www.elmundofinanciero.com

MERCADOS DE HOY

Los inversores desconfían de la tendencia a la inflación

Los inversores desconfían de la tendencia a la inflación
Ampliar

  • Por Craig Erlam, analista de mercado sénior, Reino Unido y EMEA, OANDA

miércoles 15 de septiembre de 2021, 16:25h

Los mercados de valores se han vuelto un poco más negativos el miércoles, y los datos chinos de la noche a la mañana han supuesto un golpe para el sentimiento. Parece que hay una lista creciente de preocupaciones para los inversores que va más allá de lo que va a hacer la Fed. Y esto ocurre a pesar de que algunos funcionarios de la Fed dan la impresión de que no se dejan intimidar por ello. Esto podría cambiar en los próximos meses. La inflación está a la cabeza de esas preocupaciones, quizá por lo que los responsables de la política monetaria son tan reacios a esperar, lo que hace que sea aún más preocupante. Los inversores han estado agitándose bajo la impresión de que la inflación es transitoria como se les ha dicho repetidamente y que la reducción de las compras de activos vendrá como resultado de la recuperación económica que ya no la hace necesaria.

Independientemente de que el resultado sea el mismo, el cambio de narrativa es preocupante para los inversores. Una inflación persistente, una recuperación económica más lenta y unos tipos de interés más altos no son la receta para unos mercados de renta variable más fuertes, pero parece que ese es el camino que estamos siguiendo.

En un momento en el que los casos de Covid ya están aumentando al entrar en el periodo invernal, lo que podría significar más restricciones -o al menos un comportamiento más cauteloso-, puede que nos encontremos ante un final de año difícil para los activos de riesgo.

Se prevén dos subidas por el aumento de la inflación en el Reino Unido

El Reino Unido es uno de los países que está experimentando un aumento de la inflación, con una lectura de agosto que se disparó hasta el 3,2%, por encima de las expectativas del mercado. Uno de los motivos es el momento en el que se puso en marcha el programa "Eat Out to Help Out" el año pasado, que hace que parezca peor de lo que es, pero tampoco será el momento en el que alcance su punto máximo, por lo que algunos están cada vez más preocupados.

El resultado es que los operadores están valorando dos subidas de tipos el próximo año, lo que llevaría el tipo básico al 0,5% a finales de año. Aunque hay aspectos que preocupan en lo que respecta a la inflación, como el aumento de los precios de los insumos y la lucha por cubrir las vacantes con trabajadores cualificados, todavía no me convence la rigidez de la inflación que estamos viendo.

Aunque esto no necesariamente disuadirá a los responsables políticos de retirar gradualmente las medidas de estímulo de emergencia, sigo pensando que se hará con mucha precaución y sólo cuando la economía lo justifique. Sin embargo, eso no significa que no vayan a ser unos meses muy nerviosos, en los que se espera que la inflación alcance su punto máximo a finales de año.

El petróleo vuelve a subir tras los datos de los inventarios

Los precios del petróleo vuelven a subir el miércoles, después de que los datos del API del día anterior mostraran una mayor reducción de los inventarios, lo que vuelve a centrar la atención en el informe de hoy de la EIA. El doble impacto del huracán Ida, seguido por el huracán Nicholas, que avanza lentamente por la región, ha afectado a la actividad en el Golfo, lo que también ha contribuido a los precios.

A falta de un par de meses de la temporada de huracanes, los precios pueden seguir estando bien soportados. La otra cara de la moneda puede ser una ralentización de la actividad económica, ya que los datos chinos de la noche anterior ponen de manifiesto los importantes costes de los brotes en el país. La OPEP+ tiene previsto mantener el rumbo por ahora, tras revisar sus expectativas de crecimiento de la demanda para el próximo año.

Con el WTI de nuevo por encima de los 70 dólares y el Brent acercándose a sus máximos del verano, podríamos ver pronto una toma de beneficios, aunque todavía no hay muchos indicios de que esto ocurra. Los indicadores de impulso, en el peor de los casos, se están aplanando, pero ahora vemos que se ralentizan. Puede que la actividad en el Golfo haga que los precios del petróleo alcancen nuevos máximos de verano, pero el impulso será la clave para que el repunte se mantenga.

El oro recorta sus ganancias tras la sorpresa de la inflación estadounidense

Los datos de la inflación estadounidense del martes dieron al oro el impulso que necesitaba tras consolidarse justo por debajo de los 1.800 dólares. Sin embargo, rápidamente se topó con una resistencia en torno a los 1.810 dólares y hoy ya está devolviendo parte de esas ganancias tan reñidas. Parece que las recientes palabras de la Reserva Federal siguen resonando en la mente de los operadores de oro, aunque los datos sigan justificando una mayor paciencia.

Sin embargo, el mensaje de la semana que viene podría ser muy diferente, lo que alimenta la incertidumbre que estamos viendo en el metal amarillo. Puede ser difícil conciliar cuando los datos y los comentarios no se alinean, pero en última instancia, es de esperar que este último se ponga al día si la tendencia continúa. Si lo hace, el oro podría despegar de verdad y los 1.833 dólares podrían sufrir una verdadera presión.

Por supuesto, con el telón de fondo de un debate sobre la rigidez de la inflación, es posible que no cambie el mensaje de la Fed, sino la explicación para justificar los movimientos. Como se ha mencionado anteriormente, esto sería mucho más preocupante y podría pesar sobre el sentimiento en los próximos meses.

El Bitcoin muestra una increíble resistencia

El Bitcoin muestra una increíble resistencia a veces y ciertamente parece que lo estamos viendo ahora, con la criptodivisa ganando por segundo día y acercándose a los 48.000 dólares. Esto se produce a pesar de que los 44.000 dólares volvieron a estar bajo presión a principios de esta semana antes de que los toros se defendieran una vez más.

Sin embargo, un fracaso en los 48.000 dólares podría suponer un nuevo golpe y tal vez un aviso de corrección adicional. Un movimiento por encima de esta cifra podría estimular el optimismo y alimentar otro repunte hacia los 50.000 dólares, donde se ha topado repetidamente con la resistencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios