www.elmundofinanciero.com

EL FARO DE LOS MERCADOS

Fin de los rebotes ante una recesión posiblemente intensa

Mario Catalá, director de gestión discrecional de Portocolom AV
Ampliar
Mario Catalá, director de gestión discrecional de Portocolom AV

  • En cuanto al crudo, su precio superó la cifra de 100 dólares el barril durante el primer trimestre de 2022, apoyado principalmente por la invasión de Ucrania por Rusia.

miércoles 23 de noviembre de 2022, 13:37h

Parece que el rebote iniciado a mediados de octubre tanto en renta variable como en renta fija se ha agotado, con las miradas del mercado puestas en la Reserva Federal, en los brotes de Covid en China, en los datos de inflación de noviembre que se publicarán el mes que viene, y las últimas reuniones de los bancos centrales. Hoy se esperan las actas de la última reunión de política monetaria de la Fed en las que veremos si cambian de discurso de cara a 2023, o todavía se mantienen en la actual posición de enfriar la economía a toda costa para detener la inflación. Las noticias y los últimos datos de actividad que llegan del gigante asiático, con un Partido Comunista Chino intentando evitar la primera gran crisis de crecimiento en 50 años, apuntan a una ralentización generalizada de la economía china en octubre de 2022, pero los inversores tienen la esperanza de que uno de los catalizadores para los mercados en 2023 será la reapertura comercial de China, toda vez que las autoridades consideran que los riesgos son cada vez menores y no puede haber bloqueos para siempre.



Sin embargo, tan solo unos días después de que el gobierno central hiciera un llamamiento para que se tomaran medidas menos restrictivas y más específicas, nos encontramos con que el pasado lunes se registraron 27.307 casos nuevos de Covid en China, apenas unos casos por debajo del récord anterior de abril, y se produjeron también los primeros fallecimientos. Es probable que estas nuevas medidas de relajación se tomen en base a la presión que las nuevas infecciones ejerzan sobre el sistema de salud chino, pero no debería sorprendernos en el corto plazo, ahora que empiezan los meses más fríos del año, un aumento del número de infecciones.

En el continente europeo, el riesgo de recesión más intensa ha aumentado. Así lo advirtió, Christine Lagarde, la semana pasada, a pesar de que los datos de crecimiento de la economía fueron mejores de lo previsto. En su discurso recordó que la experiencia histórica sugiere que es poco probable que una recesión reduzca significativamente la inflación, al menos a corto plazo, por lo que "es vital" que el BCE muestre compromiso con su mandato para asegurar que las expectativas de inflación se mantengan ancladas y no se produzcan efectos de segunda vuelta. En octubre la inflación marcó un récord del 10,6%, y se espera se mantenga alta durante un período prolongado. También hizo hincapié en la importancia de la política fiscal. A pesar de las malas perspectivas, el Eurostoxx 50, principal índice europeo, desde el 1 de octubre ha recuperado casi un +20%, siendo la rentabilidad en el año de un -9,1%.

En cuanto al crudo, su precio superó la cifra de 100 dólares el barril durante el primer trimestre de 2022, apoyado principalmente por la invasión de Ucrania por Rusia. Sin embargo, en agosto comenzó una tendencia bajista que se ha incrementado considerablemente en este mes de noviembre. Son varios los factores que están influyendo en este cambio de tendencia: (i) preocupaciones de la demanda de combustible por parte de China debido a las restricciones de Covid que está paralizando su economía, (ii) un posible aumento de producción por parte de Arabia Saudí y sus aliados para compensar el petróleo ruso que está embargado y (iii) la fuerte revalorización del dólar en los últimos meses. Estas caídas podrían ayudar a aliviar las presiones inflacionistas que están viviendo las economías a nivel global.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios