www.elmundofinanciero.com

APRENDER A MEJORARNOS

Cuatro claves para pasar de autoempleado a empresario
Ampliar

Cuatro claves para pasar de autoempleado a empresario

· Por Edith Gómez, editora de www.gananci.com

viernes 05 de enero de 2018, 09:57h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame
Existe bibliografía que nos educa acerca de las 4 maneras básicas de ganar dinero: una es siendo empleado (recibiendo un salario periódico por el trabajo que hacemos para alguien siendo supervisados directamente). La segunda es siendo autoempleado (en la actualidad se les llama freelancers, también se les conoce como aquellos que trabajan por su cuenta, como corredores de seguros, contadores, abogados, electricistas, plomeros entre otros). La tercera son los empresarios (o emprendedores que trabajan fuertemente dentro de su propia organización) y por último, los inversionistas (que ya tienen tanto dinero que pueden financiar el proyecto de otros y obtener ganancias por ello). Antes la mayoría de las personas se encontraban en las primeras dos categorías, sobre todo en la primera. Mientras que la tercera y la cuarta estaba reservada para unos muy pocos. En la actualidad ya no es así. También hay mucha gente en la tercera categoría, siendo la mayoría de ellos autoempleados que se atrevieron a tomar un riesgo. Si tú también quieres estar en la categoría de los empresarios, lo primero que debes hacer es creerte capaz de lograrlo, aprende cómo ganar confianza en ti mismo en Gananci.

No importa si eres empleado de una organización o trabajas en ejercicio libre de la profesión, tú puedes convertirte en empresario si te lo propones y además tomas en cuenta las siguientes recomendaciones:

-Encuentra tu talento: para pasar a ser un empresario, no tienes que saber específicamente cuál va a ser tu negocio, primero debes empezar a comportarte como tal, prestando atención a las oportunidades que se te presentan ya que una de esas podría ser la que te cambie la vida.

Debe ser algo que te guste, que te inspire, para lo que seas bueno y ya tengas conocimientos previos. De esta manera tendrás tiempo para aprender sobre otros elementos que vienen con el negocio, en vez de tener que ocupar tu energía en lo básico. Evalúate, busca dentro de ti aquello que te gusta, ya sea el arte, la cocina, los automóviles, la decoración, las fiestas, el cabello, la ropa, en fin, las posibilidades son infinitas.

-Usa tu creatividad: ahora que ya sabes cuál es el talento que te gustaría explotar, busca la manera en la cual podrías monetizarlo. Es importante que esta idea no te incluya solo a ti. Recuerda que una de las cualidades más atractivas de la categoría de empresarios es que no dependen solo de sus fuerzas para ganar dinero.

-Pierde el miedo a arriesgarte: ser empresario significa adquirir nuevas responsabilidades. A algunas personas esto puede infundirles un poco de temor porque se trata de algo nuevo, pero que sea nuevo no significa que sea malo. Además, los riesgos traen consigo recompensas que no obtendrías de otro modo.

Por supuesto, me refiero al riesgo de salir de tu zona de confort y explorar otras cosas que existen más allá de lo que conoces. Con respecto a los riesgos empresariales y financieros, lo mejor es asesorarse e investigar bien para no perder dinero debido a la ingenuidad y a la falta de experiencia. Tomar riesgos no es antónimo de decidir inteligentemente.

-Aprende a trabajar en equipo: una de las cosas más importantes que saben los empresarios es el valor de un buen equipo. Un equipo homogéneo en sus objetivos (pero heterogéneo en talentos, capacidades y funciones) puede hacer mucho más que un individuo. En este caso tú como empresario deberás ser el líder de ese equipo y es tu responsabilidad hacer que marche bien.

Para que eso ocurra debes conocer las habilidades de cada miembro, sus debilidades, preocuparse por sus necesidades y satisfacerlas, saber que debes brindarles estabilidad y un salario que va más allá del dinero, así como también delegar tareas para que tú no te sobrecargues de trabajo y que ellos sean útiles. Un empresario no trabaja solo.

Todo eso lo debes saber para poder cambiar de categoría y ser un empresario. De hecho, las puedes ir aprendiendo antes de hacer el cambio para que estés más preparado para ese momento y tus probabilidades de tener éxito sean mayores.

Una vez ya hayas tomado la decisión y tengas una idea clara en mente, el siguiente paso según Gananci es armar un buen plan de negocios. Este paso es un muy importante para lograr que a tu empresa la vaya bien o caiga en la fatídica estadística de los miles de emprendimientos que fracasan durante su primer año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL MUNDO FINANCIERO

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.