www.elmundofinanciero.com

CARTA DEL PRESIDENTE

¿Es posible una política post-podemita sin chikilicuatres?

¿Es posible una política post-podemita sin chikilicuatres?

· Por Alfonso Merlos, Presidente del Grupo "El Mundo Financiero"

domingo 10 de julio de 2022, 09:26h

Hay un viejo proverbio que dice que cuando un payaso entra en palacio, no se convierte en rey sino que el palacio, muy por el contrario, se transforma en un circo. La foto de la ministra Montero y su pandilla en Times Square, el derroche de 100.000 euros en el Falcon y otra serie de patéticos e inaceptables detalles de la expedición comunista y su insultante viaje turístico a Estados Unidos son muchísimo más que una anécdota: alcanzan la categoría y por eso dejan entrever enseñanzas y efectos. En primer lugar, es evidente cuál es la nefasta y previsible consecuencia para un país de aupar hasta el poder a grupos de personas desasistidos intelectualmente, ayunos de experiencia profesional, huérfanos de nivel y de bagaje. Y este perfil, no sólo bajo sino de auténtico chikilicuatre, se ha extendido como una plaga entre los actuales individuos de extrema izquierda que se han encaramado a diversos puestos del gobierno que hoy sigue aún controlando España.

En segundo lugar, queda a las claras la sensibilidad de esta clase de gobernantes circunstanciales, temporales, instalados casi de rebote, ante las consecuencias en la población que sus propias y erráticas políticas generan: en otras palabras, la pandilla de la ministra no vio motivo para cortarse un pelo a pesar de que ella y los suyos han abocado a un país entero a una recesión de caballo que está llevando a millones de hogares a una situación de desesperación.

En tercer lugar, y por fortuna, estas actitudes caciquiles, infantiles, propias de individuos vacíos y advenedizos que se ven a sí mismos y siquiera por unos años como nuevos ricos, y cuya traducción está cerca del delito de malversación de caudales públicos, tienen los días contados: dicho de otra forma, bufonadas carísimas para el contribuyente y preñadas de sectarismo, como las protagonizadas en esta última ocasión por esta pandilla, están en el origen del abrupto y profundísimo hundimiento electoral de la marea podemita y otras mareas apéndices, un castigo enormemente positivo si se lee en términos de regeneración democrática.

En definitiva, la gran prueba de la recuperación de nuestra capacidad de crear riqueza, de prosperar, de salir adelante después de la fosa en la que a gran parte del país ha hundido la tropa de aficionados que está al mando de la nave, será la rapidez con que estos comportamientos abusivos, irregulares y presuntamente delictivos sean corregidos y erradicados. La oposición tiene tarea; los tribunales, posiblemente; y, sin duda, la ciudadanía, que debe introducir un sentido de urgencia para descabalgar a quienes actúan, impúdicamente, como bandoleros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios