www.elmundofinanciero.com

ANÁLISIS POST ELECTORAL

Los errores de Rajoy. Y del PP en general

Los errores de Rajoy. Y del PP en general

Por Alberto Pertejo

lunes 25 de mayo de 2015, 13:28h
Que conste que no me estoy posicionando como politólogo para el PP. Nada más lejos de mi intención, pues en cierta medida, me alegro de los sucedido ayer día 24 de mayo en los comicios autonómicos y municipales. No, mi intención es más simple y prosaica. Simplemente, analizar. Y si lo lee, eso que Rajoy y sus acólitos se llevan gratis. Aunque también sé que no me harán ni puñetero caso. Es fácil a toro pasado ver los errores cometidos. O se supone que lo es. Pero mucho me temo que el PP seguirá igual. En sus trece, con Montoro y sus secuaces rapiñando todo lo que puedan del contribuyente y el resto de ministros sin realizar la más mínima reforma que de verdad nos conduzca a salir de esta crisis.


Como digo los errores desde mi punto de vista han sido muchos. A saber.
  • Fiar unas elecciones a la macroeconomía, es de pardillos. O directamente de tontos. ¿Alguien se cree que el votante medio ve algún tipo de mejora en su sueldo y en su vida con una subida del PIB o de la economía española en general? No. Rotundamente no. Y me pueden decir los economistas lo que sea. El votante quiere ver cosas que toque, que sienta, que mida en su existencia diaria. Y la macroeconomía, que además, no la entiende, le queda muy lejos. Lejísimos. Y además, muchas veces, ni se la cree. Me cuesta creer que el Pablo Casado O Floriano, los directores de las campañas electorales, hayan sido tan inocentes. Esa directiva viene de Génova, más concretamente del despacho de al lado de Rajoy. Del inefable Arriola. O eso me dicen los que saben de verdad de esto. Sí, han acertado, me lo sopla gente del mismo PP. De los despachos que están más abajo. Esos que le darían una patada a Arriola. Y no son pocos.
  • En Ciudadanos, VOX, UPyD, no están los votos que le faltan al PP. Los votos que le han faltado al PP, no están en Ciudadanos. O no todos. Muchos están en sus casas, descontentos, aburridos y sintiéndose traicionados por los que votaron hace 4 años. Es decir, la culpa no es de Rivera, ni de Santiago Abascal, ni de UPyD… No. La culpa de esa falta de votos, es de Rajoy y sus mariachis, que no han sabido movilizar a ese electorado descontento y harto de sus políticas y de su rapiña al contribuyente.
  • Fijar como enemigo público número uno a Albert Rivera y a Ciudadanos, es otro error mayúsculo. Es tremendo que no hayan puesto los disparos políticos y electorales apuntando al PSOE y sobre todo a PODEMOS. Increíble que se hayan marcado como objetivo a batir a Ciudadanos. Con eso han conseguido el efecto contrario. Porque Ciudadanos podía ser la muleta en la que apoyarse en gobiernos de mayoría simple y en cierta medida, han quitado votos a los de Albert Rivera (un puñado, no más) y se han ido al PP. Pero el problema es que han desperdiciado la campaña electoral completa y parte de la precampaña en esta guerra. El enemigo es PODEMOS y el PSOE. En eso, la izquierda sí lo tiene claro. Todos apuntan al PP.
  • La corrupción no se combate con el “…y tú más…”. Porque eso conlleva un riesgo, y es que a unos les pase factura y a otros menos. Al PP le ha pasado, py al PSOE, también, pero menos. No vale enchufar el ventilador y esparcir las corruptelas entre todos, porque eso significa que asumes que tú tienes. Y es que el PP tiene muchos corruptos. El resto también, pero el PP los tiene. Y eso es innegable. Tampoco me vale decir el que “todos los tienen”. Eso es “mal de muchos y consuelo de tontos”, que decía mi abuelo paterno. Y era sabio, porque falleció con 101 años. Mi abuelo materno también lo decía, y además, de política sabía algo más que yo. La corrupción se combate con decisión, no con paños calientes. Y el PP solo ha encendido el ventilador y se ha puesto de perfil.
  • En el PP hay demasiados tecnócratas y falta ideología. Hoy el PP es un partido de derechas. Creo que no, porque no tiene políticas conservadoras tradicionales. ¿Liberal? Menos, porque es intervencionista sin disimulo. ¿Demócrata cristiano? No, nada de nada. ¿Social demócrata? Algo, porque han subido impuestos y el gasto social, a pesar de los recortes, es mayor que hace años. El PP no tiene una ideología clara. Hoy es una amalgama de resultadistas, encuestistas y de perfilistas que no asumen ningún tipo de riesgo a la hora de elaborar reformas y proponer políticas activas para que el empresariado, los autónomos y los profesionales reactiven este país. Sinceramente, el PP tiene confundido al personal.
  • No se puede mentir. El PP ha llegado a decir que ha cumplido el 80% de su programa. Eso es directamente falso. Absoluta y descaradamente falso. Las medias verdades son mentiras enteras. Temas como el aborto, la subida de impuestos, los presos de ETA, la inoperancia con el desafío soberanista catalán, la reforma educativa, las lenguas cooficiales, la escasa reforma de la administración, la poca reducción del gasto público y ministros sin el más mínimo carisma y operatividad, son ejemplos de que no se puede mentir al ciudadano. No es que el votante hoy sea más listo, más experimentado o más profundo en sus ideas y planteamientos. No. Es mucho más sencillo. Tiene más memoria y necesita poco para vengarse.
  • No se debe fiar una campaña a las encuestas y a politólogos. Arriola es algo nefasto para el PP. Lo dije hace tiempo y lo mantengo. Las campañas, y más, las municipales y autonómicas hay que centrarlas en el ciudadano. En los problemas diarios y en la falta de oportunidades laborales y de crecimiento económico del votante. La Sanidad, Educación y el transporte tienen una importancia brutal. Y cómo no, los impuestos municipales y autonómicos. Del PP solo he oído esto último, y no a todos. Porque el PP de Madrid anda a la greña con el PP central, que quiere volver a poner sucesiones y donaciones, además de subir algunos de los tramos impositivos de las comunidades.
  • Y tampoco se puede ganar unas elecciones con la falta de feeling de muchos ministros. ¿Alguien piensa que Montoro cae bien a algún español? ¿O que de Guindos y su patata en la boca representa al votante medio? ¿García Margallo, Fernández…? De verdad son gente en la que los españoles puedan sentir empatía. NI siquiera la gente puede nombrar a 5 ó 6 ministros de Rajoy. Como mucho. Y eso solo significa que es un gobierno muy alejado del votante.
  • No se ganan una elecciones rehuyendo a las televisiones y la entrevistas. Rajoy muchas veces está huido, missing. Y aunque se diga que las elecciones municipales y autonómicas no son las elecciones en donde debe aparecer el gobierno, en un caso en donde se han perdido millones de votante, lo es. Y se veía venir. Hay que dar la cara. Y no solo en el Parlamento. No digo que haya que salir en el Sálvame Diario, pero sí estar presente en la mente de los españoles.
  • El PP, tiene un aspecto viejuno. Solo hay que ver al resto de candidatos y cabezas de cartel. Rivera, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias… y los candidatos municipales y regionales. Carmena, Villacid, los de Podemos en las diversas autonomías… El PP ha presentado gente “usada”, de toda la vida en política. Y la gente quiere renovación. Gente nueva. Y en las generales será aún peor…
  • Hay que entender los mensajes de los votantes, que desde las europeas se ve qué es lo que quieren. Es simple. Regeneración democrática, limpieza en las instituciones, políticos nuevos, sin mancha. Programas en donde se vea cierta imaginación. Marketing nuevo, más fresco. Podemos, sinceramente es quien mejor lo ha entendido. Ciudadanos, el segundo. PSOE, quizá algo más que el PP.

Habrá más errores, seguro. Pero considero estos como básicos y fundamentales. Pero lo malo viene a partir de ahora. Con la gente del PSOE y de PODEMOS en los ayuntamientos y autonomías, la mayor fuente de corrupción de este país, de aquí hasta las elecciones generales, vamos a ver desfilar a más gente del PP. Y es fácil e entender. Ahora la izquierda tiene seis u ocho meses para cocer a fuego lento al PP. Tanto a Iglesias como a Pedro Sánchez, Ciudadanos, hoy por hoy, les molesta poco. Ellos, sí han definido al objetivo a batir: EL PP.

En fin, que nos esperan meses de inestabilidad, de desgobierno de unos y otros (incluido el PP, que estará en manos de Ciudadanos, y del PSOE, que seguramente que en algún sitio acuerdan pactar) y de políticas erráticas en donde en una comunidad se aprueba una cosa y en la de al lado lo contrario. Una fiesta que dejará resaca. Sin duda.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios