos y los minicréditos parece que ambos se han establecido como la única opción a la hora de poder salir en un apuro económico de forma puntual. Pero la realidad es que a veces recurrir a la tarjeta de crédito puede resultar más barato que un préstamo rápido. Vamos a explicar este punto para entender la lucha entre tarjetas de crédito y préstamos rápidos.

Tarjetas de crédito sin coste

Lo primero a la hora de hacer esta valoración es poder tener una tarjeta de crédito gratuitamente, ya que de otra manera, los gastos de emisión y mantenimiento pueden suponer un coste añadido al préstamo que deseamos obtener con ella y ser más rentable pedir el préstamo rápido. En cualquier, caso la mayoría ya poseemos una tarjeta de crédito, con lo que sus costes de mantenimiento se podrían considerar asumidos por los demás gastos de su gestión.

La mejor forma de conseguir una tarjeta de crédito gratuita es ser titular de una de las cuentas que otorgan este derecho, normalmente las cuentas que implican la domiciliación de la nómina.

Aquí puedes ver un listado rápido de algunas cuentas que las incluyen:

  • Cuenta Nómina al 5% TAE de Bankinter
  • Cuenta Nómina de Openbank
  • Cuenta Inteligente de EVO
  • Cuenta Nómina de ING

También hay opciones para conseguir tarjetas gratuitas sin acudir a la domiciliación de la nómina, la tarjeta Pass de Carrefour es un ejemplo, u otras que no te obligarán a cambiar de banco.

Con la tarjeta en tu poder, consulta las condiciones de su liquidación y el interés que aplica en caso de acogerse a la opción de pago aplazado.

Ampliación del plazo para pagar la tarjeta sin intereses

Algunas tarjetas te permiten el fraccionamiento de los pagos en varios meses sin interés alguno, por lo que esta puede ser una buena opción a tener en cuenta.

Descuentos con las compras aplazadas

Si finalmente has optado por aplazar tus compras importantes por un período relativamente largo, elige hacer el pago con una tarjeta de crédito que lleve incorporada la modalidad de descuento sobre compras.

Las tarjetas Visa Bankiner Consumer Finance y la Visa Evo Finance Oro son dos ejemplos de esta opción. No obstante, ten en cuenta que aunque te ofrezcan un porcentaje significativo de descuento sobre las compras, un 5% el primer año y un 3% a partir del segundo en el caso de Bankinter, estos descuentos se aplican exclusivamente a las compras aplazadas, no a las satisfechas en la modalidad ordinaria de pago a final de mes o inicios del siguiente.

Crédito disponible con la tarjeta de crédito

Otras tarjetas se caracterizan por tener un importe elevado en el crédito disponible. La tarjeta Visa Wizink tiene probablemente el límite más alto con 6000 euros, frente a los 5000 que permiten la Visa EVO Finance y Visa EVO inteligente, y los 3000 euros del Banco Sabadell y otras entidades.

Pago directo con la tarjeta de crédito

La forma más económica para obtener esa cantidad extra para cubrir un gasto, es pagar dicho gasto directamente con la tarjeta en lugar de obtener el dinero en metálico. Siempre existe la opción de sacar dinero a crédito del cajero o de realizar un traspaso de tu tarjeta a tu cuenta corriente, pero esta operación suele acarrear comisiones que la hacen poco atractiva.

Antes de plantearte una solución definitiva tienes que conocer cuál es el límite de tarjeta así como del límite para operar en cajeros automáticos, para poder operar dentro de ellos. Puedes solicitar un aumento del crédito de la tarjeta en tu entidad bancaria, pero eso suele conllevar una revisión de tu solvencia y en base a tu perfil de cliente te la concederán o no, hasta el límite que tu tarjeta tenga establecido.

Comparativa de intereses entre las tarjetas de crédito y los minicréditos rápidos

Los intereses de las tarjetas de crédito pueden rondar entre el 21% y pueden acercarse al 29%.

Siempre pueden encontrarse excepciones, pero si se comparan estos importes por los fijados por la mayoría de las entidades que conceden minicréditos rápidos podemos darnos cuenta que la opción de la tarjeta de crédito es más rentable.

Ventajas de los minicréditos sobre las tarjetas de crédito

A pesar del mayor tipo de interés, algunos minicréditos pueden tener unas características más ventajosas que el dinero obtenido con la tarjeta de crédito.

El más directo es la rapidez y sencillez a la hora de hacer las gestiones. Un minicrédito puede ser solicitado en pocos minutos, aunque su ingreso efectivo en cuenta puede aumentar por distintas circunstancias. Casi todos los minicreditos se realizan online y sin papeleos o con trámites mínimos. Además, los requisitos son más flexibles, permitiéndose en algunos casos su concesión incluso estando inscrito en los registro de morosidad como el ASNEF. Este nivel de riesgo es inaceptable para ninguna tarjeta de crédito del mercado.

Intereses de los préstamos rápidos

Ante todo, tenemos que tener clara la diferencia entre un minicrédito y un préstamo rápido. Algunas entidades de minicréditos usan los dos conceptos de forma aleatoria o con el objetivo de que el cliente los identifique como préstamos rápidos tradicionales. Quizás una nomenclatura más correcta sería la de hablar de préstamos con garantías o sin garantías. Los préstamos que acarrean más garantías, como la domiciliación de la nómina en una entidad bancaria pueden tener unos intereses más atractivos. EVO, por ejemplo ofrece unos intereses que oscilan entre un 7% y un 18%, dependiendo del importe y del plazo a devolver. Las combinaciones de poco importe con poco plazo de devolución generan los intereses más altos.

Los minicréditos otorgan cantidades mucho más reducidas pero con unos intereses desorbitados. Como ejemplo, un préstamo personal EVO Finance de 3000 euros a devolver en 24 meses, generaría un alto interés del 17% TIN y aun así el coste total serán de 559 euros. Sin embargo, un minicrédito con Wonga de solo 300 euros a 2 meses generaría unos costes totales de 145 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.