www.elmundofinanciero.com

INFORME MONEX EUROPE

El Banco de Japón mantiene, por ahora, la política monetaria

El Banco de Japón mantiene, por ahora, la política monetaria
Ampliar

  • En la sesión de ayer, el volátil índice manufacturero Empire State estadounidense cayó de -11,2 a -32,9 en enero, su lectura más baja desde mayo de 2020

miércoles 18 de enero de 2023, 11:16h

La moneda única vivió ayer una caída de cerca de un punto porcentual para cotizar un 0,3% por debajo en la jornada tras la expansión de los rumores de una posible subida de 25 pbs en marzo, después de la ya esperada subida de medio punto en febrero, lo que se tradujo de manera inmediata en un recorte de unos 16 pbs de la tasa terminal implícita en el mercado. Estos rumores surgen en medio de la celebración del Foro Económico Mundial de Davos, donde los líderes económicos globales advierten sobre los riesgos de una desaceleración a nivel global prevista para 2023 en un contexto de debilitamiento de la actividad económica debido a la alta inflación y los altos tipos de interés que los bancos centrales han impulsado para combatirla. No obstante, destacados miembros del BCE como Philip Lane en su entrevista en el Financial Times en la madrugada antes del surgimiento de estos rumores, como el gobernador del Banco de Francia, Villeroy de Galhau, esta mañana, defienden la necesidad de que el BCE continúe con las subidas previstas por Lagarde en la reunión de diciembre. Tras esto, las comparecencias de Lagarde en Davos el jueves y el viernes respectivamente, serán clave para la gestión de las expectativas de los mercados de cara a las próximas actuaciones del BCE. Mientras tanto, hoy, la publicación de la inflación final de diciembre en la eurozona será el evento clave, pese a que no se esperan grandes sorpresas.

En la sesión de ayer, el volátil índice manufacturero Empire State estadounidense cayó de -11,2 a -32,9 en enero, su lectura más baja desde mayo de 2020. Aunque las encuestas regionales del sector manufacturero son pequeñas muestras, que suelen constar de unas 100 empresas, y por tanto son muy volátiles, el brusco descenso contribuyó a la preocupación subyacente en los mercados de que la economía estadounidense se dirigía hacia la recesión. La mayor parte de la atención de ayer en el mercado de divisas se centró en los diferenciales de tipos de interés, teniendo en cuenta los comentarios de los responsables políticos del BCE y la próxima reunión del Banco de Japón. El impacto de 6 puntos básicos que tuvieron los datos económicos en los tipos estadounidenses de primera línea hizo que el dólar cayera en todo el tablero de divisas del G10. El daño causado al billete verde se mantuvo en gran medida para la mayoría de los pares de divisas del G10, pero una información poco optimista del BCE por parte de Bloomberg hizo que el EURUSD cerrara a la baja durante la jornada. Con el euro manteniendo una gran participación dentro de la cesta del DXY, el índice amplio del dólar cerró finalmente la jornada sin cambios. Hoy, tras la decisión del Banco de Japón de mantener la política monetaria y, por tanto, la ausencia de posibles grandes salidas de capital de los principales mercados del G10, el sentimiento de riesgo es optimista en los mercados de divisas del G10. En cuanto a los datos económicos de hoy, las ventas al por menor y los datos del IPP de diciembre se seguirán de cerca a las 14:30 CET, a pesar de que ambos tienen poca influencia sobre la próxima decisión de la Reserva Federal, que se prevé que sea otra subida de 25 puntos básicos, mientras que la producción industrial y los datos manufactureros de diciembre también se examinarán de cerca teniendo en cuenta el índice manufacturero de ayer.

Tras los comentarios de varios miembros del Comité de Política Monetaria de las dos últimas semanas, que desplazaron la atención del IPC general a los datos del mercado laboral como indicador de la inflación subyacente en el Reino Unido, los mercados se despertaron esta mañana con la clara posibilidad de que la publicación del IPC de las 8:00 resultara algo decepcionante, y solo una gran sorpresa podría cambiar el panorama. En cambio, el IPC británico se situó en el 10,5 % interanual, exactamente en línea con las previsiones de los economistas, con una inflación intermensual del 0,4 %, una fracción por encima del 0,3 % previsto, y un IPC subyacente interanual del 6,3 %, frente al 6,4 % esperado. Los datos confirmaron la tendencia de ayer, en la que los mercados vieron cómo los datos del mercado laboral se situaban en el nivel esperado o ligeramente por encima, con un desempleo estable en el 3,7 % y un crecimiento salarial de 0,3 puntos porcentuales hasta el 6,4 %. Junto con los mensajes del Banco de Inglaterra, estos comunicados apuntan ahora con fuerza hacia una subida de 50 puntos básicos en la próxima reunión del Comité de Política Monetaria a principios de febrero, un cambio que hizo que la probabilidad de dicha subida del tipo de interés bancario aumentara ayer unos diez puntos porcentuales hasta superar el 80 % según los precios del mercado. Como los mercados se guiaron por los datos de ayer y prácticamente descontaron 50 puntos básicos durante la sesión, la libra esterlina subió alrededor de un 0,5 % frente al dólar a mediodía y terminó la jornada con una subida del 0,7 % tras recibir el impulso de un amplio descenso del billete verde. La libra también subió un 1 % frente al euro en el transcurso de la jornada tras los titulares pesimistas del BCE. Sin nuevos datos para los mercados en la publicación del IPC de esta mañana, más allá de confirmar lo que ya estaba previsto, la reacción de la libra esterlina ha sido hasta ahora.

El Banco de Japón votó 9-0 para mantener todas las medidas políticas sin cambios durante la noche, eso incluye mantener su margen de control de la curva de rendimiento en +/- 0,5 %. Aunque la decisión coincidió en gran medida con el consenso de los economistas, fue una sorpresa para los mercados, que se habían preparado para lo que habría sido un cambio sísmico en los precios de los activos japoneses si el Banco de Japón hubiera hecho algún pequeño ajuste. En general, la decisión del Banco de no ceder primero a pesar de que los mercados ponen a prueba continuamente su determinación en cuanto al control de la curva de rendimientos hizo que el USDJPY retrocediera hacia los niveles en los que se estabilizó tras la reunión de diciembre. Esto supone un repunte del 1,76 % en el par de la noche a la mañana con la apertura de los mercados europeos esta mañana. Aunque seguimos favoreciendo las caídas en el USDJPY a medio plazo, una ruptura a la baja en el par basada principalmente en la política del Banco de Japón es poco probable hasta que se anuncie el sucesor del gobernador Kuroda. Con el nuevo gobernador, y con la información preliminar de las últimas negociaciones salariales de primavera, esperamos que el Banco de Japón revise al alza sus previsiones de inflación subyacente sin contar la energía, del 1,8 % en 2023 y del 1,6 % en 2024. Esto debería dar cobertura al Banco para empezar a ajustar la orientación de la política monetaria, empezando por su intervención en los mercados de deuda pública japonesa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios