www.elmundofinanciero.com

EN EL DÍA DEL DOCENTE

Los docentes celebran su día mundial ante nuevos retos de una sociedad cambiante

  • La tecnología y sus diferentes aplicaciones como WhatsApp, fotos, redes sociales, chats… son el principal retos

miércoles 05 de octubre de 2016, 18:22h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Los docentes celebran su día mundial ante nuevos retos de una sociedad cambiante

En el día del docente, desde Coaching Club, centro especializado en terapias grupales para profesores se ha querido abordar los principales retos y la radiografía del docente de la actualidad. La escuela es el lugar de lo simbólico, de la palabra, el espacio de plasmación de ese otro aspecto humano consistente en la capacidad de intercambiar símbolos y de trabajar con abstracciones. La escuela se fundamenta en la transmisión y el aprendizaje de símbolos y palabras.

En este pequeño mundo organizado para la simbología, aparecen situaciones que se inscriben dentro de una cosmovisión violenta derivada de una población muy cargada de hostilidad e incomunicación, manifestándose en forma de bullying, violencia física, agresividad; un mundo en el que el diálogo pierde valor en favor de otro tipo de interacción, obviamente menos deseable.

Verónica Rodríguez Orellana, terapeuta y Directora de Coaching Club explica, “La escuela de hoy no es tan punitiva como la de antes, apenas se amonesta si el alumno contesta con cajas destempladas o arroja una tiza a la pizarra. Las transgresiones más graves que se pudieran imaginar antaño quedarían hoy impunes. Los docentes actuales afrontan actos tales como que un alumno agreda física o verbalmente a un profesor, peleas con armas blancas; se enfrenta a unos alumnos muchas veces pasivos que pueden omitir las instrucciones del profesor, que, mientras el docente explica, ellos conversan plácidamente o están mirando el móvil”.

Al educador se le prepara para el utópico escenario en el que la escuela resulta un espacio ideal para el desarrollo pedagógico y donde los alumnos asisten deseosos de aprender. Este tipo de formación, a pesar de todo lo expuesto, no ha sido modificado, el profesor no ha sido preparado para la gestión emocional de un grupo conflictivo, no está entrenado para este tipo de, cada vez más cotidianas, escenas violentas, tampoco se le provee de las herramientas adecuadas para combatirlas y, así las cosas, sucede que hay que ser poco menos que un héroe de leyenda para ejercer la vocación de maestro en los momentos que corren.

Por otro lado surgen otro tipo de retos a los que los docentes se enfrentan cada día:

“La tecnología es el principal reto: uso de Smartphone en las aulas, acceso a información sin control, toma de fotografías fuera de lugar, chats entre alumnos y entre padres, redes sociales en los que se ve peligrar la integridad de los más pequeños”, explica Rodríguez Orellana.

Radiografía del docente actual

Desde Coaching Club su Directora explica, “En los grupos que Coaching Club organiza para docentes, se trabaja con los profesores de distintas formas, a través de la fusión de diversas metodologías altamente contrastadas, dotamos a los educadores de diversas herramientas de gestión emocional que les acompañará primero; en amplificar su propia capacidad de atravesar las nuevas circunstancias que se viven hoy en el colegio y luego en la gestión de los grupos dentro de las aulas”.

Un docente puede reaccionar de muchas maneras frente a un acto violento: quedar paralizado, responder también violentamente, controlarse y reprimirse porque conoce las sanciones que comporta el actuar de otro modo. Pero el mal, en todo caso, queda hecho porque le invade la sensación de impotencia, de tristeza, de total desamparo, de infravaloración, de frustración en suma.

Tampoco queda exento del peligro de cierta paranoia porque tema una agresión, dentro o fuera de la clase, condicionando la misma todo su trabajo y toda su imparcialidad a la hora de evaluar a esos alumnos más agresivos.

Lo que es seguro que al maestro le va a ocurrir es que va a pasar por una situación de contracción crónica que todos conocemos como estrés, manifestándose en distintos síntomas somáticos, por ejemplo afectando a algún órgano en concreto, normalmente la garganta, que obviamente es una de sus principales herramientas de trabajo.

El análisis de Coaching Club concluye que, “Resulta imprescindible que los educadores trabajen decididamente el aspecto emocional de su quehacer cotidiano para que su profesión no se convierta en una actividad de alto riesgo físico y, sobre todo, psicológico”. Ni que decir tiene que también es necesario trabajar con las familias acerca del modelo de educación y de cultura emocional que sería deseable, si bien este tema es tan amplio que no podemos sino posponerlo para un nuevo artículo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.