www.elmundofinanciero.com

INFORME DE WISDOMTREE

¿Hemos entrado en 'La Gran Inflación 2.0'?

Las expectativas de inflación de EE. UU. Han seguido aumentando en los últimos meses
Las expectativas de inflación de EE. UU. Han seguido aumentando en los últimos meses

  • Por Mobeen Tahir, director asociado en WisdomTree

lunes 07 de junio de 2021, 12:05h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

'La Gran Inflación' es un período trascendental en la historia económica de Estados Unidos que duró 17 años entre 1965 y 1982. Durante este tiempo, la economía más grande del mundo experimentó altos niveles de inflación que incluso llegaron a dos dígitos. Los libros de historia tienden a atribuir la culpa a la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) que se mostró complaciente con los posibles aumentos de la inflación y, en cambio, estaba demasiado obsesionada con abordar el desempleo. Los dolorosos recuerdos de la década de 1930 y la Segunda Guerra Mundial tuvieron un papel que desempeñar en esto. Sin duda, hoy vivimos en un mundo diferente. Pero todavía se pueden establecer ciertos paralelismos. La postura actual de la Fed es que es probable que la inflación sea transitoria. Por lo tanto, el banco central no tiene prisa por retirar su acomodación monetaria sin precedentes que introdujo durante la crisis de Covid. Los mercados, al parecer, no comparten la opinión dado que las expectativas de inflación continúan aumentando.

¿Por qué los mercados podrían estar desafiando la narrativa que la Fed está suscribiendo actualmente? Potencialmente hay cuatro razones. Primero, la confianza que los mercados tienen en la capacidad de la Fed para controlar la inflación sin crear cambios tectónicos en los mercados de activos puede estar disminuyendo. Esto es evidente por los picos cortos y agudos en el Índice de Volatilidad CBOE (VIX) en torno a las reuniones del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de este año. Si bien el apoyo a los mercados financieros puede no ser parte del mandato de la Fed, el banco central se ha vuelto cada vez más consciente de los movimientos del mercado en los últimos tiempos.

En segundo lugar, los niveles de inflación realizados han comenzado a aumentar de manera más generalizada. Más recientemente, la tasa de inflación anual de la zona euro se ha acelerado hasta el 2% en mayo, desde el 1,6% de abril, y por encima de las previsiones de consenso del 1,9% . Si bien tales lecturas están influenciadas por los llamados efectos de base, es decir, el aumento en los precios de insumos como el petróleo, la inflación podría mantenerse a un ritmo más alto si los precios de las materias primas continúan aumentando y se está produciendo un superciclo de las materias primas .

En tercer lugar, la pandemia ha inducido a un renovado enfoque en el estímulo fiscal de los gobiernos de todo el mundo para inducir el crecimiento en el futuro. Este no fue el caso de muchas economías importantes después de la crisis financiera mundial. De la promesa de infraestructura de $ 2 billones del presidente Biden [2] Con respecto al estímulo de 2 billones de euros de la Unión Europea , el enfoque de los gobiernos es claro: el mundo necesita mejores infraestructuras. Si la acomodación monetaria por sí sola no resulta inflacionaria, los estímulos fiscales podrían terminar inclinando la balanza.

El cuarto factor es la demanda reprimida tanto de los consumidores como de las empresas. El gasto del consumidor en los Estados Unidos aumentó a niveles prepandémicos de alrededor de $ 13,4 billones en el primer trimestre de 2021 desde $ 13,0 billones en el cuarto trimestre de 2020 . Si la pandemia se puede caracterizar como el motor económico estacionado en lugar de averiado, la demanda reprimida podría hacer que el gasto de los consumidores supere rápidamente la tendencia de los últimos años.

Entonces, ¿qué pueden hacer los inversores? Hay numerosas formas de protegerse contra el riesgo de inflación, pero las materias primas en general parecen estar a favor de los inversores en este momento. Los flujos hacia productos comercializados en bolsas de productos básicos de base amplia han superado los 11.000 millones de dólares este año con la reactivación entre las tendencias clave que probablemente catalizarán la tendencia. De manera similar, el oro se ha rejuvenecido desde el inicio del segundo trimestre de este año manteniéndose fiel a su naturaleza de responder más a los aumentos reales de la inflación que a las expectativas de inflación. Y si la inflación se dispara a niveles que recuerdan a la 'Gran Inflación', la relevancia del oro podría estar aquí para quedarse.

Es probable que la persistencia de la inflación siga siendo un debate en curso. La forma en que los inversores elijan abordar el riesgo en sus carteras probablemente también será una consideración clave en el futuro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios