www.elmundofinanciero.com

LA CLAVE, QUE NO HAYA RECESIÓN EN USA

La renta fija, en la encrucijada

· La debilidad del sector de la fabricación a escala mundial y los recelos sobre la calidad y liquidez en los mercados de crédito estadounidenses constituyen motivos de preocupación

sábado 09 de enero de 2016, 08:55h
La renta fija, en la encrucijada
China, Grecia, materias primas y bancos centrales distorsionando los mercados. Las rentabilidades obtenidas por los inversores de los países desarrollados en 2015 fueron más bien mediocres. Una vez aprendida la lección (o tal vez no), desde JP Morgan AM aconsejan a los inversores que aún no han configurado sus carteras prestar especial atención a la calidad y la liquidez en los mercados de crédito estadounidenses. Para los expertos, la mejor opción para 2016 sigue siendo una orientación de las carteras hacia los activos de riesgo en detrimento de la renta fija segura, y hacia los activos de mercados desarrollados en sustitución de títulos de mercados emergentes. Y, en línea con el consenso del mercado, en JP Morgan apuestan firmemente por las Bolsas europeas.



"A la vista del "retraso" de la zona euro en el ciclo económico, no descartamos la posibilidad de que Europa continúe obteniendo rendimientos superiores a los de los EEU", indican los expertos. Por otra parte, Japón ha obtenido los mejores resultados de entre los mercados desarrollados en 2015, situación que parece a su juicio menos probable en 2016, "particularmente si el BdJ decide que su economía sigue una marcha lo suficientemente buena como para arreglárselas sin medidas de flexibilización adicionales".

Sin embargo, desde la firma advierten que "aunque actualmente existe un alto grado de consenso en los mercados, somos conscientes de que al menos algunas de estas opiniones generalizadas terminarán por resultar equivocadas". De cara a los próximos meses, los riesgos que más preocupan a JP Morgan AM son "un posible brote adicional de fortalecimiento significativo del dólar a raíz de los pasos en falso de la Fed o del BCE, un debilitamiento adicional del crecimiento mundial derivado de los problemas motivados por los ajustes adicionales en los mercados emergentes, y las fuerzas desinflacionarias procedentes de China".

Tal y como indican, los peligros políticos (en especial el referéndum británico sobre la pertenencia del país a la UE, la crisis de la inmigración en Europa y las elecciones generales en EEUU), son otros de los temores que acechan a los inversores. Estos son, según la firma, los aspectos fundamentales que los inversores deberán mantener bajo estrecha vigilancia este nuevo curso:

1. Un dólar generalmente estable

Aunque la divisa estadounidense tiende a revalorizarse en la antesala de los incrementos en los tipos de interés, con frecuencia dicha tendencia se ha revertido una vez que el ciclo de ajuste se encuentra en marcha. No obstante, en esta ocasión el consenso dicta que el USD continuará apreciándose al menos durante la primera mitad del ejercicio, una situación que si bien sería asumible, podría resultar perjudicial tanto para el equilibrio de la economía nacional como para la estabilidad del conjunto de los mercados en caso de tener lugar un incremento al alza adicional en dicha moneda.

En cualquier caso, el mejor escenario para los inversores consistiría bien en un periodo de estabilidad, bien en una caída del dólar a lo largo del año, ya que ello apuntaría a que el impulso del crecimiento global ha saltado de Estados Unidos al resto del planeta.

2. Ausencia de recesión en 2016

Los expertos coinciden con el consenso del mercado en el hecho de que no existe una amenaza inminente de recesión en los Estados Unidos," visión que sustenta nuestras perspectivas ampliamente optimistas para 2016 y nuestra expectativa de que, llegado el momento, partes importantes del mercado High Yield estadounidense y europeo habrán sido objeto de sobreventas".

Sin embargo, advierten que la debilidad persistente en el sector de la fabricación a escala mundial y los recientes recelos sobre la calidad y la liquidez en los mercados de crédito estadounidenses constituyen, en ambos casos, "motivos de preocupación en una coyuntura en la que la renta fija se encuentra en un proceso de transición histórico y potencialmente volátil hacia una política monetaria más ajustada". Por ello, recomiendan a los inversores que permanezcan atentos a cualquier signo que sugiera que parte o la totalidad de estas cuestiones comienzan a "contaminar" la recuperación en su conjunto.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios