www.elmundofinanciero.com

INFORME MONEX EUROPE

La presión del USD persiste en los mercados y los tipos se disparan

La presión del USD persiste en los mercados y los tipos se disparan
Ampliar

  • Estaba claro que al presidente Powell le iba a costar aclarar la esperada reunión de la Reserva Federal de ayer

jueves 22 de septiembre de 2022, 11:55h

Después de mantener niveles en torno a la paridad durante el último mes, el euro finalmente se hundió ayer bajo el peso de la subida de tipos estadounidenses. La moneda única cayó ayer un 1,35 %, para cotizar a nuevos mínimos de 20 años frente al dólar, con un impulso a la baja que se mantiene esta mañana pese a que el tono agresivo de la Reserva Federal resonó en todos los mercados monetarios de la zona del euro; el tipo de interés implícito para junio de la zona euro se sitúa rozando el 3%, 57 puntos básicos por encima de donde cotizaba tras la decisión del BCE del 8 de septiembre. En Europa, el euro solo se comportó mejor ayer frente a las monedas con una beta más alta a los tipos de interés y al riesgo regional (SEK, HUF, PLN). La mejor evolución de la región fue el franco suizo, que ayer remontó más de un punto porcentual frente al euro. Sin embaro, tras el anuncio de la decisión del Banco Nacional Suizo de incrementar su tipo de interés 75 puntos básicos hasta el 0,50% hoy, por debajo de las expectativas del mercado que esperaban un SNB más agresivo a favor de 100 puntos básicos, el EURCHF ha puesto fin a su potencial bajista, con una subida de más de un punto porcentual.

Estaba claro que al presidente Powell le iba a costar aclarar la esperada reunión de la Reserva Federal de ayer. El aumento de la inflación subyacente en agosto, publicado el martes pasado, llevó a los mercados monetarios a descontar una entre cinco posibilidades de que la Reserva Federal no cumpla con su palabra y suba los tipos de interés en un punto porcentual completo, e incremente sus previsiones para la política de tipos en los próximos años (el famoso Dot plot). La Reserva Federal, ansiosa por que los mercados la vieran como suficientemente dura con la inflación, salió tan agresiva que los mercados al principio no estaban seguros de si deberían creerla. La decisión fue una subida de 75 puntos básicos hasta el 3-3,25 %, acompañada de una masiva revisión al alza del gráfico de puntos que ahora implica 125 puntos básicos más de ajustes en las próximas dos reuniones hasta un tipo del 4,25-4,5 %, con el punto de 2023 sugiriendo que el próximo año también tendrá lugar una nueva subida. La reacción inicial a los datos fue inequívocamente agresiva: el dólar repuntó, las rentabilidades subieron y las acciones se vinieron abajo. Sin embargo, en el transcurso de la conferencia de prensa, los mercados desvanecieron por completo la reacción inicial y luego, ya una hora después de la decisión, algunos precios comenzaron a adoptar la misma dirección que el movimiento inicial. Después de la apertura asiática, los operadores del este consideraron creíble la agresividad de la Fed, ampliando el repunte del dólar y llevando al DXY a un nuevo máximo en el ciclo.

Con una caída del 1,78 % solo en los últimos tres días, la libra sigue desplomándose esta mañana hasta niveles registrados por última vez en 1985 frente al dólar, mientras los mercados siguen digiriendo la agresiva reunión de ayer de la Reserva Federal. A pesar de los mínimos históricos, es posible que en las próximas 48 horas haya más potencial bajista para la libra, sobre todo si el presupuesto del viernes confirma los temores de los inversores por la cuenta corriente del Reino Unido y la creciente acumulación de deuda pública. Antes de eso, sin embargo, la atención de los operadores recaerá sobre el Banco de Inglaterra, que hoy anunciará su última decisión política después de que fuera postergada una semana debido al período de luto nacional. Con los datos de la última quincena confirmando en gran medida nuestra perspectiva de una subida de 50 puntos básicos, existe el riesgo de que el Banco de Inglaterra se decante por un alza mayor después de la reunión de la Reserva Federal celebrada anoche, marcada por la agresividad, como se ha mencionado. Con los efectos de las últimas medidas de apoyo energético a los hogares aún por cuantificar, sin embargo, no esperamos que el Banco de Inglaterra tome dicha decisión tan pronto y, en cambio, pensamos que apuntarán a una aceleración del ciclo de subidas en sus decisiones de noviembre y diciembre. Por el momento, es poco probable que una subida de 50 puntos básicos y una orientación prospectiva más agresiva cambien la tendencia de la libra, aunque podrían limitar las pérdidas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios