www.elmundofinanciero.com

IRÁN Y LAS FÁBULAS NUCLEARES

¡Es mi naturaleza!

¡Es mi naturaleza!

Por Violeta Yangüela ([email protected])

By Violeta Yangüela
martes 21 de octubre de 2014, 14:31h
Por supuesto, una referencia a la fabula de la rana y el escorpión. Dice el escorpión a la rana, si me cruzas el rio te prometo no hacerte daño y a mitad del trayecto pica a la rana. La rana sorprendida le dice ¿Por qué me has picado? Y el escorpión responde, ¡no lo he podido evitar, es mi naturaleza!. De la “naturaleza” de los países, el escritor viajero francés, Alexis de Tocqueville, visitó en 1830 los Estados Unidos de América en la búsqueda de una respuesta al por qué los esfuerzos de la Revolución Francesa para establecer la democracia habían fracasado mientras que la Revolución Americana había producido una república democrática. De esa visita nació el clásico Democracia en América que es la primera referencia a los Estados Unidos como un país de excepción.


Al mismo tiempo y a fines del siglo XIX el poeta Walt Whitman entendía que el destino de país del norte debía ser el gran ejemplo de la democracia. Para el poeta, la grandeza de la nación norteamericana consistía en una forma única de civilización. La promoción de los valores democráticos se constituía en la misión y en el destino estadounidense. Al decir del historiador norteamericano, Richard Hofstadter, ha sido nuestra suerte como nación no tener ideología, sino que somos una. Durante el siglo de las dos guerras mundiales los tres presidentes norteamericanos del proceso, Woodrow Wilson, Franklin D. Roosevelt y Harry Truman, fundamentaron la política exterior en el espíritu del pueblo de los Estados Unidos de libertad y democracia.

En su texto, ¿Quiénes Somos?, Samuel Huntington parte del criterio de que los intereses nacionales derivan de la identidad nacional y que por lo tanto es necesario saber lo qué son los estadounidenses antes de saber cuáles son sus intereses. Es a partir de su identidad que los Estados Unidos determinarían su política exterior. Huntington establece que si Estados Unidos se define por un conjunto de principios de libertad y democracia, su objetivo principal en su política exterior deberá ser la promoción de esos mismos principios en otros países. Si por el contrario el ser de ese país es excepcional la promoción y extensión de esos principios no tendría validez.

Con el fin de la guerra fría, el derrumbe de las murallas que dividió al mundo entre países libres y países comunistas, un proceso de globalización de intercambio comercial, el proceso de democratización y la creación de la Unión Europea señalaban indicios de un nuevo proceso. Para Huntington en correspondencia a éste nuevo proceso, si Estados Unidos se define como un conjunto de entidades culturales y étnicas, deberá tener una política exterior atendiendo su carácter multicultural.

Parecería que el ser de los Estados Unidos de la actualidad, incluidos los otros cinco, se define atendiendo su carácter multicultural con el acuerdo de seis meses de los 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido) más Alemania, para negociar un acuerdo con Irán. A partir del 2006 el Consejo de Seguridad de la ONU ha adoptado seis resoluciones para ordenar a Irán la detención del enriquecimiento de uranio. Irán ha hecho caso omiso lo que condujo a la imposición de una serie de sanciones por Estados Unidos, la Unión Europea, Japón y China. Y con las sanciones, el castigo y la exclusión de Irán de las redes financieras internacionales llegaron las dificultades económicas.

Este acuerdo para negociar el acuerdo en seis meses, acepta el enriquecimiento de uranio al 5% y alivia el desastre económico del régimen incumplidor, tiránico y agresivo. ¿El ser iraní? ¿Cumplirá esta vez o será el 5+1 la rana e Irán el escorpión de la fabula? Está por verse.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios