www.elmundofinanciero.com

INFORME DIARIO DE MONEX EUROPE

El dólar abre la semana relajado en respuesta a la acción coordinada de política global

El dólar abre la semana relajado en respuesta a la acción coordinada de política global

  • En el área fiscal comunitaria, otro evento notablemente esperado vendrá con la discusión de un posible acuerdo de la Unión el próximo jueves

lunes 23 de marzo de 2020, 11:59h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
El euro abre la semana con un tono relativamente estable en su operativa frente al dólar, después de haber alcanzado niveles mínimos de los últimos 35 meses la semana pasada. El apoyo del BCE con la extensión del programa de expansión cuantitativa por un valor de €750 mil millones contribuyó a reducir el estrés del mercado de deuda pública, relajando notablemente las brechas de los rendimientos entre Alemania y otros estados miembros. El BCE también anunció la implementación diaria de operaciones de reposición intra-semanal de cambio de dólares, lo que permitirá suavizar la notable volatilidad con que ha operado el mercado cambiario recientemente. Los inversores también han respirado cierto alivio tras el anuncio de que Alemania quebrará los límites fiscales con un plan de rescate equivalente al 10% del PIB, una propuesta que será aprobada esta mañana por el gabinete de Merkel.

En el área fiscal comunitaria, otro evento notablemente esperado vendrá con la discusión de un posible acuerdo de la Unión el próximo jueves. Los reportes apuntan a varias alternativas de estímulo, entre las que destacan la posible utilización del Mecanismo Europeo de Estabilización de unos €500 mil millones de euros, o la emisión de los llamados “bonos-corona”, con un respaldo institucional comunitario. Esta semana también estará marcada por la publicación de las primeras cifras macroeconómicas potencialmente afectadas por el impacto del coronavirus, entre ellas, la lectura preliminar de los índices de compra de gerentes de Alemania, Francia y toda la Eurozona.

El índice DXY del dólar abrió la semana con pérdidas relativas, reflejando la reacción de los inversores ante las perspectivas de que el plan de estímulo fiscal de la administración de Donald Trump, cercano a los $2billones, no será aprobado por el Congreso de manera inmediata. Los Demócratas bloquearon el avance de la legislación a raíz de desacuerdos sobre la utilización de algunos fondos, lo que prácticamente imposibilita la aprobación del programa en el Senado prevista para hoy. Nancy Pelosi indicó que la propuesta será modificada por la cámara baja, de mayoría demócrata, lo que extenderá el progreso de las conversaciones. Mientras tanto, la Reserva Federal continúa intensificando los esfuerzos para proveer liquidez y estímulo a los mercados domésticos y foráneos, como vía para ajustar los desequilibrios derivados del impacto del coronavirus. Después de abrir nuevas líneas swaps de liquidez con 9 bancos centrales, la Fed implementó una nueva facilidad para aceptar bonos municipales de deuda como colateral el pasado viernes. Sin embargo, los indicadores de estrés financiero continúan agudizándose en los EE.UU., con una ampliación de la brecha de rendimientos entre los bonos del Tesoro y otros activos de renta fija de mayor riesgo como los bonos municipales y deuda corporativa con grado de inversión.

La brecha entre los swaps de préstamos interbancarios seguros y otros préstamos interbancarios de mayor riesgo también continúa incrementándose, al tiempo que los futuros bursátiles abren en negativo esta mañana. Esta semana estará teñida de datos macroeconómicos desalentadores, con los primeros índices de compras de gerentes y las cifras de empleo afectados por el shock del coronavirus en el calendario del martes y jueves respectivamente.

La libra esterlina se cotiza casi sin cambios frente al euro esta mañana en comparación con la apertura del viernes, lo que sugiere que las medidas fiscales sísmicas anunciadas por Rishi Sunak no han tenido un impacto significativo en la percepción de riesgos de los inversores. El Ministro de Hacienda reveló el viernes algunas de las medidas estatales más activistas implementadas en la historia, incluyendo pagos del 80% del salario de los trabajadores que están inactivos pero que no han sido despedidos. Este apoyo se suma a las cuantiosas garantías de préstamos estatales y la flexibilización cuantitativa del Banco de Inglaterra anunciadas previamente. Un simple cálculo sugiere que el esquema costará alrededor de £3.5 mil millones, por 1 millón de trabajadores afectados durante el primer trimestre del choque. El Banco de Inglaterra también anunció el viernes que intensificará la puntualidad de sus subastas de recompra de USD a plazos de 7 días, en lugar de las ofertas semanales conducidas hasta el momento. Las operaciones estarán vigentes a partir de hoy y podrían aliviar un poco la presión generada en el par GBPUSD. El calendario de esta semana comenzará a mostrar parte del impacto del brote de coronavirus, con los índices de gerentes de compras de marzo pendientes de publicación mañana. El jueves, Andrew Bailey dirigirá su primera reunión del Comité de Política Monetaria como Gobernador del Banco de Inglaterra. Aunque no se espera un recorte adicional de los tipos de interés después del movimiento de emergencia de la semana pasada, los inversores estarán atentos a nuevas señales de flexibilización en otros instrumentos de política.

El peso mexicano alcanza un nuevo mínimo histórico frente al dólar esta mañana, con la moneda operando bajo un estrés considerable derivado del impacto económico del coronavirus. El Banco Central de México decidió adelantar para el pasado viernes la decisión de política monetaria prevista esta semana, recortando 50 puntos básicos al tipo de interés de referencia en un anuncio de emergencia. El recorte se acompañó de otras medidas encaminadas a aliviar las condiciones de liquidez de dólares y la presión sobre el peso en el mercado de cambios, incluyendo la reducción de los requisitos de reservas bancarias, la disminución de la facilidad ordinaria de liquidez adicional para los préstamos bancarios respaldados y otras medidas para reforzar el mercado de deuda pública. Estas acciones se suman a la serie de subastas de USD que Banxico comenzó a conducir en el mercado cambiario en las últimas dos semanas, recientemente respaldadas por la línea swap abierta con la Reserva Federal. El recorte de los tipos de interés, que todavía se ubican entre los niveles más altos entre los mercados emergentes en 6.5%, es relativamente conservador en relación a la magnitud de acomodación introducida por la Fed y al nivel de neutralidad monetaria en la economía mexicana, alrededor del 5%.

Esta postura relativamente restrictiva de Banxico deja espacio para sucesivos ajustes adicionales en el corto plazo, dado que el balance de riesgos al crecimiento económico está notablemente más pronunciado a la baja. En cuanto al balance de inflación, el principal argumento para mantener una postura restrictiva, Banxico destacó que el efecto de traspaso de la depreciación de la moneda está mayormente balanceado por el golpe a la demanda y la reducción de los precios de los energéticos, lo que refuerza la posibilidad de recortes sucesivos de los tipos. En México, donde todavía no ha surgido el brote del virus de forma considerable según las cifras oficiales, la lenta reacción de las autoridades incrementa las previsiones de un impacto económico de magnitudes alarmantes que continuará arrastrando la operativa del peso. Esta semana se reporta la cifra de desempleo en febrero, probablemente ya impactada por el shock del coronavirus.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.