www.elmundofinanciero.com

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Las casas de empeño, ventajas y desventajas de esta solución rápida a problemas económicos

Las casas de empeño, ventajas y desventajas de esta solución rápida a problemas económicos

· Estos negocios se postulan como una buena forma de conseguir dinero rápido y sin problemas pero, ¿a qué precio?

martes 06 de marzo de 2018, 10:32h
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame

Un gasto de última hora, una avería imprevista o un viaje urgente. Hay muchas razones por las que sea necesario hacer una inversión abultada y en el menor tiempo posible, como también hay muchas formas de conseguir ese dinero que no se tiene para poder hacer el pago pronto. Además de los conocidos créditos, la figura de la casa de empeños lleva años siendo una de las más notorias para solucionar este tipo de situaciones. Su funcionamiento es simple: el cliente llega, deja varios productos que se tasan y por los que la casa ofrece un montante total de dinero en forma de préstamo. Luego, si quiere recuperarlos, tendrá que cumplir con las normas establecidas a la hora de recibir el dinero.


Suena bastante bien, sobre todo para casos de gran necesidad; pero es importante señalar que no todo son bondades cuando nos referimos a este tipo de negocios. Es más que interesante y conveniente valorar todos sus pros y contras para ver hasta qué punto es útil recurrir a estas casas.

Y eso, precisamente, es lo que vamos a hacer ahora.

Ventajas de empeñar

Dinero rápido

La gran ventaja de acudir a una casa de empeño suele ser el principal motivo por el que se acude a ella: dinero rápido. Cualquiera que vaya a empeñar uno o varios bienes sabe que, a cambio, recibirá una cuantía de dinero casi al momento. No hay que realizar esperas de ningún tipo ni quedar pendiente de aprobaciones.

Los encargados de la casa se encargan de tasar aquello que llevas y, a cambio, te ofrecen una cantidad de dinero determinada. Así, se dispone de una liquidez rápida y perfecta para cualquier contratiempo económico inesperado.

Pocas exigencias

Las exigencias que la casa de empeños pone a los consumidores que acuden a ellos son muy escasas. De hecho, apenas hay requisitos importantes. Solo hay que asegurar que se es propietario del bien en cuestión, y demostrarlo, además de superar un mínimo de edad. El resto es un proceso que transcurre casi solo.

Evidentemente, el estado del bien y su valor original influyen en cuánto dinero estarán dispuesto a darte por el empeño. No es un requisito, pero sí una variable a tener en cuenta antes de pasar por la tasación.

Cuidado del producto

Esto es una total garantía que recae sobre los hombros de la casa de empeños. Aquellos bienes que dejas a cambio de dinero van a estar protegidos y bien cuidados en sus instalaciones. De hecho, es el deber de estos expertos asegurarse de que así sea, para que no pierdan nada de valor y, por supuesto, no fallen en su compromiso con el cliente.

Todo esto tiene una doble finalidad. Por un lado, asegurar al solicitante del préstamo que, en caso de acudir a su garantía, vuelva a recuperar los bienes empeñados tras pagar el importe prestado. Por otro, asegurar que, en caso de no cumplirse la garantía de devolución, que el producto a vender a los interesados esté en perfecto estado.

Desventajas de empeñar

Plazos de préstamos cortos

Este es uno de los principales inconvenientes de acudir a una casa de empeño. Por lo general, los plazos que ofrecen para devolver el importe del préstamo, más las comisiones y los intereses añadidos, es bastante reducido.

A consecuencia de esto, aunque se solventa el problema económico urgente, surge otro relacionado con la devolución de este dinero recibido. Salvo que se trate de una situación en la que, por un día o dos, no se tenga el dinero que hace falta para solventar un pago, el remedio puede acabar siendo peor que la enfermedad.

Intereses elevados

El otro gran problema de acudir a una casa de empeño es el total de sus intereses y de las comisiones que añaden por los trámites y gestiones realizadas. Los porcentajes son bastante elevados y, al final, el consumidor puede toparse con una barrera económica mucho mayor que aquella que le hizo acceder a esta vía.

Es el precio a pagar por tener una buena cantidad de dinero rápido, aunque esto, sumado a los cortos plazos de devolución que se otorgan, puede suponer un más que considerable bache que resulte bastante difícil de sortear. Por eso, es conveniente meditar bien antes de actuar y acudir a sus servicios.

Precios bajos

Los márgenes de beneficio de las casas de empeño con la venta de los bienes recibidos y dejados por los solicitantes de préstamos suelen estar muy ajustados, con cifras bastante bajas. Por eso, los precios que ofrecen a aquellos que llevan sus productos son muy reducidos.

Es obligatorio llevar cosas con un gran valor o una buena cantidad de bienes para poder aspirar a recibir un préstamo considerable. Teniendo siempre en cuenta el riesgo que conlleva no ser capaz de asumir todos los gastos y el plazo de devolución que la casa de empeños establezca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

+

0 comentarios