www.elmundofinanciero.com

EL CUENTO DE NUNCA ACABAR

El disputado golpe del Señor Sánchez

Enrique Calvet es eurodiputado.
Enrique Calvet es eurodiputado.

· Por Enrique Calvet, eurodiputado

sábado 15 de octubre de 2016, 12:17h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Ya basta de tonterías y campañas para oligofrénicos. Jamás creí que llegaría a escribir algo en semi-defensa del inefable Pedro Sánchez. Pero ahora resultaría que es una lumbrera política muñidora de un golpe de Estado (así, solito él, como el General Pavía pero sin caballo). ¡Venga ya! Pero lo más tierno es la esencia de su golpe de Estado. ¿En qué consistiría? En tergiversar y prostituir la Constitución negociando con los secesionistas, con el apoyo del partido hermano (como Caín lo fue de Abel) P.S.C...¡Por Belcebú!.



Eso sí que es novedad, porque ¿hubo tal asonada cuando se prometió adoptar el Estatuto dimanante de una cámara regional proto-secesionista, fuera el que fuera? ¿Y cuando los pactos del Majestic? ¿Y cuando se legalizó Bildeta contra lo dictado por el Supremo?? ¿Y cuando se cedieron la Educación y la Alta Inspección? ¿Y cuando se permitió la inmersión lingüística atentatoria contra los derechos de la infancia (y de los padres)? ¿Y cuando se cerraron los últimos colegios en español en el Principado? ¿Y cuando se llama independentistas a los secesionistas? ¿Y cuando se regala Kutxa Bank al PNV? ¿ Y cuando se rebaja la acusación a Mas o se contemporiza con Forcadell con triquiñuelas? ¿Y cuando se blinda el concierto vasco más allá de lo que indica la Constitución contra la igualdad de los españoles? ¿Y cuando se deja impune la persecución protonazi a comerciantes hispanoparlantes? ¿Y cuando se negocia la "bilateralidad"? ¿Y cuando se discute el concepto de Nación teniendo como deber fundamental defender la Nación de los españoles?¿Y cuando se contemporiza con el racismo, el etnicismo y el supremacismo inherente a los secesionismos regionales?¿Y...¿ Y....?
Ahora resultaría que sería "preparar un golpe de Estado”. ¡Venga ya!

Y, por favor , que nadie ose, por pudor o por decencia, sacar lamentable y patética excusa de que "entonces eran distintos", o "nos engañaron”, “ ¡Oh Leoncio qué horror!”, porque el que tal cosa diga, o es imbécil clínico, y su crimen fue dedicarse a la política porque se hace mucho daño al bien común. O es sordo, porque bien lo dijimos algunos desde el día uno de la Constitución, y lo escribimos (y desde dentro, que yo era del PSP y fui absorbido por el PSOE por 25 años, tiempos en que se consideraba una memez que defendiera la pervivencia de la Federación Socialista de Cataluña y no venderse al PSC) y también lo dijeron mandatarios extranjeros como Mitterrand. O no tiene vergüenza. Levy Strauss fue activista pacifista de izquierda radical antes de la segunda guerra mundial, y cuenta cómo nunca después se dedicó a la política porque le pesaba que su incompetencia política hubiera contribuido a decenas de millones de muertos.

¿Y Pedro Sánchez iba a ser una mezcla de Maquiavelo, Quisling y Kerenski? ¡Venga ya! Pedro Sánchez es un ciudadano, producto irremediable del zapaterismo y del erial total en que se ha convertido el PSOE, con tantas dotes para ese cargo como las de una almeja. Y el problema no es él, sino que fue elegido, sus votantes sabrán, pero sus votantes son el PSOE actual. ¿Pero golpista? ¡Kia! Si alguien ha trabajado, o permitido que se prostituyera la Constitución y su espíritu hacia el desguace caciquil y enfrentado de España, ese alguien son los Gobiernos de España desde 1995 o incluso más atrás..


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.