www.elmundofinanciero.com

INFORME MONEX EUROPE

Los PMI podrían limitar el optimismo del mercado

Los PMI podrían limitar el optimismo del mercado
Ampliar

  • La evolución de los precios en los mercados de divisas del G10 fue relativamente positiva ayer

martes 24 de enero de 2023, 11:22h

La moneda única presentó ayer una racha alcista durante la mañana que se acabaría corrigiendo parcialmente a la baja, cerrando la jornada un 0.16% por encima del nivel de apertura. Si bien los últimos días de cotización del euro han estado sujetos a los comentarios de varios miembros del Banco Central Europeo sobre los próximos pasos a seguir, hoy tras la última comparecencia de Lagarde antes del periodo de calma previo a la reunión, la atención vuelve a estar puesta en los fundamentales económicos. La reciente revisión al alza de las condiciones de crecimiento de la eurozona junto a la ralentización de la inflación por unos menores precios del gas está constituyendo algunos de los principales factores al alza en la moneda única de los últimos meses, que se espera que quede de nuevo constatado por una lectura moderadamente optimista de los PMIs de hoy. Las lecturas preliminares de enero han dejado, no obstante, alguna sorpresa. Mientras los índices compuestos y de servicios de Francia han registrado un dato por debajo de lo esperado, sería el índice manufacturero el que sorprendiese al alza con una lectura de 50.8, superando el umbral de 50 por primera vez desde agosto. El caso de Alemania parece el contrario. Mientras que se ha registrado un dato manufacturero a la baja y uno compuesto alineado con las expectativas, sería el índice de servicios alemán el encargado de romper el umbral de 50, con una lectura preliminar más positiva de lo esperado, de 50.4. Finalmente, los índices de la eurozona han sido los más positivos en conjunto. Las tres lecturas han resultado por encima de lo esperado, dos de ellas, la compuesta y la de servicios, con índices del 50.2 y 50.8 respectivamente. No obstante, parece que esto no será suficiente para vislumbrar un repunte notable del euro hoy. Más allá de esto, el Banco Nacional de Hungría anunciará hoy su decisión de tipos, donde los mercados esperan que el banco mantenga los tipos en el 13%, coherente con la actual inflación del 24,5%. En este contexto, la atención de los mercados se centrará en si el BNH ha visto una moderación suficiente en la inflación como para justificar una moderación de su intervención menos convencional en el tramo corto de la curva de tipos.

La evolución de los precios en los mercados de divisas del G10 fue relativamente positiva ayer. El único par de divisas de interés fue el AUDUSD, que atrajo un notable interés de compra en el fixing de las 16:00 horas de Londres, junto con una subida temporal de la renta variable mundial y un repunte de los precios del cobre. Con China cerrada durante la semana, no esperábamos un repunte temprano del dólar australiano, dado que el calendario de datos nacionales no se pone en marcha hasta los datos de inflación del miércoles a las 01:30 CET. Sin embargo, el repunte del Aussie de ayer puede considerarse en gran medida una extensión del lento retorno del par de divisas a los niveles en los que cotizaba antes de que los malos datos de actividad de EE.UU. del miércoles pasado provocaran un nuevo brote de aversión al riesgo en los mercados. Esta mañana, los operadores londinenses volvieron a ver movimientos limitados durante la noche, aunque a diferencia de ayer por la mañana, el tema subyacente en los mercados hoy parece ser un dólar ligeramente más débil. El yen japonés lidera las ganancias de la noche frente al billete verde tras la publicación de un índice PMI de servicios mucho más positivo para el mes de enero. Sin embargo, la magnitud de la reacción del yen japonés debe tomarse con cautela, ya que el yen lideró las pérdidas frente al dólar en la sesión de ayer. Para el resto de la jornada de hoy, los indicadores de actividad flash seguirán en el punto de mira, ya que los mercados recibirán información actualizada sobre la salud de la eurozona y Estados Unidos. Los mercados prestarán especial atención a los datos estadounidenses, después de que la semana pasada una mezcla de datos duros y blandos para diciembre reavivara los temores de recesión y una oferta de refugio para el dólar.

La ola de frío que está azotando actualmente a Reino Unido parece haberse trasladado a los mercados de divisas, donde la libra cerró a la baja el primer día de la semana, un 0.8% con respecto al dólar estadounidense y un 0.45% con respecto al euro, antes de recuperar parte de esas pérdidas al cierre. Esta trayectoria parece en gran parte explicada por la aparición de problemas específicos del mercado energético del país que, si bien se ha beneficiado, como el resto de Europa, de un invierno más templado, la noticia de que la red eléctrica nacional había pedido a los consumidores de varios proveedores de energía que redujeran el consumo de electricidad en las horas punta, provocaron un aumento del precio de los futuros del gas británico en toda la curva, sobre todo en el tramo corto. Pese a que el resultado sobre la libra esterlina no fue tan negativo como cabría esperar en un principio, la insinuación de que puede ser necesario la adopción de medidas de ahorro energético ha suscitado la preocupación de los mercados de cara a la publicación de los PMIs de hoy que, si bien se esperaba una ligera mejora con respecto al dato anterior, los débiles datos de ventas al por menor de finales de la semana pasada y la aparente restricción del consumo, podrían empezar a influir aún más en las lecturas de la actividad económica, lastrando aún más la libra esterlina.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios