www.elmundofinanciero.com

CARTA DEL PRSIDENTE

Alfonso Merlos es Presidente de 'El Mundo Financiero'.
Alfonso Merlos es Presidente de "El Mundo Financiero".

Messi, Tebas, el PSG y la conspiranoia del separatismo catalán

· Por Afonso Merlos, presidente de "El Mundo Financiero"

domingo 08 de agosto de 2021, 08:35h
Después de haber proclamado que Cristóbal Colón, Miguel de Cervantes, Leonardo da Vinci o Santa Teresa de Ávila eran catalanes, el listón del delirio separatista es difícilmente superable. Pero siempre hay alguna ocasión para intentarlo. Y la penúltima ha llegado súbitamente con motivo de la penosa salida de Leo Messi del Fútbol Club Barcelona. Que la entidad blaugrana está económicamente quebrada, lo ha reconocido hasta Laporta, y que eso ha sido un factor muy relevante para que no se haya podido consumar la renovación de la ya leyenda argentina, también.

Dicho lo cual, no a las horas sino a los minutos de que se admitiese con toda la pompa, los tintes trágicos y la institucionalidad de la ocasión que los números no salían, las hordas del nacionalismo catalán más excluyente han comenzado a disparar contra España: en su fórmula tradicional, faltona, ridícula… más vieja y gastada ya que el hilo negro.

Resulta, a tenor de medios y voces más o menos consistentes en el irascible ámbito independentista, que el desastre viene teñido de rojigualda, que Tebas ha actuado de sepulturero y que todo forma parte de una conspiración orquestada maquiavélicamente y en la penumbra desde Madrid, para hundir al Barça o, al menos, para debilitarle en beneficio claro del Real.

Es el penúltimo complot urdido desde la capital que ahora, para redondear la jugada y completar la triangulación, habría contado con poderosísima ayuda exterior: la de los jeques árabes que dominan el fútbol francés y que están volcados en convertir París, capital de la luz, en la ciudad europea en la que más astros del esférico brillen.

Que el rechazo a lo español ha llevado al nacionalismo a manifestarse en los términos más ridículos jamás imaginables, ya lo sabíamos; y que, como anticipo Einstein, “es una enfermedad infantil”, también. Y aun así, también en agosto y los domingos, sus promotores y sus paniaguadas terminales se empeñan en exhibirlo ante cada ventana de oportunidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios