www.elmundofinanciero.com

CONSECUENCIAS, PREVISIONES Y CONSEJOS

El euríbor cierra en enero con su tercera caída consecutina, hasta el 3,611%

El euríbor cierra en enero con su tercera caída consecutina, hasta el 3,611%
Ampliar

  • El euríbor registra su tercera caída mensual consecutiva hasta situarse en el 3,611% (-1,85% respecto a diciembre), aunque se trata de un descenso mucho más discreto que el registrado en los dos meses anteriores

martes 30 de enero de 2024, 16:50h
A falta de una jornada para el cierre del mes, el euríbor termina enero en el entorno del 3,611% y experimenta su tercera bajada consecutiva (-1,85% respecto al mes anterior), aunque se trata de un descenso mucho más leve que el registrado en
noviembre y diciembre. Con relación a enero de 2023, eso sí, el indicador registra una subida del 8,21% por lo que, quienes revisen anualmente su hipoteca variable y lo hagan en febrero, pagarán 21,62 euros más al mes (259,44 euros más al año) para una hipoteca media en España, lo que supone una subida en su cuota del 2,61%2, según cálculos de Kelisto.es, la web del ahorro. La buena noticia llegará, eso sí, para quienes revisen su hipoteca semestralmente. En ese caso, la cuota se reducirá en 27,53 euros al mes (330,36 euros al año) para un préstamo medio, lo que supone una rebaja del 3,23%

¿CÓMO EVOLUCIONARÁ EL EURÍBOR EN LOS PRÓXIMOS MESES?

“Pese a que la inflación empieza a estar relativamente controlada en la zona euro (2,9% en diciembre de 2023), la incertidumbre sigue siendo elevada debido a las tensiones geopolíticas, la evolución de los salarios y la marcha de la economía en el Viejo Continente. Con este panorama, el mensaje oficial del Banco Central Europeo (BCE) retrasa la bajada de tipos hasta comienzos del verano, lo que nos lleva a estimar que el euríbor se mantendría en el entorno del 3,5% durante la primera mitad del año. A partir de ahí, sería más probable ver una bajada progresiva del indicador hasta rondar el 3% a finales de 2024”, explica la portavoz de Kelisto.es, Estefanía González.

En este contexto, ¿cuándo podrían notar un alivio quienes tengan una hipoteca variable? “Si nada cambia, las primeras bajadas en las hipotecas que se revisen anualmente llegarían a partir de marzo-abril. Ahora bien, el descenso no vendrá motivado por una caída notable del euríbor en el corto plazo, sino porque el indicador se empezaría a comparar con las cifras de la primavera de 2023, cuando comenzó una senda alcista muy pronunciada”, destaca González.

La previsión sobre el euríbor para 2024 que realizan otras entidades y organismos sitúan al euríbor en una horquilla que va del 3% al 3,27% de cara a finales de 2024: Funcas y Bankinter son los que prevén cifras más elevadas para final de año (3,27% y 3,25%, respectivamente), mientras que Caixabank sitúa al euríbor en el 3,06% y Asufin, en el 3% Con el inicio del nuevo año se empieza a constatar un cambio de tendencia en la oferta hipotecaria que se podría consolidar en los próximos meses. “En la comparativa interanual, todavía vemos que las hipotecas variables siguen más baratas que el pasado ejercicio (-14,5%), mientras que las fijas siguen más caras (+13,8%). Sin embargo, mes a mes, constatamos que
esa bajada de precios se generaliza, llegando ya a las hipotecas fijas. De hecho, si hasta el pasado mes de diciembre solo una hipoteca fija a 25 años ofrecía un interés por debajo del 3% (la de Banco Santander), en las últimas semanas dos entidades han seguido su estela (Banco Sabadell y EVO Banco), lo que podría situarnos a las puertas de una guerra hipotecaria de cara a los próximos meses”, detalla González.

¿CÓMO AFECTA EL EURÍBOR EN ENERO A QUIENES YA TIENEN UNA HIPOTECA?

El dato del euríbor de enero de 2024 solo impactará en quienes tengan una hipoteca variable que se revise en el mes de febrero. Para una hipoteca media en España (con revisión anual), el avance del índice de referencia supondrá un aumento de la cuota de 21,62 euros al mes (259,44 euros más al año), lo que supone un encarecimiento del 2,61%.Estos datos cambiarían en función del año de firma de la hipoteca, de la cantidad y del plazo de amortización acordado entre cliente y banco. De esta forma, para una hipoteca inferior (de 100.000 euros) que se revisara en enero la subida sería de 32,99 euros al mes (395,88 euros más al año), mientras que para una hipoteca de 200.000 euros subiría hasta los 65,98 euros más al mes (791,76 euros más al año) y para una de 300.000 euros, hasta los 98,97 euros más al mes (1.187,64 euros más al año)

El alivio ya llega a quienes revisen su hipoteca semestralmente

Quienes sí se han beneficiado ya de las últimas bajadas del euríbor son los hipotecados que revisan su préstamo semestralmente. Al igual que pasó en enero (con la bajada del euríbor de diciembre), quienes tengan una hipoteca media que se revise en febrero experimentarán una rebaja en la cuota de 27,53 euros al mes (330,36 euros menos al año), lo que supone una bajada del 3,23%.

CONSEJOS PARA QUIENES QUIERAN CONTRATAR UNA HIPOTECA

En un contexto como el actual, el consumidor tiene que sacar toda la artillería pesada si quiere conseguir la hipoteca que mejor se adapta a su perfil, al mejor precio. Para ello hay que seguir varios pasos:

1. Analizar qué hipoteca me conviene más: en función del nivel de riesgo que estemos dispuestos a asumir o de lo que estemos dispuestos a pagar por una seguridad total, de nuestras expectativas sobre la evolución del euríbor y de la posibilidad que tengamos de amortizar hipoteca anticipadamente, nos convendrá más una hipoteca variable, fija o mixta. Elegir la modalidad más adecuada, en este contexto, es clave.

2. Comparar precios y ayudarse de profesionales para negociar: en este sentido, servirse de un bróker hipotecario como el de Kelisto.es se ha convertido en una solución más que conveniente: el cliente no paga nada por el servicio* (el coste lo
asumen los bancos), y el hecho de negociar volumen y con muchas entidades a la vez, nos permite conseguir mejores precios que las ofertas estándar a las que accede cualquier usuario. Por ejemplo, para una hipoteca media en España, en el último año hemos conseguido un ahorro de hasta 27.300 euros3, con respecto a la oferta estándar de los bancos.

3. Tener más cuidado que nunca con la letra pequeña: aunque nunca se deben pasar por alto, cuestiones como buscar hipotecas sin comisiones o analizar si nos compensa la vinculación exigida para acceder a la mejor oferta son esenciales para reducir al máximo el coste del préstamo que queramos pedir.

CONSEJOS PARA QUIENES TENGAN UNA HIPOTECA VARIABLE

1. Cambiarte a una hipoteca fija

Aunque las hipotecas fijas se han encarecido casi un 14% en el último año, según datos de Kelisto, cada vez son más las ofertas que se sitúan por debajo del 3% TIN a un plazo de 25 años, que es el que se adapta al período medio al que se piden los préstamos hipotecarios en España. Además, el coste de cambiar el tipo de una hipoteca de variable a fijo -mediante subrogación o novación- se ha reducido notablemente en aquellos bancos que han decidido acogerse al plan de ayudas a los hipotecados aprobado por el Gobierno y prorrogado durante este 2024. En esos casos, las entidades no podrán cobrar comisión por subrogación/novación y, a partir de 2025, este cargo quedará limitado al 0,05%.

2. Cambiarte a una hipoteca mixta, si crees que tendrás opciones de amortizar deuda anticipadamente

Las hipotecas mixtas permiten acceder a un interés fijo más ventajoso que el de las ofertas 100% fijas (hay mixtas desde el 2,40%)6, aunque este solo se aplicaría durante algunos años: cuantos más sean, más alto será el tipo fijo que aplique el banco. Transcurrida esta primera etapa, de nuevo, la hipoteca volvería a ser variable y, por tanto, el usuario volvería a estar expuesto a los vaivenes del euríbor. Este tipo de ofertas solo serían recomendables para quienes crean que pueden ahorrar durante los primeros años de vida de la hipoteca, ya que, una vez llegado el tramo variable, podrían amortizar deuda anticipadamente para así reducir los años que estarían expuestos al euríbor.

3. Amortizar anticipadamente parte de la deuda para reducir cuotaEn caso de que la evolución del euríbor ponga en apuros la economía familiar, si los afectados disponen de ahorros, podrían optar por amortizar anticipadamente parte de su hipoteca para así reducir la cuota que pagan cada mes. En caso de hacerlo hay que tener en cuenta que:

● La cantidad que se amortice se descuenta del capital pendiente por pagar.

● Aunque hay bancos que no cobran comisiones por amortización anticipada, los que sí lo hacen están sujetos a limitaciones establecidas por ley: en las hipotecas variables; un 0,25% durante los tres primeros años, y nada a partir del cuarto (o un 0,15% durante cinco años y nada a partir del sexto), y en las hipotecas fijas, un 2% durante los 10 primeros años y un 1,5% a partir del undécimo. Ahora bien, de forma extraordinaria, los bancos que hayan decidido acogerse al plan de ayudas a los hipotecados aprobado por el Gobierno no podrán cobrar nada por este concepto durante 2024 a quienes tengan una hipoteca variable (al igual que ocurrió en 2023).. Acogerte a alguna de las ayudas aprobadas por el Gobierno.

La gran mayoría de las nuevas ayudas a los hipotecados aprobadas por el Gobierno que entraron en vigor en 2023 (y que han sido ampliadas y prorrogadas para 2024) solo están disponibles para quienes cumplan con ciertos criterios relacionados con los ingresos y tengan su hipoteca con un banco que haya decidido adherirse a las mismas, ya que su aplicación no es obligatoria. Estas ayudas incluyen medidas como alargar el plazo de las hipotecas hasta siete años para reducir la cuota, pedir un período de carencia de hasta cinco años en el que solo se paguen intereses o, incluso, solicitar que se congele el pago de la cuota de la hipoteca durante 12 meses. Sin embargo, no salen gratis: según los cálculos de Kelisto.es, los gastos derivados de estas operaciones aumentarían el coste final de la hipoteca en hasta un 72%, según la opción elegida.

5. Alargar el plazo de una hipoteca o negociar una carencia

Si el impacto del euríbor dificulta cuadrar las cuentas de un hogar, pero los afectados no pueden acogerse a las ayudas aprobadas por el Gobierno, siempre se puede solicitar una ampliación del plazo de una hipoteca -mediante una novación- o negociar una carencia. Ahora bien, ambos trámites tienen costes y, a la larga, encarecen la cantidad que se terminará pagando en concepto de intereses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+
0 comentarios