www.elmundofinanciero.com

COLÓN Y LA CASA ROSADA

El Almirante

El Almirante

Por Violeta Yangüela ([email protected])

By Violeta Yangüela
martes 21 de octubre de 2014, 14:31h
Decía el economista ruso-estadounidense Simon Kuznets que hay cuatro tipos de países: Los desarrollados, los subdesarrollados, Argentina y Japón. Parecería tener razón. Resulta que a la Cristina de la Argentina no le gusta la estatua de Cristóbal Colón ubicada detrás de la Casa Rosada. El descubridor de América no merece estar a su vista y por esa razón decidió trasladarlo a otro lugar. Así sucedió y la estatua fue desmantelada pero sigue sin poder ser trasladada. Cristina quiere reemplazarla por una esfinge de Juana Azurduy, guerrera de la Independencia y Coronel del Ejército Argentino (perdón, coronela en lenguaje políticamente correcto) oriunda de Sucre, Bolivia. Don Evo Morales financia el proyecto con la donación de un millón de dólares para el homenaje a su compatriota.
La estatua del descubridor, fue un regalo de la comunidad de residentes italianos con motivo del centenario de la Revolución de Mayo. La estatua de 40 toneladas de mármol fue moldeada por el escultor florentino Arnaldo Zocchi e inaugurada en 1921. Un grupo de italianos de Buenos Aires han iniciado un proceso judicial para impedir el desmantelamiento y el traslado el cual les había favorecido con una sentencia el 11 de diciembre de 2013 en la que se establecía abstenerse de su traslado.

Al no cumplir con la sentencia que impedía al Poder Ejecutivo continuar con las obras de desmonte, desmembramiento y traslado, esas asociaciones continúan con su litigio y entienden que solo una nueva ley puede decidir su traslado en virtud de la ley del año 1907 que estableció el lugar donde debe estar emplazado el monumento. Pero también resulta que el traslado de la estatua desmantelada, ha sido acordado entre el gobierno y las autoridades de la ciudad de Buenos Aires por lo que para las entidades italianas ese acuerdo no tiene base jurídica y Cristina y Mauricio Macri han violado la ley.

A pesar de que la justicia ordenó que el monumento no fuera desmantelado ni trasladado, el gobierno, entiéndase Cristina, desmontó la estatua pieza por pieza. Ahora el asunto se trata del traslado. Y para eso, dicen las informaciones, que el gabinete del gobierno se ha reunido para ocuparse del traslado de la estatua. ¡Todo un gobierno por una estatua!
Por cierto, el Salón de la Casa Rosada bautizado como Cristóbal Colón también ha sido rebautizado. Ahora se llama el Salón de los Pueblos Originarios. Se supone que dentro de poco el lenguaje español será también “rebautizado” por el lenguaje de los Pueblos Originarios. Definitivamente, Argentina, una de las cuatro maneras de países.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios