www.elmundofinanciero.com

GRACIAS A MYDATAQ

Deyde, lista para ayudar a las empresas a afrontar el reto del nuevo callejero de Madrid

Deyde, lista para ayudar a las empresas a afrontar el reto del nuevo callejero de Madrid
Ampliar

  • MyDataQ identifica referencias imposibles de localizar, corrige direcciones incorrectas que generan devoluciones de correo

jueves 29 de junio de 2017, 20:01h
Tras la aprobación por parte del Ayuntamiento de Madrid del cambio de denominación de 52 vías y plazas incluidas en el mapa municipal, DEYDE, multinacional tecnológica de Calidad de Datos, cuenta con MyDataQ como solución más adecuada para asegurar una rigurosa política corporativa de calidad de datos, por incluir ya todas las actualizaciones.

Después de muchos meses de incertidumbre, el pasado 28 de abril el pleno del Ayuntamiento de Madrid decretaba el cambio de denominación de dichas referencias. De esta manera, y cumpliendo con la Ley de Memoria Histórica ratificada en 2007, la nueva edición del callejero de la capital ya no incluye dichas vías y plazas, si bien la sustitución de las placas (cambio físico) no se ha producido todavía.

Aunque la tradición de nominar calles es antiquísima, no fue hasta comienzos del siglo XIX cuando se elaboraron las normas específicas para nombrar, rotular y numerar los viales. Desde entonces, la ciudad ha experimentado un crecimiento progresivo, y de las apenas 600 denominaciones recogidas entonces se ha pasado a los 9.169 registros actuales.

Tal y como recoge el portal web del ayuntamiento de Madrid, el origen de los nuevos nombres de calles y plazas es muy heterogéneo. Con el objetivo de crear direcciones unívocas, racionales y sencillas que den lugar a un sistema de georreferenciación o de localización único y preciso, la denominación -de dichos viales- puede estar relacionada con topónimos anteriores del lugar; recaer en aspectos relacionados con el ámbito de las artes, las letras, las ciencias, la sociedad o la tradición; o corresponder a nombres propios de personas de especial relevancia o vinculación con la ciudad.

"Los datos del callejero municipal constituyen una información dinámica: a diario se asignan nuevas direcciones y se modifican o se quitan otras. De esta forma, los cambios de nombres de vías, códigos postales, o reasignación de calles a nuevos códigos postales son algo común", expresa Mario Peñas, Director Comercial y de Alianzas para EMEA y EEUU de DEYDE. "Sin embargo, y pese a esta vivacidad, lo cierto es que un cambio masivo no es algo habitual, por lo que puede ser percibido como un inconveniente por parte de determinados ciudadanos, organismos y empresas.

El enredo de las calles: ayer general hoy escritor

Además de las complicaciones y molestias que puede suponer para muchos el cambio de nomenclatura (memorizar nuevos nombres, modificación de documentación personal, recibos, etc.) cuando se trata de empresas y pequeños comerciantes de negocios sitos en las calles o plazas afectadas, el problema va a más. Y es que además de tener que renovar rotulación, material publicitario y/o embalajes, una alteración de esta magnitud implica la obligación de avisar a proveedores, acreedores, deudores y clientes de la nueva denominación.

En este punto, y al contrario de lo que ocurre con grandes empresas como Correos, donde se rigen por los códigos postales, o los principales buscadores, donde las actualizaciones se producen casi en tiempo real, el proceso de actualización de las Bases de Datos de muchas empresas no es inmediato.

A esto, hay que sumar otros inconvenientes como son las numerosas formas en que puede estar almacenado el nombre de una calle, de un municipio o de una persona en una Base de Datos. "Disponer de una Base de Datos de calidad, donde datos como la dirección postal sean correctos, es imprescindible para una empresa a la hora de asignar coordenadas geográficas o para cualquier acción de geomarketing. Dado los múltiples modos -inexactos- en los que pueden llegar a conservarse estos datos, si una empresa quiere evitar la degradación de un activo tan crítico como es la información mencionada, es imprescindible mantener una política de calidad de datos rigurosa", añade Mario Peñas, de DEYDE.

La importancia de la Calidad de Datos

Deyde, a través de MyDataQ, provee a cualquier empresa de herramientas para mejorar la calidad de la información almacenada en sus Bases de Datos relativas a los nombres y direcciones postales de sus clientes, así como para enriquecerlas con coordenadas geográficas y obtener la visión única de sus clientes.

El tratamiento de mejora de la calidad de las direcciones postales puede resumirse como un proceso que identifica referencias imposibles de localizar, corrige direcciones incorrectas y que generan devoluciones de correo, y verifica y actualiza los códigos postales.


De esta forma y, entre otras funciones, MyDataQ permite:


  • Separar los datos de dirección postal en diferentes campos: tipo de vía, nombre, número, complementos, código postal y población; incluso en direcciones sin formatear.
  • Corrige y actualiza -según INE- los nombres de poblaciones y de vías erróneos u obsoletos.
  • Incorpora el código postal correcto y actualizado, según Correos de España, en función de la población, vía y número.
  • Asigna un indicador de fiabilidad para envíos de correspondencia.

Adicionalmente, DEYDE ofrece un sistema de captura asistida aplicado a nombres y direcciones, MyDataQ AutoCompletion, que sugiere municipios, poblaciones y vías durante la grabación, asegurando, entre otras, la eliminación de las imprecisiones causadas por errores humanos y un mejor servicio al cliente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios